Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Invertir en energías renovables, ¿es buena idea?

  • 30-07-2020

  • 4 minutos

El mundo trata de combatir una serie de desafíos globales, y uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible por Naciones Unidas, es el de garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos. En el día de hoy analizamos los fondos Pictet-Clean Energy y RobecoSAM Smart Energy para conocer qué nos aporta invertir en energías renovables, por qué es importante y qué perspectivas auguran los gestores.

Invertir en energías renovables, ¿es buena idea?

Fondos para invertir en energías renovables

Pictet-Clean Energy

Pictet Funds (LUX)-Clean Energy, SICAV constituida en Luxemburgo, es uno de los fondos más destacados para invertir en energías renovables. Su objetivo es lograr el crecimiento del capital mediante la inversión de al menos dos tercios de su patrimonio en acciones emitidas por empresas de todo el mundo que contribuyen a, o se beneficien de, la transición mundial hacia una producción y un consumo de energía que genere menos emisiones de CO2.

Entre sus principales regiones se encuentran: Estados Unidos, con un 51% de peso en la cartera, seguido de la zona Euro, con un 25,66% de relevancia y en menor medida Japón y Reino Unido.

Evolución del fondo desde su nacimiento

Invertir en energías renovables con Pictet-Clean Energy
Fuente: Morningstar a 30/06/2020

Comentario de Xavier Chollet, gestor del fondo Pictet Clean Energy

Xavier Chollet, gestor del fondo Pictet Clean Energy

La atención está desviada temporalmente de preocupaciones por el cambio climático, aunque numerosos políticos, como Ursula Van der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, están haciendo hincapié en la acción climática.  Hay que tener en cuenta que las normas de CO2 de la UE para 2025 y 2030 no dejan otra opción que la electrificación masiva y que el Pacto Verde Europeo debe convertir a Europa en el primer continente de emisiones cero netas de CO2 para 2050.  Además la reducción de la contaminación atmosférica ha adquirido urgencia a medida que el mundo se recupera de la pandemia.

El caso es que la innovación tecnológica permitirá mayor electrificación del transporte y la energía solar y eólica serán las principales fuentes de suministro. Tras décadas de subsidios, son más baratas que las basadas en fósiles y representan la gran mayoría de adiciones de capacidad de las empresas de servicios públicos. Ya el sector de automoción ha iniciado una transformación sin precedentes hacia la movilidad eléctrica autónoma, que requiere tecnologías en industrias aún poco apreciadas que presentan oportunidades a largo plazo. Ello incluye empresas relacionadas con construcción y operación de infraestructura de carga, fabricantes de motores eléctricos, baterías más ligeras y duraderas, cargadores ultrarrápidos y una nueva generación de semiconductores de potencia con grandes barreras de entrada y márgenes estructuralmente mayores, cuyas ventas pueden alcanzar 55.000 millones de dólares para 2025.

Recientemente se ha llegado a comportar especialmente bien el segmento de renovables, cuyas atractivas características están empezando a ser reconocidas y hemos aumentado peso en operadores de renovables y servicios públicos. Hay que tener en cuenta que con el aumento de la volatilidad ha llegado a haber liquidaciones indiscriminadas, lo que ha generado oportunidades en empresas de alta calidad como Edison International o Enel, matriz de la española Endesa.

RobecoSAM Smart Energy

La segunda estrategia que vamos a analizar para invertir en energías renovables es el RobecoSAM Smart Energy. El fondo invierte en empresas de todo el mundo que proporcionan tecnología, productos y servicios que permiten la transformación del sector energético hacia un futuro más sostenible, como la generación de energía renovable, incluido el almacenamiento eléctrico, la gestión descentralizada de la energía y la eficiencia energética. El objetivo del fondo es lograr el mayor rendimiento posible a largo plazo.

Evolución del fondo desde su nacimiento

Invertir en energías renovables con RobecoSAM Smart Energy
Fuente: Morningstar a 30/06/2020

Comentario de Thiemo Lang, PhD, Senior Portfolio Manager, RobecoSAM Smart Energy strategy

Thiemo Lang, PhD, Senior Portfolio Manager, RobecoSAM Smart Energy strategy

Con una mayor variedad de soluciones de energía limpia, el sector energético experimenta una transformación sustancial desde ser un sector orientado a los productos básicos hacia un sector impulsado por la tecnología. Nuestra visión del área de Smart Energy está impulsada tanto por consideraciones económicas como climáticas. Consideramos que la participación de la electricidad en nuestro consumo de energía primaria aumentará fuertemente a medida que el crecimiento de las energías renovables facilite una reducción masiva de los costes, empujando también a los sectores tradicionalmente impulsados ​​por el petróleo a la transición a la electricidad, como el sector del transporte.

Incluso con el coronavirus desencadenando un inmenso shock en la economía global, no esperamos que la trayectoria de la energía renovable se vea afectada significativamente. Por supuesto, habrá retrasos inevitables en el corto plazo en los proyectos, ya que los constructores deben asegurarse de preservar la salud de sus empleados y las cadenas de suministro mundiales experimentarán cierto estrés. En el corto plazo, también vemos una baja demanda de electricidad y, en consecuencia, bajos precios de la energía, pero estos tienen poco impacto en proyectos renovables que están cubiertos en su mayoría en más de 10 años

El hecho de que la interrupción de la actividad causada por el coronavirus haya mostrado una fuerte caída en las emisiones y una mejora significativa en la calidad del aire (sobretodo en China) podría en realidad ser un recordatorio de que las energías renovables nos brindan la posibilidad de alcanzar estos niveles sin detener toda la economía.

A medio y largo plazo esperamos que el cambio hacia las energías renovables continúe avanzando y fortaleciéndose. Dado que los costes se han desplomado para estas tecnologías, son ahora  la solución más económica en la mayoría de los mercados.

Después del Covid19 se producirá un estímulo fiscal en los planes de la mayoría de los países para reiniciar la economía, por lo que un acuerdo verde sería una gran opción, ya que requieren de una gran cantidad de mano de obra e inversión local.