iShares confirma su liderazgo en un año caracterizado por la volatilidad y sienta las bases para el crecimiento global futuro

  • 14-01-2019

  • 5 minutos

En un año en el que la volatilidad ha regresado a los mercados, más inversores que nunca han recurrido a los fondos cotizados (ETFs) de iShares para aumentar la diversificación del riesgo y tener acceso a la liquidez iShares mantuvo su posición de liderazgo en calidad de proveedor de ETFs, con una captación de activos por valor de 167.000 millones de dólares1 a escala global. Al mismo tiempo, diversos ETFs de iShares registraron una negociación récord en 2018. Los volúmenes de negociación de los ETFs de iShares en mercados secundarios superaron los 7,3 billones de dólares en Estados Unidos y Europa en conjunto, en comparación con los algo más de 5 billones que se registraron en 2017 (un incremento del 42%).

El año pasado reflejó la creciente versatilidad de los fondos cotizados de iShares. Los inversores de todo el mundo se valieron de los ETFs para generar alfa, gestionar el riesgo, invertir de forma sostenible y sacar partido de la liquidez en un entorno de condiciones financieras menos flexibles. Los ETFs constituyen ahora componentes habituales en las carteras de cualquier inversor.

Mark Wiedman, responsable global de iShares e inversiones indexadas.

Los sólidos flujos de entrada registrados por los ETFs de iShares durante un año de marcados descensos en los precios de la renta variable y la renta fija apuntan a la resistencia y el mayor uso de los fondos cotizados a escala global como vehículos de inversión y como herramientas de acceso a los mercados. La adopción de los ETFs de iShares aumentó de forma considerable por ser utilizados como proxies del activo subyacente, una tendencia que fue especialmente marcada durante periodos de turbulencias en los mercados, cuando la negociación de los ETFs de iShares ofreció liquidez en el momento necesario.

Europa: volumen de negociación récord

Los históricos volúmenes de negociación que registró la industria durante 2018, de casi 2 billones de dólares, constituyeron una prueba inequívoca de que cada vez más inversores consideran los ETFs europeos como una herramienta eficiente y líquida de inversión. iShares mantuvo su posición de líder europeo del sector: captó el 45% de los flujos de la industria y logró importantes hitos para el sector durante el año.

Los inversores europeos asignaron más de 1.000 millones de dólares a los ETFs sostenibles de iShares, mientras que la gama temática de iShares alcanzó los 4.000 millones de dólares en activos gestionados.

Los ETFs y los fondos indexados constituyen, de media, alrededor del 10% de las carteras en Europa, y creemos que este porcentaje aumentará hasta el 50% en los próximos años. En esta región, la tecnología y los marcos normativos están impulsando cambios estructurales que se manifiestan en una mayor sensibilidad a los costes en la industria de la gestión patrimonial y en la transparencia de negociación para los inversores institucionales. Estos factores están intensificando la atención de los inversores hacia los verdaderos catalizadores de la rentabilidad y los productos más adecuados para cumplir los objetivos de los clientes.Al mismo tiempo, los inversores están ampliando sus formas de invertir, impulsando así tendencias como la inversión sostenible y basada en temáticas. Estos aspectos encajan a la perfección con las características y las opciones que ofrecen los ETFs y los fondos indexados.

Stephen Cohen, responsable de iShares para la región EMEA en BlackRock.

Los ETFs siguen captando activos en todo el mundo

iShares fue la gestora que más activos atrajo en 2018 en los principales mercados y estrategias, con unos flujos de entrada netos globales de 167.000 millones de dólares, esto es, el 32% de los flujos netos de la industria, de 515.000 millones.
• iShares alcanzó nuevos récords mensuales, con unos flujos de más de 29.000 millones de dólares en noviembre y de 44.000 millones en diciembre.
• Las nuevas inversiones netas en las estrategias core de iShares mostraron una gran solidez en todas las regiones, con unos flujos de 109.000 millones de dólares a escala global.
• Las estrategias basadas en factores de iShares también siguieron mostrando resistencia y captaron 22.000 millones de dólares en 2018; la mayor parte de los flujos se centraron en ETFs de factor único, como los de calidad, momentum y volatilidad mínima.
• Los flujos de entrada en ETFs sostenibles de iShares alcanzaron 3.000 millones de dólares a escala global, dado que cada vez más inversores buscan formas de combinar sus objetivos financieros con criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG). Los fondos cotizados sostenibles de iShares lideraron la industria con una tasa de crecimiento orgánico del 52% y 8.000 millones de dólares en activos gestionados en 2018. BlackRock cree que los ETFs sostenibles se encuentran en un punto de inflexión, y se espera que los activos gestionados de la industria superen los 400.000 millones de dólares para 2028, desde los 25.000 millones actuales.

ETFs de renta fija: ¿hacia el umbral del billón de dólares?

La renta fija sigue constituyendo uno de los segmentos de mayor crecimiento del mercado de ETFs iShares es el líder global de la industria en el segmento de ETFs de renta fija, tanto en flujos de entrada (50.000 millones de dólares en 2018) como en activos gestionados (428.000 millones). Entre los segmentos de mercado, el grueso de los flujos en 2018 se centró en fondos cotizados de bonos de duración reducida y elevada calidad, dado que los inversores de todo el mundo buscaban compensar el riesgo de la renta variable, generar rentas y protegerse frente a la subida de tipos.
Los flujos de entrada de la industria en ETFs de renta fija alcanzaron los 131.000 millones de dólares a escala global, con unos activos gestionados totales por valor de 878.000 millones. Con base en la tasa de crecimiento media anualizada de los activos a escala global en los últimos cinco años, del 20%, iShares prevé que los ETFs de renta fija global podrían superar el billón de dólares para 2020.

Alcance y envergadura en 2019 y en adelante

En el futuro, el dinamismo de los ETFs seguirá aumentando, con un crecimiento excepcional no solo en términos de envergadura total, sino también de alcance. La demanda de los propios inversores impulsará nuevos y mejores usos de los ETFs, dado que estos buscan continuamente formas innovadoras de acceder a nuevas exposiciones, lograr resultados en el seno de sus carteras y progresar hacia la consecución de sus objetivos de inversión. La tecnología también ha apuntalado la capacidad de iShares para indexar mercados y estrategias que hace una década resultaban inconcebibles.
El año pasado, iShares pronosticó que los activos gestionados por los ETFs globales podrían alcanzar los 12 billones de dólares para 2023. La industria sigue acercándose a este hito gracias a la persistencia de ciertas fuerzas macroeconómicas, tales como la sensibilidad a los costes por parte de los inversores, los cambios en los modelos de asesoramiento financiero, la evolución de las plataformas de renta fija y la supresión de la tradicional —y menos relevante— distinción entre inversión «activa» y «pasiva».

Cuando tanto los flujos de entrada como los activos aumentan durante periodos de volatilidad y caída de los mercados, se transmite un poderoso mensaje: los inversores prefieren los ETFs de iShares como vehículos líquidos, de bajo coste y transparentes para acceder a los mercados. En concreto, hemos observado importantes flujos de entrada en productos cotizados de renta fija y basados en factores por parte de inversores que buscan estructurar carteras más resistentes.

Carolyn Weinberg, Managing director y responsable global de producto en iShares.