La diversificación tradicional no mitiga las pérdidas de rentabilidad

  • 11-02-2019

  • 5 minutos

La falta de consenso entre los inversores en torno a las perspectivas del mercado llevó a los inversores españoles a retocar sus carteras de forma diferente a como se afirmó en estudios anteriores, según el Barómetro Global de Carteras de Natixis Investment Managers. En el cómputo global, los fondos multiactivos no protegieron a los inversores de las consecuencias de la volatilidad en las bolsas en 2018.
 
En España, los retoques introducidos en las carteras durante el año se guiaron por las rentabilidades conseguidas durante los meses anteriores; creemos que ello es debido al menor consenso entre los inversores en torno a las perspectivas del mercado. Las rentabilidades pasadas y el aumento de la incertidumbre también podrían explicar la mayor divergencia entre lo que los inversores han hecho (aumentar el peso de la renta variable estadounidense) y lo que dijeron que iban a hacer (aumentar el peso de Europa y los mercados emergentes). En las carteras de riesgo moderado, el principal cambio de 2018 fue el recorte de la renta fija de mayor riesgo y los fondos multiactivos conservadores. En general, la inquietud en torno a la renta fija de mayor riesgo ha aumentado claramente, especialmente en la deuda corporativa de menor calificación.

Los fondos multiactivos no brindaron la diversificación prevista

Las carteras de los asesores consiguieron rentabilidades negativas en todas las regiones, arrastradas por las caídas de las bolsas. Sin embargo, el análisis de las carteras de inversión en siete mercados realizado por el Departamento de Consultoría y Análisis de Carteras de Natixis Investment Managers reveló que los fondos multiactivos no brindaron la diversificación prevista y, en lugar de eso, mostraron correlaciones elevadas con las carteras de los asesores. Esto sugiere que los fondos multiactivos replicaron en gran medida lo que los propios asesores estaban haciendo.
 
La renta variable realizó la mayor contribución a las rentabilidades negativas en todas las regiones, con un coste de entre el 3% y el 5% de media, excepto en Italia, donde los asesores tenían unas asignaciones a renta variable mucho más bajas. Sin embargo, los fondos multiactivos realizaron la segunda mayor detracción y costaron entre un 0,5% y un 2% de media, lo que afectó especialmente a Francia, donde estos fondos han gozado tradicionalmente de una gran aceptación. Las inversiones alternativas, como los inmuebles y los futuros gestionados, resistieron mejor la volatilidad que las clases de activos tradicionales, pero aun así su contribución a la evolución de las carteras fue escasa en el mejor de los casos debido a su pobre comportamiento y a las bajas exposiciones. Los activos reales aportaron poco excepto en el Reino Unido, donde los fondos inmobiliarios realizaron contribuciones positivas a las carteras.

Contribución a las pérdidas de las carteras

“Es natural que los inversores busquen refugio frente a la volatilidad de los mercados diversificando las carteras, pero de nuestro análisis se desprende que en 2018 la mayoría de los fondos multiactivos se quedaron a medias y en su mayor parte no consiguieron diversificar, lo que contribuyó a las pérdidas de las carteras”.
 
“Nuestras conclusiones revelan que los inversores necesitan realmente hacer un análisis más minucioso a la hora de escoger un fondo multiactivo y asegurarse de que el fondo está en sintonía con su objetivo de inversión. Dentro de este análisis previo se debería verificar la correlación del fondo con sus carteras actuales, así como con los bonos y las acciones, para asegurarse de que mejorarán el perfil de riesgo y la rentabilidad de la cartera”.


