iShares registra récord de crecimiento

  • 09-01-2018

  • 2 minutos

Sin lugar a dudas, 2017 ha sido un año clave para los ETFs y la gestión pasiva. iShares, la gama de fondos indexados del gigante BlackRock, ha marcado el sector. Su crecimiento orgánico ha aumentado hasta el 19% en 2017 frente al 13% registrado en 2016.

Este dato supone la mayor tasa de crecimiento de su historia, captando la cifra récord de 246.000 millones de dólares en nuevos activos. De este modo, por primera vez en la historia, el patrimonio total gestionado por la industria de ETFs en todo el mundo se sitúa por encima de los 4,5 billones de dólares.

El crecimiento de iShares se debió al fuerte interés mostrado por inversores de todo tipo que buscan fondos de calidad para cimentar sus carteras y exposiciones más específicas a través de fondos que ofrezcan nuevas e innovadoras formas de acceder a los mercados.

Concretamente, Los ETFs de renta fija de iShares se beneficiaron del creciente número de inversores que consideran los ETFs de bonos como un ingrediente esencial de una cartera de bonos moderna. El uso de ETFs de bonos como instrumento de liquidez aumentó, ya que los mercados de renta fija siguieron evolucionando desde una negociación exclusivamente OTC y extrabursátil hacia plataformas all-to-all más abiertas. Las captaciones netas de los productos de renta fija de iShares crecieron un 13% y superaron los 68.000 millones de dólares. A este ritmo, el patrimonio gestionado en ETF de bonos podría alcanzar los 1,5 billones de dólares en 2022.

«El crecimiento récord de los fondos cotizados registrado a nivel mundial, también se ha producido en España y Portugal. El interés mostrado por los inversores, tanto institucionales como particulares, es cada vez mayor y su uso se va extendiendo de forma paulatina en sus carteras. La combinación de las estrategias de gestión activa e indexada empieza a verse como una necesidad en las carteras modernas de nuestros clientes, que buscan exhaustivamente la calidad y la diversificación. De hecho, si el apetito de los inversores continua a este buen ritmo, podríamos ver como el patrimonio gestionado de los ETFs se duplicaría para 2022, alcanzando la cifra de 9 billones de dólares. Por el momento, este nuevo año seguiremos centrados en ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes, ofreciéndoles productores innovadores y flexibles para que puedan cumplir sus objetivos financieros.»

Aitor Jauregui, responsable de negocio de BlackRock en Iberia