Los fondos de private equity, en su mejor momento

  • 22-10-2018

  • 5 minutos

La idea de apostar a valor seguro se impone con más fuerza entre los inversores de private equity, tanto a nivel nacional como internacional. Hablamos de aquellos fondos que se dedican a captar recursos con lo que compran empresas para revalorizarlas y, así, venderlas al cabo de unos años rentabilizando dicha inversión.

Los fondos de private equity buscan comprar empresas que son altamente generadoras de caja, que tengan oportunidades de crecimiento (orgánico y a través de adquisiciones), que tengan oportunidades de mejorar operativamente y finacieramente la compañía, y que cuando transcurran los 5 años de propiedad del fondo de private equity, sean compañías muy atractivas para un potencial comprador”.

Francisco López Posadas, director de inversiones de Lift Investments Advisors

Hay mucha especialización. Hoy tenemos desde fondos de Venture Capital especializados en compañías en sus fases iniciales de desarrollo, habitualmente con un gran componente de innovación tecnológica, hasta fondos de buyouts que adquieren grandes compañías con rentabilidades consolidadas, pasando por múltiples situaciones intermedias”.

Miguel Zurita, co-Chief Investment Officer y Managing Partner en Altamar Capital Partners

A nivel mundial, la recaudación del capital riesgo en el tercer trimestre de 2018 repuntó tras seis meses de bajadas, según los datos del servicio de estadísticas Preqin. En total, se captaron 121.000 millones de dólares (superándose el nivel psicológico de los 100.000 millones de dólares pro primera vez en el año) que absorbieron 214 fondos entre julio y septiembre.

Estos datos reflejan que, cada vez más, los inversores optan por protegerse de la incertidumbre del mercado, confiando en los proyectos promovidos por gestores de prestigio y con una larga trayectoria a u espalda. Se trata de fondos que se ecuentran muy activos porque “tienen que poner a trabajar el alto nivel de liquidez del que disponen” señala López Posadas. En los tres últimos años, esta tipología de fondos se ha caracterizado por “niveles muy elevados de fundraising en los que la mayoría de fondos españoles e internacionales han conseguido levantar nuevos fondos con tamaños récord y significativamente superiores al tamaño de su fondo predecesor”.

Private Equity: más seguro que las acciones

Un reciente estudio elaborado por JP Morgan Asset Management y Hamilton Lane revela que el capital privado es más seguro que las acciones pero es difícil encontrar el mejor fondo de esta tipología.

En concreto, el informe muestra que dos quintas partes de las acciones cotizadas en bolsa experimentan una “pérdida catastrófica”, lo que supone una caída superior al 70% del valor máximo y con una recuperación mínima. Sin embargo, menos de 3 de cada 100 fondos de capital privado sufren pérdidas de tal magnitud; por lo que las acciones son trece veces más peligrosas que los fondos de private equity.

España, en el mejor momento

Así lo aseguraba la semana pasada el director general de la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI), José Zudaire, quien afirmaba que España tiene que hacer “ruido”, ya que se encuentra en el mejor momento del sector de private equity con una previsión de 6.000 millones de euros en inversión para finales de 2018. Previsión que se corresponde al 0,45% del PIB nacional, un nivel de inversión cinco veces mayor al de Italia.

Bajo la opinión del experto de Altamar Capital Partners, existen dos factores que están provocando que los fondos de private equity estén tan activos en España:

1. En primer lugar, la situación macro en España es saludable e incluso estamos experimentando tasas de crecimiento superiores a la media europea.

En ese entono benigno España ha contado tradicionalmente numerosas empresas familiares y de tamaño mediano que presentan atractivas oportunidades de desarrollo y a las que más recientemente se han unido empresas más jóvenes muy innovadoras que han nacido incluso durante los años de la crisis”.

Miguel Zurita, co-Chief Investment Officer y Managing Partner en Altamar Capital Partners

2. El grueso del volumen invertido lo representan fondos internacionales que se ven atraídos por las oportunidades del mercado español, pero también están muy activos fondos de middle market nacionales y fondos de Venture Capital. Estos fondos (tras una dura travesía del desierto durante la crisis financiera) han conseguido levantar nuevo capital, en gran medida con el apoyo del Fond ICO Global que ha supuesto un enorme efecto dinamizador, y con su presencia activa, están identificando y generando nuevas y atractivas oportunidades de inversión, alimentando así un circulo virtuoso.

Fuente de valor para la economía

Los expertos con los que hemos hablado no dudan en afirmar que los fondos de capital riesgo suponen una fuente de valor para la economía de país en concreto, y así lo constatan muchos estudios que se han llevado a cabo a lo largo de estos años.

Hay muchos estudios que demuestran que las empresas que pertenecen a fondos de private equity crecen más rápido y generan más empleo que la media de empresas y la economía de un país”. Francisco López Posadas, director de inversiones de Lift Investments Advisors.

Las razones son varias:

  • Las empresas target de private equity están en sectores más atractivos y crecen estructuralmente más que la media.
  • El private equity es un acelerador del crecimiento de muchas compañías (expansión geográfica e internacionaliza, digitalización, adquisiciones, uso mas eficiente del capex).
  • El capital riesgo pone mucho énfasis y recursos en la creación de valor a través de la profesionalizan y la mejora operativa de las empresas.

Desde el primer boom del private equity que podemos situar en la década de los 80, la relevancia del mismo en la economía no ha hecho más que crecer de forma sostenida. Y continúa haciéndolo: los fondos del sector tienen participación en el capital de más de 13.000 compañías de todo el mundo. Emplean a más de 20 millones de personas, y por cada millón de dólares adicional que invierten, se estima que generan 10 puestos de trabajo, según el informe ‘Private Equity en España. Oportunidades de Crecimiento’ elaborado por Funcas.

Ello no significa que el private equity no esté influido por los ciclos económicos (que lo está) tanto en lo que se refiere a captación de fondos, volúmenes invertidos y retornos generados; pero lo cierto es que se trata de una categoría de activos financieros cada vez más relevante en nuestra economía y en nuestra sociedad”.

Ana Isabel Fernández, coordinadora del estudio de Funcas

Así se demuestra en el siguiente gráfico donde, tomando una serie temporal larga, impactada por varios ciclos económicos, queda plasmado que los activos bajo gestión de los private equity han crecido de forma sostenida a un ritmo anual medio superior al 10% en el período 2000-2017.

Es más, desde el último período de recesión económica, el private equity ha registrado récords de crecimiento. El volumen de activos gestionados ha crecido más del 80% durante este período de tiempo, alcanzando aproximadamente los 2,7 billones de dólares.

Primer fondo de fondos de private equity

Precisamente hoy, Dunas Capital ha anunciado el lanzamiento de Rainforest Dunas Iberia Fund I FCR, el primer fondo de fondos de private equity que invertirá, exclusivamente, en gestoras radicadas en España y Portugal.

El objetivo de sus gestores será buscar oportunidades de inversión en productos de buyout y growth capital, teniendo cierta flexibilidad para tomar compromisos minoritarios en fondos de venture capital, deuda privada, infraestructuras y situaciones especiales.

En el actual entorno con tasas de interés históricamente bajas, que prevemos se mantendrán así durante un largo tiempo, los inversores buscan cada vez más aumentar sus compromisos en activos innovadores y a largo plazo que estén descorrelacionados de las fluctuaciones del mercado”.

David Angulo, chairman de Dunas Capital

La idea es que este nuevo fondo empiece a invertir en firmas ibéricas de capital riesgo en los próximos meses.