Juan José González de Paz, consultor senior en el equipo de Dynamic Solutions de Natixis Investment Managers

Italia demuestra mayor resistencia ante la volatilidad de los mercados

En marcado contraste con 2017, los asesores en todas las regiones se anotaron pérdidas en sus carteras en 2018, un año en el que pasaron factura las caídas de las bolsas y las pobres rentabilidades de la renta fija. El mercado que mejor aguantó fue Italia, donde las pérdidas se cifran en el 3,2% en la cartera media de los asesores, debido a un menor peso de la renta variable. Los asesores de Italia presentaban una exposición media a renta variable de tan solo el 20%, mientras que en el Reino Unido y EE. UU. mostraban una postura más alcista expresada en unas ponderaciones en renta variable superiores al 50% en las carteras de riesgo moderado.

El riesgo divisa sigue pesando en las carteras

En 2017, el Barómetro Global de Carteras puso de relieve el efecto del riesgo divisa en los resultados de las carteras. Aunque se redujo levemente, siguió siendo un factor importante en 2018 y benefició a los inversores europeos frente a sus homólogos estadounidenses. Los movimientos de los tipos de cambio siguen siendo un área de riesgo que a menudo se pasa por alto, pero cuando se trata de una cartera con más exposición internacional, no prestarles atención puede tener un efecto considerable en las rentabilidades totales. Por ejemplo, en 2018 un inversor europeo con exposición a renta variable estadounidense habría registrado una ligera rentabilidad positiva del 0,3% en euros, mientras que un inversor estadounidense habría perdido un 5%.

La búsqueda de la verdadera diversificación continúa

En pocas palabras, las conclusiones del Barómetro Global de Carteras ponen de relieve el efecto que ha tenido la reaparición de la volatilidad en los mercados y las carteras de inversión, con unos riesgos de cartera que podrían aumentar con respecto a los niveles extraordinariamente bajos de 2017. Los fondos multiactivos no consiguieron aportar diversificación, lo que debería alentar la reflexión a la hora de abordar la relación entre la diversificación, el riesgo y las rentabilidades en las carteras de los asesores.

Metodología

A menos que se indique otra cosa, todas las cifras proceden del análisis detallado realizado por el Departamento de Consultoría y Análisis de Carteras de Natixis sobre 421 carteras modelo de riesgo moderado recibidas durante los últimos seis meses de 2018 en siete regiones del mundo: Francia, Alemania, Italia, Latinoamérica (incluidas las carteras offshore estadounidenses), España, Reino Unido y EE. UU. Las asignaciones de los grupos de carteras son las medias calculadas a partir de todos los modelos incluidos en la muestra de cada región. Los datos de rentabilidad van del 1 de enero al 31 de diciembre de 2018, a menos que se indique otra cosa.

Excepto en España, los datos de las carteras de riesgo moderado están basados en carteras modelo que han sido analizadas por el Departamento de Consultoría y Análisis de Carteras de Natixis IM y que han sido categorizadas como de riesgo moderado por profesionales de la inversión. El Departamento de Consultoría y Análisis de Carteras recopila datos de las carteras de inversión y los agrupa de acuerdo con la categoría que asignan los profesionales de la inversión a cada cartera. La categorización de las carteras individuales no la determina Natixis Investment Managers, ya que el papel de Natixis IM es únicamente consolidar las carteras categorizadas previamente.

Movimientos de los mercados capitales

Los datos correspondientes a España se obtienen de VDOS. Nuestra muestra engloba todas las carteras de riesgo moderado en las que los fondos tienen un peso entre el 70% y el 100% de los activos totales, asignando después un porcentaje del 100% a estas proporciones. Las estadísticas basadas en ponderaciones, rentabilidades y contribuciones a la rentabilidad se obtienen de las posiciones de las carteras en el tercer trimestre de 2018 (últimos datos disponibles) y se simulan para el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2018.
 
Por favor, tenga en cuenta que los atributos de riesgo de las carteras cambiarán con el paso del tiempo debido a los movimientos de los mercados de capitales. Las asignaciones de activos comunicadas a Natixis son, por naturaleza, estáticas y los cambios aplicados posteriormente por los profesionales de la inversión a sus asignaciones de activos podrían no estar reflejados en los datos actuales.