La importancia de destrezas como la creatividad o inteligencia social para adaptarnos a un entorno distinto

  • 04-03-2018

  • 6 minutos

Y vamos con la segunda parte de la entrevista de Iñaki Gabilondo al profesor de Oxford Carl Benedikt Frey. Sigue el debate de la automatización y cómo afectará a la humanidad en el futuro. Por otro lado, se plantean las consecuencias de la economía compartida y un mundo en el que pueda existir la renta básica. Las destrezas que pueda tener una persona, más allá de los conocimientos adquiridos, parecen clave en todo este asunto. Hoy en día, como dice el profesor más abajo, si no sabemos algo, lo buscamos en Google y obtenemos la respuesta en segundos, luego parece más importante desarrollar la creatividad más que almacenar conocimientos simplemente. (Vídeo de la segunda parte)

Entrevista de Iñaki Gabilondo a Carl Benedikt Frey. Segunda parte

Iñaki Gabilondo. Puestos de trabajos saldrán. Nokia despidió a muchos trabajadores que después crearon otras empresas.

Carl Benedikt Frey. Creo que en el caso de Nokia, la mayoría de trabajadores estaban relativamente cualificados. Lo cual hace que la transición sea mucho más fácil y creo que eso también arroja luz sobre lo que yo creo que es el asunto principal. Si tienes las habilidades requeridas te vuelves adaptable y puedes cambiar de trabajos e industrias. A un trabajador poco cualificado, le cuesta mucho más ver que su trabajo está siendo automatizado. Sobre los derechos en el pasado, los sindicatos tenían más facilidad para encontrar trabajadores con intereses comunes. Tenían el mismo tipo de trabajos y así un motivo para luchar por sus derechos.

Pero lo que vemos ahora es que los negocios se están haciendo cada vez más pequeños, no se contrata a tanta gente como en el pasado. Facebook, Instagram y otros tienen unos 2000 trabajadores, en el caso de Whatsapp incluso menos y al estar la fuerza de trabajo más dispersa es más difícil de organizar a los trabajadores. Creo que sería un error llegar a la conclusión de que los trabajadores o la clase media creció y mejoró durante la primera parte del siglo 20 principalmente por el movimiento obrero. Creo que el movimiento obrero tuvo un gran impacto obviamente, pero la verdadera razón de esa gran prosperidad fue la combinación de la tecnología y educación y los trabajadores se adaptaron rápidamente a esas tecnologías. Nuevas tecnologías como la industria automovilística que dio enormes oportunidades de empleo a ciertos trabajadores.

En mi caso me centraría más en asegurarme de que la gente tenga acceso a una educación de mayor calidad para adquirir las nuevas destrezas. Aun si tienes la destreza para cambiar de trabajo y de industria puede que no estés cerca de ese trabajo. Así que tal vez tengas que mudarte de Detroy a San Francisco… y mucha gente no tiene medios económicos para hacer ese cambio. Y lo que es peor aún, los precios de las casas suelen aumentar en esas áreas en las que aparecen esos nuevos trabajos, así que la gente normalmente no puede permitirse vivir donde se crean puestos de trabajo. Y lo que estamos viendo en términos de polarización económica y política tiene que ver con las regiones empobrecidas en decadencia debido a la pérdida de oportunidades laborales en las viejas industrias. Y el mayor desafío para la gente que vive en esas regiones es que tengan la oportunidad de poder mudarse a los sitios donde surgen los nuevos trabajos y salarios. Así que creo que se puede hacer mucho incluso sin el resurgimiento de un movimiento sindicalista por decirlo de alguna manera.

Iñaki Gabilondo. ¿Cree que tienen futuro los experimentos de sharing economy o economía compartida?

Carl Benedikt Frey. Creo que la economía colaborativa es una perturbación para algunos trabajadores pero creo que hasta ahora la economía compartida es muy pequeña. Se estima que aproximadamente el 0,5% de la mano de obra en EEUU está realmente involucrada en la economía colaborativa mediante Uber u otras aplicaciones. Y nuestros estudios muestran que en EEUU en las industrias que están más expuestas a la economía colaborativa, los impactos no han sido tan perturbadores como la gente dice. Obviamente los acuerdos de trabajo están cambiando. Se están asentando las reglas y van a tener que adaptarse a las tendencias de la economía colaborativa. Pero no creo que sea la gran causa de agitación. Creo que la automatización es la gran cuestión.

Iñaki Gabilondo. El que no tenga la suficiente preparación, ¿corren riesgo de quedar barridos?

Carl Benedikt Frey. En mi opinión, existe una amenaza de desempleo tecnológico generalizado aunque no lo estemos viendo en este momento. Pero la amenaza todavía más inmediata es la polarización y el aumento de sociedades divididas y creo que eso es algo por lo que debemos luchar.

Iñaki Gabilondo. ¿Está a favor del concepto “renta básica”?

Carl Benedikt Frey. Creo que depende de qué se entiende por renta básica. Porque cada uno puede entender algo distinto. Algunos creen que es algo que se añade a todo lo que tenemos hoy en día. Es decir, sigues teniendo tu Seguridad Social, ingresos, pensión… Y añades una renta básica sobre todo eso. Así que ahora deberíamos pensar cuánto debería ser esa renta básica. Si se conservan todos los demás seguros sociales no debería ser muy grande y después están quienes piensan que hay que rediseñar el sistema entero y sustituir los sistemas que existen por la renta básica. Pero ahí vemos las consecuencias que hay con Obama Care y otro tipo de reformas.

