La India, uno de los mercados emergentes más atractivos

  • 20-03-2018

  • 2 minutos

Las reformas de los mercados emergentes no es un tema nuevo. Pero el impulso de dichas reformas se ha intensificado en ciertos países emergentes, como China e India, fomentando un camino de crecimiento más sostenible. La renta variable emergente, aunque esté saliendo de un magnífico 2017, todavía ofrece oportunidades para más ganancias a medida que los inversores regresan de varios años con bajo rendimiento. BlackRock analiza La India, uno de los países preferidos dentro de los mercados emergentes.

  • El incremento de los riesgos comerciales no afecta al sólido argumento de la renta variable emergente. El crecimiento de la India, autosostenible e impulsado por las reformas, es buen ejemplo de ello.
  • Los titulares políticos inundaron la prensa la semana pasada y la volatilidad de la renta variable se estabilizó. La curva de rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense se aplanó. La renta variable estadounidense protagonizó sólidos flujos de entrada.
  • Es probable que la Reserva Federal aumente sus tipos esta semana, y los mercados podrían verse obligados a ajustar al alza sus expectativas sobre los tipos de cara a 2019.

La renta variable emergente sigue pareciendo interesante, independientemente de los riesgos comerciales. El buen tono de la economía global supone un apoyo, mientras las reformas estructurales hacen que el crecimiento interno se sitúe en una senda autosostenible en los principales países. Buen ejemplo de ello es la India, cuya pujante economía está impulsando las perspectivas de beneficios y, en nuestra opinión, ofrece una buena protección frente a posibles envites en el plano comercial.

El progreso que la India ha logrado en el recorte de las costosas subvenciones gubernamentales a elementos como la gasolina conforma un ejemplo clave sobre los avances que se han aplicado en forma de reformas estructurales con el Gobierno de Narendra Modi. Las subvenciones como porcentaje del PIB han descendido en los últimos años, tal y como se muestra en el siguiente gráfico:

El Gobierno también ha aplicado medidas para evitar pérdidas en el sistema mediante el pago directo de las subvenciones, a través de cuentas bancarias, en vez de a través de agentes o intermediarios. En su opinión, las medidas orientadas a aumentar la penetración financiera y a trasladar segmentos de la economía sumergida a la economía formal resultan favorables a largo plazo.