Los grandes ganadores de la subida del oro negro

  • 27-06-2018

  • 3 minutos

Si hay un tema que está a la orden del día en los mercados es el precio del crudo. Desde los mínimos que marcó en 2016 el precio no ha dejado de repuntar, condicionado en gran medida por las decisiones de reducción de la oferta por parte de la OPEP. En vista de la situación, el pasado 22 de junio, acordaron un incremento de producción en 1 M barriles/día con el objetivo de poner fin al rally del oro negro. Esta moderada decisión parece haber tenido un efecto de freno, pero no ha sido suficiente para detener el avance de los precios.

Precio por barril de crudo Brent (en $)

Fuente: Federal Reserve Economic Data

En cualquier caso, esta situación no ha venido mal a todo el mundo, de hecho las compañías petroleras han sido las grandes beneficiadas de esta situación. La recuperación de los precios ha sido el gran aliado estos años, de unas compañías que no están en su mejor momento. La aparición de cada vez más fuentes alternativas, les ha hecho afrontar con cautela un escenario complejo para ellas, reduciendo inversión y activos. En los momentos bajos, han trabajado duro, mejorando en eficiencia y consiguiendo umbrales de rentabilidad por barril favorables. Al repuntar el precio, éste ingreso extra ha servido para incrementar el CAPEX.

Con esta situación sobre la mesa, aprovechamos para realizar un breve análisis de qué impacto ha tenido en los fondos que invierten en compañías energéticas.

Fondo  ISIN Rentabilidad acum. 1 año 
BGF World Energy Fund LU0171301533 16,91%
Ibercaja Petroquímico FI ES0130706031 14,99%
Invesco Energy Fund LU0123358656 13,63%

 

Se trata de tres fondos de renta variable global del sector energético, cuyas carteras están compuestas por grandes compañías internacionales, la mayoría de las cuales son grandes petroleras, compañías que producen o explotan yacimientos de petróleo o gas, así como empresas que desarrollan fuentes energéticas alternativas o nuevas tecnologías energéticas.

En el caso concreto del Ibercaja Petroquímico, también podrá invertir en empresas del sector químico, incluyendo petroquímicas, agroquímicas, químicas especializadas y de gases industriales. Sin embargo, la mayoría de sus posiciones principales en cartera quedan en el sector energético.

Si damos un vistazo rápido a sus carteras, encontramos denominadores comunes. Royal Dutch Shell PLC, BP PLC y Chevron son tres compañías petroleras de gran tamaño y que tras la caída del petróleo en 2016, al igual que ha ocurrido con el precio/barril, han experimentado un gran rebote. Por destacar alguna compañía nacional con presencia en éstos fondos, haremos mención de Repsol S.A., que desde 2016, ha pasado de un precio de 7,2 € por acción a situarse cerca de los 17 € por acción.

Cotizaciones Repsol, Shell, Chevron y BP

Fuente: 4Traders, a 27 de junio de 2018

Estos son los ejemplos comunes, pero reflejan la tónica general del sector. Por ello, en los tres casos, la rentabilidad acumulada durante el último año supera al MSCI World, que es del 11,57%. Podríamos comentar algunos datos más, como ratio de Sharpe, o Alpha de los fondos, pero simplemente no serían buenos indicadores, ya que los datos están calculados a 3 años, por lo que incluyen la gran caída en 2015-2016, arrojando datos negativos, a excepción del Ibercaja Petroquímico, con un ratio de Sharpe de 0,41 y Alpha de 4,40.

El fin a las limitaciones en la producción por parte de los productores de crudo tiene un objetivo último y es el de frenar el avance de EE.UU, que en los últimos meses ha elevado su capacidad de producción. A día de hoy la producción estadounidense alcanza niveles récord, acercándose a Rusia y superando a su paso a Arabia Saudí. Una amenaza adicional la representan las tensiones comerciales que mantiene con China. Después de que Trump elevara a 200.000 millones de dólares los aranceles contra el país asiático, China amenaza con incluir en la lista un gravamen especial a los productos petrolíferos.