La hora de la igualdad de género ha llegado

  • 07-03-2019

  • 4 minutos

UBS ha estudiado los beneficios de la diversidad de género en las empresas, entre los que se incluyen mayores niveles de inteligencia colectiva y de diversidad de información, ambos factores directamente relacionados con un mejor funcionamiento de los equipos.

Otra observación interesante revelada por el estudio es la tendencia de las juntas más equilibradas en cuanto al género a aplicar mayores niveles de supervisión. Además, un informe de MSCI ESG concluye que los consejos paritarios de las economías desarrolladas registran niveles más bajos de soborno, corrupción y fraude.

Si bien estas conclusiones parecen corroborar los beneficios corporativos de la igualdad de género, lo más importante es disponer de esos datos para poder continuar estudiando y profundizando en el impacto positivo de un entorno laboral paritario. En un análisis regresivo, UBS examinó la evolución de las empresas del S&P 500 durante seis años para evaluar si aquellas con mayor equilibrio entre hombres y mujeres tuvieron mejores resultados que el resto. El estudio revela que, tras factorizar variables como el tamaño y el tipo de empresa, las compañías más paritarias obtuvieron mejores resultados en todos los sectores.

El sector financiero es el más igualitario en términos de género

No obstante, es importante señalar que mientras que un número de estudios relacionan la paridad con un mejor desempeño corporativo, de toma de decisiones estratégicas y una mejora de los perfiles de riesgo, sigue siendo difícil establecer una relación causal. En cualquier caso, se podría decir que una mayor participación femenina en los puestos de liderazgo parece ser un indicador de buena gestión.

Los sectores con la mayor proporción de mujeres en plantilla son el financiero el sanitario, el de consumo discrecional y el de materias primas. Pero los sectores que más se beneficiaron de la diversidad de género medida con base en los rendimientos relativos anualizados son el energético y el tecnológico, además de los anteriormente mencionados, financiero y sanitario.

El sector financiero es el más igualitario en términos de género – tiene una proporción 50 – 50 de hombres y mujeres en sus plantillas.

Sin embargo, a nivel ejecutivo, el sector se clasifica cerca de la media en términos de igualdad salarial y de empoderamiento. Por otro lado, aunque el sector tecnológico tiene poca representación femenina a pesar de ser un sector nuevo y con mucha proyección, registra un mayor número de mujeres en puestos directivos y ofrece mayor igualdad salarial que otros sectores. Las tecnológicas con mayor paridad generan de media un 5,4% de beneficios relativos anualizados en comparación con las compañías del sector con menor representación femenina.

La hoja de ruta de nuestro compromiso

Para profundizar en el análisis de la paridad de género en las empresas, UBS cuenta con el soporte de Equileap Ranking, una herramienta de análisis regional, sectorial y empresarial clave para la toma de decisiones a la hora de invertir. El ranking de Equileap es único en la evaluación del progreso de las empresas cotizadas hacia la igualdad de género y se basa en 19 criterios, utilizando datos de dominio público. Esta clasificación sitúa en la parte alta de la tabla al sector de la comunicación, con un 32% de las empresas incluidas en la muestra de las mejores 200 a nivel global, seguida de las financieras con un 27% y de los servicios públicos con un 21%.

Para los inversores en búsqueda de potenciales oportunidades, estos datos podrían resultar útiles como punto de partida si se tiene en cuenta la diversidad como un potencial indicador de un mejor desempeño.

Teniendo todo esto en cuenta, UBS AM ha diseñado un plan de colaboración que comienza con el desarrollo de una lista de 20 empresas teniendo en cuenta su posición en la base de datos de Equileap, la exposición financiera de UBS AM y nuestra valoración de los resultados en materia de igualdad de género en las evaluaciones financieras.

Además, UBS AM colabora con las compañías a través de reuniones presenciales y conversaciones telefónicas con los expertos en materia de Relación con Inversores, Recursos Humanos y Sostenibilidad y, en la medida de lo posible, con nuestros gestores de cartera y analistas. Las reuniones son una oportunidad para hablar de los resultados de nuestra investigación, fomentando mayores acciones e identificando objetivos a tratar en el futuro.

Women in Finance Charter

El éxito de esta iniciativa de compromiso se medirá mediante el cumplimiento de los objetivos y la eventual inclusión de las compañías en las próximas ediciones del índice Equileap. Nuestra política de votos proxy incluye las provisiones de igualdad de género a nivel de consejo de administración en todo el mundo. En 2020, las decisiones de voto proxy para la elección de los consejeros y las nominaciones de los miembros de los comités también se verán influenciadas por el éxito o el fracaso del dialogo.

Además, como empresa, estamos poniendo en práctica nuestros principios. Hemos firmado el compromiso Women in Finance Charter, contamos con una red interna para promover los intereses de las empleadas y hemos implementado planes claros para cerrar la brecha salarial entre empleados y empleadas.

Las empresas globales con diversidad de género muestran una mayor rentabilidad

Thomson Reuters, UBS

Impulsar la igualdad de género a través de la participación de los inversores

Para UBS AM la diversidad de género es una prioridad clave y, además, desde el punto de vista de la inversión, contamos con productos para dar respuesta a la creciente demanda de soluciones de inversión que puedan aprovechar el valor del género.

Desde el lado de los productos y soluciones de inversión, a finales de 2017, UBS trabajó con Solactive y Equileap para lanzar el Equileap Global Gender Equality 100 Leaders, diseñado para hacer un seguimiento de las empresas líderes en sostenibilidad y género. Este índice destaca las empresas que son líderes en materia de género, a la vez que sirve de instrumento para impulsar el cambio. Con el fin de hacer un seguimiento del índice, y también hacerlo accesible a los inversores, se creó el UBS Gender Equality ETF a través de una colaboración con UBS Asset Management y UBS Global Wealth Management (GWM). Además, una parte de los honorarios de gestión generados por la ETF se dona a la Fundación UBS Optimus para apoyar el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5 de las Naciones Unidas: Empoderar a las mujeres y niñas.