Los dividendos de los mercados emergentes baten récords

  • 12-03-2019

  • 2 minutos

Según el último Janus Henderson Global Dividend Index, los dividendos mundiales no se vieron afectados por la volatilidad del mercado y terminaron 2018 con una cota récord.

De este modo, los dividendos mundiales cerraron 2018 registrando nuevos máximos, dado que el cuarto trimestre – caracterizado por su solidez – no se vio afectado por el aumento de la volatilidad vivido. Los repartos totales repuntaron un 9,3% en base general hasta los 1,37 billones de dólares para el año completo. En base subyacente, el parámetro favorito por la gestora, este nivel equivale a un aumento del 8,5%, el mejor comportamiento desde 2015.

Los mercados emergentes, Japón y Norteamérica se anotaron un férreo comportamiento, mientras que Europa quedó rezagada, tal y como se muestra en la siguiente tabla:

Tabla 1: Tasa de crecimiento anual del ejercicio 2018, ajustes de crecimiento subyacente a general.

Fuente: Janus Henderson Investors

Como se desprende de la misma, los mercados emergentes fueron los ganadores por goleada, tanto por crecimiento subyacente, con un 15,9%, como por el crecimiento general de sus dividendos, con un 16,9%. Es por ello que nos centramos en estas regiones y analizamos la distribución de dividendos en los principales países emergentes.

Gráfico 1: Mercados emergentes 2018

Fuente: Janus Henderson Investors

Los dividendos de los mercados emergentes baten récords en 2018

Tras un primer trimestre anémico, los dividendos de los mercados emergentes se recuperaron con fuerza durante el resto del año. En 2018 en su conjunto, la retribución al accionista en esta región aumentó un 15,9% en base subyacente. Los 120.900 millones de dólares totales distribuidos representan la cifra más elevada desde el año 2014.

Los dividendos rusos representaron dos quintos del alza de 17.700 millones de dólares en los repartos de esta región, e hicieron gala de su naturaleza volátil al dispararse un 44,1% en base subyacente hasta 25.100 millones de dólares, un amplio récord. La mayor alza provino de Sberbank, que duplicó sus dividendos ante el aumento de su ratio de reparto y una excelente expansión de sus beneficios, al tiempo que la subida de los precios del crudo generó abultados incrementos en los casos de Tatneft y Rosneft, que emularon la tendencia de las empresas energéticas de todo el mundo.

Los dividendos chinos representan un 25% del total repartido en el universo emergente

Con 33.300 millones de dólares, los dividendos chinos muestran un crecimiento subyacente del 14,0%, tras tener en cuenta la caída de los dividendos extraordinarios. El 90% de las empresas chinas aumentaron sus repartos o los mantuvieron estables, y la principal alza individual corrió por cuenta de Sinopec, cuyo aumento de los márgenes de refino y mejora de la combinación de ventas propiciaron que se distribuyeran 980 millones de dólares más a los accionistas.

En el plano sectorial, banca y aseguradoras representaron la mayor parte de la expansión de las distribuciones. Ping An Insurance, por ejemplo, duplicó su dividendo, elevando así su ratio de reparto ante unos beneficios que se han disparado.

Gráfico 2: JHGDI – Mercados emergentes

Fuente: Janus Henderson Investors

Los dividendos brasileños repuntaron un 22,7% en base subyacente, aunque el crecimiento general fue notablemente inferior ante la marcada devaluación del real. Vale aumentó considerablemente su dividendo pero, tras un trágico incidente ocurrido en enero de 2019, la firma ha suspendido los repartos futuros. Con todo, un 25% de las empresas brasileñas recortaron su remuneración al accionista, lo que pone de manifiesto la debilidad de la economía. Entre los otros grandes mercados emergentes, la India y Sudáfrica mantuvieron sus dividendos prácticamente intactos en términos subyacentes.