¿Por qué invertir en agua? Comparamos los fondos temáticos de Pictet, BNP Paribas AM y Fidelity

  • 17-04-2019

  • 5 minutos

La crisis financiera de 2008 provocó una década de subinversión en infraestructura de agua en los países desarrollados. La necesidad de inversión se ha ido acumulando desde entonces, y hoy en día, tanto la capacidad como el deseo de invertir han regresado, tal y como apunta en un reciente estudio Alina Donets, Portfolio Manager, Research Analyst de Allianz Gobal Investors.

Durante los años de auge antes de la crisis, especialmente en los EEUU, la infraestructura de agua se construyó masivamente por la anticipación de una mayor entrada de nuevas viviendas. Además, después de la crisis financiera, los gastos municipales fueron eliminados debido a las medidas de austeridad y los bajos ingresos fiscales, y el enfoque político se centró en otras prioridades, ignorando las implicaciones a largo plazo de la subinversión.

Por lo tanto, no es sorprendente que las inversiones tanto municipales como privadas estén en aumento, a medida que surgen varias fuentes alternativas de financiamiento. Entre los proyectos de financiación pública, Australia amplió su Fondo Nacional de Desarrollo de Infraestructura de Agua en AUS 500 millones en 2018. El presidente de Estados Unidos, Trump, también duplicó el tamaño del Fondo de Innovación y Financiamiento de Infraestructura de Agua y alivió varias restricciones para obtener fondos. El capital privado también se está convirtiendo en una importante fuente de financiación, y la privatización de los activos de infraestructura de agua, principalmente en los EEUU, permite al sector privado participar en la construcción.

Gasto en infraestructura pública de Estados Unidos

El gasto en infraestructura pública de Estados Unidos ha estado cayendo durante años. Sin embargo, esto solo ha retrasado la inversión necesaria, y creemos que la reciente recuperación en el gasto es probable que continúe creciendo, dadas las presiones (consulte el gráfico).

Fuente: Allianz Global Investors.

Los beneficiarios directos de esta afluencia son las empresas de servicios públicos y de tecnología del agua que suministran a los servicios los equipos y soluciones necesarios. A pesar del repunte, sin embargo, todavía nos enfrentamos a un largo camino de mayor demanda de mejora y renovación de las redes de agua. La necesidad de mejorar el estado de los recursos hídricos y de reducir las consecuencias ambientales, sociales y económicas, seguirá presente durante los próximos años.

Mitigar el coste

Una mayor inversión de capital da como resultado un aumento de los costes de los servicios de agua para los consumidores finales. Casi cada dólar que se gasta en mejorar los activos de agua tendrá que ser financiado por facturas más altas.

Por lo tanto, las presiones sociales contra la inflación de las tarifas del agua están aumentando. Las empresas de agua del Reino Unido han sido privatizadas desde 1989, pero en 2017 el gobierno planteó una discusión sobre la renacionalización. La ineficiente administración de capital financiada por la expansión de las facturas de los clientes se reivindica como la razón principal.

Esto significa que las empresas de servicios de agua necesitan mejorar la eficiencia de sus operaciones. Estas medidas también mejorarán la eficiencia de la inversión de capital, la calidad del servicio brindado a los clientes y el problema de la escasez de mano de obra en la industria del agua.

En consecuencia, existe un mercado completamente nuevo, llamado “Agua inteligente”, que apunta a satisfacer estas necesidades de los servicios públicos. Cubre una amplia gama de soluciones: desde equipos de medidores inteligentes, a través de sensores y controles de administración remota, hasta sistemas de software especializados para monitorizar, administración y planificación de redes.

Agua: problema global

Los mercados emergentes también continúan construyendo su infraestructura de agua. Su principal objetivo fue el diseño de tuberías para la distribución de agua limpia y la descarga de aguas residuales. Aún a día de hoy, Asia está aumentando su cobertura de servicios pero, en comparación con el mundo desarrollado, es irregular. Más del 90% de la población de Asia está ahora conectada a redes de agua. Sin embargo, las estadísticas regionales subyacentes varían significativamente, con cobertura hasta el 30-60% de la población rural en algunos países.

A medida que se completan las conexiones, surgen más problemas. Las estaciones de tratamiento a menudo no están diseñadas para lidiar con el mayor volumen y luchan para cumplir con los requisitos de calidad del agua. En consecuencia, el enfoque de las inversiones de los servicios públicos en la actualidad es el uso de tecnología mejorada para el tratamiento eficaz y confiable de agua y aguas residuales.

