La tecnología conduce al sector logístico europeo a un punto de inflexión

  • 12-02-2019

  • 4 minutos

Un reciente estudio elaborado por Aberdeen Standard Investment y Transport Intelligence ha puesto de manifiesto que el sector logístico europeo, valorado en unos €870.000 millones, está en la antesala de un cambio importante. Aunque la plantilla que trabaja en estas instalaciones sigue siendo vital, la tecnología está cambiando la naturaleza del trabajo, lo que tendrá implicaciones de gran alcance tanto para la industria como para los inversores inmobiliarios.

El 52% de las empresas del sector han invertido en tecnologías como el análisis de datos y el 32% está utilizando “el internet de las cosas”. La encuesta ha señalado que este sector podría estar en un punto de inflexión en términos de adopción de tecnología ya que solo un 10% ha invertido en robótica, aunque un 56% planea hacerlo en un futuro.

Un 25% ya ha invertido en la automatización de los almacenes, y un 43% más tiene intención de hacerlo en el futuro

El estudio también sugiere que mientras que un 25% ya ha invertido en la automatización de los almacenes, un 43% más tiene intención de hacerlo en el futuro. De hecho, de acuerdo con el estudio, la tecnología de automatización ya es la característica más importante en las nuevas instalaciones.

Asimismo, el análisis también ha demostrado que la naturaleza del trabajo en esas instalaciones podría estar a punto de cambiar. Por el momento, 11 millones de personas trabajan en el sector de logística y transporte en Europa, la mayor parte ocupados en empleos de baja capacitación y muy manuales como la selección, clasificación y el traslado de mercancías. El tamaño de esa fuerza laboral podría reducirse, y un 47% de los participantes en este estudio respondieron que la automatización de los almacenes impactará en la cantidad de empleo que se necesita para hacer funcionar dichas instalaciones. El 42% y el 36% afirmaron que la robotización y el internet de las cosas, respectivamente, podrían impactar en sus necesidades de personal.

Sin embargo, el estudio también muestra que el empleo sigue siendo fundamental. Un 48% de los participantes afirmaron que el coste laboral es el más sensible y el 60% de las empresas están poniendo en marcha medidas para mejorar las condiciones de trabajo.

Aumentará la necesidad de trabajadores más cualificados

Conforme las instalaciones se vuelvan más sofisticadas, aumentará la necesidad de trabajadores más cualificados que sean capaces de gestionar y mantener unos equipos cada vez más especializados. Esto puede explicar por qué los encuestados afirmaron que acceder a mano obra de bajo coste es para ellos relativamente menos importante. Cuando se les preguntó qué característica es la más importante para este tipo de instalaciones, la mano de obra poco cualificada ocupó el sexto lugar. Esto cambia drásticamente los criterios para elegir la localización, lo que podría tener un profundo impacto en el sector logístico.

La encuesta también ha indicado que el sector logístico europeo continuará creciendo en los próximos años, ya que un 34% de los participantes ha afirmado que no cuenta con capacidad suficiente para satisfacer la demanda de sus clientes en los próximos uno o dos años. Un 39% ha dicho que la falta de instalaciones logísticas eficientes y disponibles estaba dificultando el crecimiento de sus negocios.

Esta encuesta ilustra claramente tanto el alcance como la naturaleza del crecimiento que probablemente veremos en esta industria en los próximos años.

Nos acercamos a un punto de inflexión en el que la logística empieza a tener mucho menos que ver con almacenes que emplean a trabajadores poco cualificados y se refiere más a trabajadores altamente cualificados que trabajan con tecnología cada vez más sofisticada.

La ubicación ya es muy importante en términos de cercanía al transporte y los consumidores, y la encuesta lo ha puesto de manifiesto. Sin embargo, a medida que alcanzamos este punto de inflexión, garantizar que las empresas puedan acceder y retener a las personas con las habilidades necesarias para gestionar la tecnología definirá aún más lo que se considera una localización óptima.

Esto tiene profundas implicaciones para las cadenas de suministro locales, regionales y globales. Pero también para los inversores inmobiliarios que están optando por la logística. Se va a generar claramente una mayor demanda por espacios que puedan combinar la cercanía con los consumidores y los medios de transporte, además de ofrecer acceso a trabajadores altamente cualificados.

Craig Wright, analista senior en Aberdeen Standard Investments

La proximidad a los consumidores y a la red de transporte se han situado en la segunda y tercera características más importantes que buscan los encuestados en una instalación logística.

El estudio ha sido fue realizado por Transport Intelligence para Aberdeen Standard Investments entre noviembre y diciembre de 2018 y se basa en las respuestas de 123 responsables de cadenas de suministro de 29 países europeos.

Caso de estudio

Amazon es pionera en el uso de robótica y vehículos de guiado automático (AGV) gracias a la adquisición en 2012 de la compañía de e-commerce Kiva Systems, entidad especializada en la producción de AGV que ayuda en el proceso de selección al acercar los estantes a los trabajadores encargados, algo que ha rebajado sus jornadas. Esto ha tenido un impacto significativo en términos de eficiencia en las instalaciones que ha adoptado la tecnología.

De acuerdo con un análisis de Deutsche Bank, las instalaciones de Amazon que usan AGV han sido capaces de reducir el tiempo que se tarda en enviar un pedido en un 75%, hasta 15 minutos. Además, el uso de estos robots ha resultado existoso a la hora de abordar uno de los principales problemas asociados al cumplimiento de las operaciones de e-commerce; el uso del espacio, algo que se ha debatido en profundidad en este informe.

Capacidad para almacenar un 50% más de inventario por metro cuadrado que las instalaciones convencionales de Amazon

Cada instalación equipada con AGV (solo algunas lo usan en la actualidad) ha mostrado la capacidad para almacenar un 50% más de inventario por metro cuadrado que las instalaciones convencionales de Amazon.

Estos avances, de forma conjunta, conllevan un tremendo ahorro de costes (una reducción de costes operativos del 20% en cada instalación) e implican una ventaja competitiva importante para Amazon.