Algunas personas saldrán perdiendo de esas reformas, ya que siempre hay intereses particulares y las cosas se mueves despacio. También existe una opinión pública de que la renta básica es una manera de que las personas se vuelvan vagas, que también ocurre. Pero la cuestión es, yo verdaderamente me pregunto, ¿qué sociedad buscamos para el futuro? ¿Buscamos una sociedad en la que todos estemos unidos, en la que todos participen sin tener en cuenta lo bien que lo estén haciendo en el mercado laboral? ¿O buscamos una sociedad en la que vamos hacia el progreso pero a la vez dejamos a gente por el camino? Debe haber una solución inmediata. Lo mejor sería una mezcla de los dos y para conseguirlo creo que es necesario experimentar los posibles impactos adversos que tiene la renta básica.

Iñaki Gabilondo. En su estudio aparece muchas veces la palabra “Skills”. La importancia de adaptarse con nuevas destrezas a la nueva realidad. ¿En la educación o en la adquisición de destrezas está la clave a todo lo que nos hemos preguntado?

Carl Benedikt Frey. Es parte de la respuesta. No hay una única respuesta a todas las tendencias y desafíos a los que nos enfrentamos. Oxford existe desde hace 800 años y creo que la razón por la que seguimos haciendo las cosas bien es que nosotros, por un lado, reconocemos que la educación no se trata tan solo de adquirir y absorber conocimiento. También se trata de trabajar interactivamente con nuestros estudiantes. De pensar sobre problemas del mundo real y tratar de resolverlos de manera socialmente creativa. Para ello tenemos nuestro  sistema de aprendizaje en el que enseñamos a los estudiantes en grupos pequeñas aquellas destrezas que creemos que serán esenciales en el futuro. Creo que la educación necesita adaptarse para que los trabajadores se puedan adaptar también.

Iñaki Gabilondo. No todo el mundo es Oxford. Se dice que en este momento la enseñanza en Europa, por ejemplo, está más preocupada para preparar a los jóvenes para el mundo que se está yendo que para el que está viniendo. ¿Cree que no se está preparando al estudiante para el mundo que viene?

Carl Benedikt Frey. Absolutamente cierto. Y creo que eso es totalmente cierto en muchos aspectos. En primer lugar, creo que los ordenadores son muy buenos para almacenar y procesar información. Y eso es exactamente lo que estamos enseñando a nuestro estudiantes. Lees un libro, adquieres un conocimiento, apruebas un examen e intentas recordar cosas para el resto de tu vida. Pero hoy en día si se te ha olvidado algo, es tan fácil como buscarlo en Google y con respuesta en un par de segundos. La educación no debería ser tan solo almacenar información. Necesitamos aprender cosas obviamente y esto es un requisito para muchas otras cosas pero no puede acabar ahí.

Creo que la creatividad, la inteligencia social son destrezas importantes que no están recibiendo suficiente atención en el sistema educación. Pienso que además de los idiomas que enseñamos como inglés, francés, español y el alemán, la programación de ordenadores también va a ser un idioma cad vez más importante. Así que necesitamos enseñar a nuestros estudiantes cómo usar ordenadores y los nuevos tipos de tecnología que están emergiendo. Pero obviamente es más fácil decirlo que hacerlo. Porque primero se necesita enseñar a los profesores para que esto se consiga. Y por ese motivo siempre lleva tiempo adaptarse a las nuevas revoluciones tecnológicas, porque un vez que se empiezan los cambios solo la siguiente generación ve los beneficios de dichas reformas educacionales y eso va a ser un desafío entre muchos otros.

Iñaki Gabilondo. Sitúese dentro de 20/25 años, en el mundo del trabajo, ¿qué imagina que pasará?

Carl Benedikt Frey. Soy optimista sobre nuestra capacidad de crear cosas nuevas y brillantes. Pero soy pesimista sobre la manera en que nos tratamos nosotros los humanos. Y creo que hay muchos buenos ejemplos en la historia de la manera en la que hemos llegado a acuerdos y encontrado soluciones y hay muchos ejemplos de lo mal que han ido muchas cosas. Creo que tendremos un futuro en el que algunas cosas irán mal y otras bien. Pero creo que como la tecnología se está volviendo cada vez más poderosa, el aspecto negativo se está agravando más aun. Tengo compañeros en la universidad, por ejemplo Nick Bostrom que escribe sobre la superinteligencia y el hecho de que la inteligencia artificial pueda expulsar a la raza humana. Parece un riesgo que tenemos que meditar seriamente y más allá plantearnos preguntas más pequeñas como el futuro del empleo. Imagino que tendríamos un mercado laboral en el que la mayoría de la gente trabaja en sectores de servicios, más de los que hay hoy. Imagino que seguirá habiendo cierta polarización. Pero la verdad es que ese futuro depende de las decisiones que vayamos tomando y creo que intentar conocer las decisiones y ver a qué nos llevarán en el futuro es muy difícil. Así que de corazón soy optimista pero tengo mis preocupaciones.