Conclusión

La infraestructura del agua ha sido descuidada por varias razones, pero esto no puede continuar así. Al reconocer la falta de incentivos para estas inversiones, los reguladores de todo el mundo están acelerando la implementación de marcos de apoyo para atraer capital. Las implicaciones económicas, ambientales y sociales de la falta de inversión están impulsando aún más el agua como un tema en la agenda global.

Estos factores de apoyo crean un entorno atractivo para los inversionistas que pueden beneficiarse del alcance y la naturaleza del gasto.

Las empresas de servicios públicos deben acelerar y aumentar su gasto de capital: el desarrollo de nuevas tecnologías puede ayudar a abordar las necesidades inmediatas y también mejorar la eficiencia general de los servicios de agua en beneficio de los consumidores. La estrategia de Allianz Global Water invierte para capturar los beneficios de un ciclo de inversión renovado, centrándose en las compañías a lo largo de toda la cadena de inversión y en las dimensiones centrales de la escasez de agua y los problemas de calidad.

Invertir en agua, ¿oportunidad de inversión?

Con este telón de fondo, hemos seleccionado tres fondos temáticos relacionados con la industria del agua para compara e identificar en este artículo: Pictet-Water (EUR) y Parvest Aqua Classic y el recientemente lanzado, Fidelity Funds-Sustainable Water and Waste Fund.

Pictet Water

Pictet Water se centra en servicios relacionados con agua, no la materia prima. Se trata de empresas que facilitan que el agua esté disponible con la calidad, cantidad y momento demandados, con impacto positivo en la sociedad y medioambiente. Puesto en marcha en 2000, sólo invierte en empresas con más de 20% de ventas relacionadas con el tema -actualmente 75%- e incluye servicios públicos como Veolia Environnement, con miles de contratos directos con municipios, así como segmentos industriales. Es el caso de la Norteamérica Xylen, proveedor de tecnología, transporte, tratamiento y uso eficiente de agua.

Parvest Aqua

El fondo trata de incrementar el valor de sus activos a medio plazo mediante una exposición directa o indirecta a acciones emitidas por empresas que operen en el sector del agua y/o sectores relacionados, seleccionadas por sus prácticas en cuanto a desarrollo sostenible (responsabilidad social y/o responsabilidad medioambiental y/o gobierno corporativo), la calidad de su estructura financiera y/o el potencial de crecimiento de beneficios.

Podrá ser invertido en acciones de China continental limitadas a inversores extranjeros como acciones de clase A de China que puedan cotizar en Stock Connect o mediante el uso de una licencia específica concedida por las autoridades chinas. Se trata de un fondo gestionado de manera activa.

Fidelity Funds – Sustainable Water and Waste Fund

Y por último, tal y como anunciamos desde nuestra web, Fidelity International (Fidelity) anunció el lanzamiento del Fidelity Funds – Sustainable Water and Waste Fund, un nuevo fondo centrado en las oportunidades de inversión sostenibles que brindan la gestión del agua y los residuos.

El objetivo del fondo es generar elevadas rentabilidades ajustadas al riesgo a lo largo del ciclo invirtiendo en empresas de todo el mundo que intervienen en el diseño, fabricación o venta de productos y servicios relacionados con los sectores de la gestión del agua y los residuos. El fondo puede invertir en toda la cadena de valor del agua y los residuos, incluidas las empresas que desarrollan nuevas tecnologías para atender una demanda cada vez mayor.

El gestor del fondo, Bertrand Lecourt, aprovechará los potentes recursos de análisis e inversión de Fidelity para encontrar las oportunidades de inversión más atractivas en este sector escasamente analizado. Se incorpora a Fidelity International desde Polar Capital y aporta más de 18 años de experiencia analizando empresas de agua y residuos.

«Las oportunidades de inversión en estas áreas se originan con la demanda cada vez mayor de agua potable e infraestructuras de saneamiento, pero también en la necesidad de gestionar mejor los residuos generados por unas poblaciones cada vez más grandes, prósperas y urbanitas. Sin agua no hay economía y sin gestión de residuos no puede existir una economía sostenible. Creemos que este fondo, a través de su exclusiva combinación de oportunidades de inversión en la gestión del agua y los residuos, ofrece una sólida diversificación dentro de la renta variable mundial, así como un importante potencial de crecimiento y un impulso al perfil ESG (medioambiental, social y de gobierno, por sus siglas en inglés) de una cartera»

Bertrand Lecourt, gestor de fondos de Fidelity International