La Fed intenta “recuperar el control”

  • 01-02-2019

  • 2 minutos

Tas la reciente reunión de la Fed, Christophe Morel, Economista Jefe de Groupama AM, ha querido aportar su comentario abordado los temas tratados desde diferentes perspectivas:

Sobre el diagnóstico económico.

La situación sigue siendo en general muy positiva sobre la dinámica doméstica. Por el contrario, la Fed menciona varios riesgos en el entorno externo: desaceleración del crecimiento en China y Europa, endurecimiento de condiciones financieras, negociaciones comerciales y Brexit.

Por encima de todo, reconoce que estas adversidades (“cross-currents “) pueden persistir. Sin mencionar explícitamente un balance de riesgos negativo, el comunicado ya no menciona un balance de riesgos equilibrado. Además, la Reserva Federal reconoce la contracción de los breakeven de inflación, lo que sugiere que no está cómodo con la dinámica reciente.

Sobre la conducta de la política monetaria.

Al final, los anuncios de la Fed están en línea con nuestros mensajes centrales sobre la política monetaria, a saber, la urgencia de un statu quo en los Fed Funds, sabiendo que los tipos son neutrales y la necesidad de reconocer que la normalización del balance está en una “pista roja / negra” que no es neutral en las condiciones financieras. Sin embargo, los mensajes enviados por J. Powell van incluso más allá de lo previsto:

Con respecto a la política monetaria convencional:

Con respecto a la política monetaria convencional, la Reserva Federal adopta una “gestión de riesgos de sentido común”(common sense risk management), lo que hace que ahora se tome un tiempo para apreciar los efectos de las crecientes incertidumbres y el pasado ajuste monetario. Más aún, en respuesta a una pregunta en la conferencia de prensa, J. Powell sugiere que las probabilidades de que el próximo movimiento sea una subida son las mismas que las de una bajada.

Con respecto a la política monetaria no convencional:

Con respecto a la política monetaria no convencional, J. Powell especifica que la normalización del balance se “completará pronto”, lo que se traducimos en un plazo que sería alrededor de final de año. Además, J. Powell está considerando una posible desaceleración en la desinversión a medida que el balance se acerca a su “objetivo” con posibles ajustes oportunistas de aquí al final de la normalización.

Al final, la intervención de J. Powell apunta a una flexibilización monetaria más importante de lo que esperábamos, y más importante de la que sugirió en su intervención a principios de este año. En este sentido, eso refuerza nuestro escenario de que no hay una ruptura económica en EE. UU. para finales de 2020. Además, con estos efectos de anuncio, los mercados financieros pueden considerar que J. Powell ha recuperado el control.

Sin embargo, “una conferencia de prensa no hace una tendencia“. Después de varias idas y venidas, inconsistencias, cambios de rumbo, necesitaremos más tiempo para tranquilizarnos sobre la gobernanza de la Reserva Federal con J. Powell. La expresión de ciertos riesgos (shutdown, brexit, endeudamiento de las empresas) parece oportunista, y los diagnósticos sobre la neutralidad de la política monetaria, así como la normalización del balance, parecen estar experimentando cambios. Un banco central no solo debe ser reactivo, sino también proactivo. Las expectativas de la Reserva Federal convergen hacia las del mercado (ver gráfico). El riesgo es que el mercado vuelva a ser más “dovish” que la Reserva Federal.

Fuente: Groupama AM