La importancia de la perspectiva: el caso de la inversión a largo plazo

  • 21-02-2019

  • 4 minutos

El mundo de la inversión de hoy es cada vez más volátil y no sorprende que muchos inversores lleguen a perder la perspectiva. En otras palabras, empiezan a centrarse en las fluctuaciones a corto plazo sobre las que no tienen control y que son casi imposibles de predecir.

En Pyrford, siempre nos esforzamos por mantener una perspectiva largoplacista, la que para nosotros realmente importa. Nuestro objetivo es simple, trabajamos para ayudar a que nuestros clientes tengan el capital que necesitan para sus necesidades a largo plazo.

Evitar pérdidas es clave

Para nosotros esto significa generar rentabilidades reales en lugar de superar un índice de referencia. Después de todo, ¿realmente ayuda a un inversor si sus rentabilidades superan a las de cualquier índice, en términos relativos, pero pierde dinero? En el mundo real, pensamos que la respuesta es no y es por eso que evitar las pérdidas es siempre nuestro punto de partida. Es crucial no subestimar la importancia de este punto. Si una inversión pierde la mitad de su valor, debe generar una rentabilidad del 100% para volver a al punto de partida.

Sufrir en el corto plazo para ganar en el largo

Para vencer la inflación, sin embargo, sí se necesita generar rentabilidad, y aunque la rentabilidad pasada no es una garantía de rentabilidades futuras, la renta variable históricamente ha sido la clase de activo con mejores resultados a largo plazo. Sin embargo, una rentabilidad excepcional debe considerarse en el contexto de períodos cortos de sufrimiento y creemos que la mejor manera de contrarrestar esto es enfocarse en identificar empresas de calidad con un valor atractivo. Está demostrado que comprar acciones baratas es una estrategia sólida a largo plazo y que tener acciones caras es un enfoque nefasto.

El poder de la demografía favorable

Creemos que los mercados asiáticos ofrecen algunos de los mejores activos a nivel global. Y, lo que es más importante, esto no se debe a acontecimientos puntuales ni a una inflación absurda, sino a factores estructurales de crecimiento continuado y a largo plazo. Para ello, cuentan con los motores económicos esenciales: la fuerza laboral y el aumento de la productividad. Los datos demográficos en esta región son los más atractivos del planeta fuera del Medio Oriente y África, donde apenas se puede invertir. Estos datos demográficos ponen a Europa y Japón en la sombra y, a diferencia de los trabajadores occidentales, los empleados en Asia, excepto Japón, ahorran, los ahorros impulsan la inversión y la inversión impulsa la productividad.

El resultado es que estas economías pudieron resistir los efectos de la crisis financiera mundial de manera mucho más sólida y han seguido creciendo en los años sucesivos. Sin embargo, Asia sigue estando subrepresentada en la economía mundial y en los mercados mundiales de renta variable, no creemos que esta situación persista mucho tiempo. Asia, excluido Japón, representa el 58% de la población mundial, pero sólo el 30% de la producción mundial y sólo un poco más del 10% de la asignación global de capital. Creemos que se pondrá al día y, por lo tanto, brinda una excelente oportunidad de inversión.

Centrándose en el valor y la calidad

La renta fija y el valor, constituye una preocupación en este caso. Estamos a favor de los bonos de corta duración (es decir, bonos que son menos sensibles a las variaciones de los tipos de interés) que deberían proteger mejor el capital en un entorno en el que las tires aumentan (y los precios caen).

Aunque el capital está en riesgo en todo producto de inversión y un inversor puede no recuperar su inversión original, históricamente, la preferencia por la calidad y el valor nos ha mantenido en una buena posición desde la perspectiva de la preservación de capital, y creemos que este es un factor esencial.

Objetivo: Preservación del capital

“La estrategia trata de ofrecer un flujo estable de rentabilidades totales reales en el largo plazo con una volatilidad absoluta baja y una importante protección frente a pérdidas”

Rentabilidades por año natural de Pyrford para los inversores, en comparación con los mercados de renta variable negativa

2000200120022008201120152018
Pyrford+11,7%+3,9%-2,1%+12,8%+5,0%+2,6%-0,7%
FTSE 100-8,2%-14,1%-22,2%-28,3%-2,2%-1,3%-8,7%
MSCI World en EUR-6,0%-14,3%-27,3%-17,4%-4,3%+5,5%-2,5%

Porcentaje de periodos sucesivos en los que la estrategia obtuvo una rentabilidad positiva

De septiembre de 1998 a diciembre de 2018

1 mes3 meses1 año3 años5 años10 años
Positiva69%78%93%100%100%100%
Negativa31%22%7%0%0%0%

Fuente: Pyrford International, a 31 de diciembre de 2018

La rentabilidad que se muestra es el compuesto de la estrategia de rentabilidad absoluta de Pyrford (GBP como divisa de referencia), que comprende todas las cuentas totalmente discrecionales de la estrategia de rentabilidad absoluta con un valor de mercado superior a los 7,5 millones de GBP y la libra esterlina como divisa de referencia y sin restricciones u orientación de cliente. La rentabilidad se muestra sin deducir comisiones. Esta es información complementaria. El compuesto se centra en rentabilidades absolutas y es neutral respecto a los índices.

La rentabilidad histórica no es garantía de los resultados futuros. Todos los datos de rentabilidad se muestran en libras esterlinas, y los rendimientos en euros pueden diferir. Consulte la información completa sobre la rentabilidad conforme a las normas GIPS que verá en la parte final de este documento.