M&G lanza un fondo de renta variable de impacto social y medioambiental positivo

  • 13-12-2018

  • 2 minutos

M&G Investments ha anunciado el lanzamiento de un fondo de renta variable que invierte en compañías sostenibles y que tiene por objetivo lograr un impacto social positivo al abordar los principales desafíos sociales y medioambientales del mundo, proporcionando a la vez unas rentabilidades de inversión atractivas.

La gestión de M&G (Lux) Positive Impact Fund depende de John William Olsen, que junto con Ben Constable-Maxwell, director de inversión sostenible y de impacto de M&G, se encargan de la evaluación de impacto, medición y características medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG).

El fondo invertirá en un amplio abanico de compañías, incluidas las de mercados emergentes, que se centran en lograr un impacto social y medioambiental positivo y tiene por objeto generar una rentabilidad total superior a la del índice MSCI All Countries World en cualquier periodo de cinco años. Es una cartera concentrada que incluye hasta 40 compañías.

M&G (Lux) Positive Impact Fund se centrará en el impacto de las compañías cuyo fin es abordar los problemas sociales. En este contexto, la definición tradicional de «Impacto» se ha ampliado, desde el impacto que la inversión tendría en un negocio al impacto de la compañía en la sociedad en general.

«Nuestro proceso de inversión supone analizar y medir constantemente el impacto de las compañías en las que invertimos, en lugar de aplicar un filtro estático. Exige mucho más trabajo porque cada inversión debe ser objeto de un análisis de Impacto y obtener la aprobación total del equipo, pero no hacemos concesiones en cuanto al componente de impacto de nuestra propuesta». 

John William Olsen, gestor de M&G (Lux) Positive Impact Fund

Se trata de un fondo diversificado en torno a seis áreas de impacto principales: soluciones climáticas, aire limpio, agua y suelo, economía circular, mejora de la salud, condiciones laborales e igualdad social. En estas áreas, el fondo invierte en tres tipos de compañías de impacto: «pioneras», «facilitadoras» y «líderes».

Olsen y Constable-Maxwell cuentan con el apoyo del equipo de Gestión de impacto positivo de M&G, que lleva a cabo análisis y define el universo de inversión del fondo alcanzando un consenso sobre el impacto de todas las inversiones potenciales. El equipo realiza un cribado de las inversiones realizando un análisis en tres aspectos: justificación de la inversión, intenciones e impacto de cada compañía. Este enfoque es una forma práctica de puntuar a las compañías que pueden ser incluidas en el fondo y de crear una lista de supervisión de compañías sostenibles de alta calidad para que el gestor elija cuando el momento y la oportunidad sean los adecuados. El fondo adopta el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

«La inversión de impacto es importante para nosotros y para nuestros clientes. Con el lanzamiento de este fondo, este tipo de inversión es ahora más accesible a un conjunto más amplio de nuestros clientes y aquellos que intentan acceder a compañías que influyen positivamente en la sociedad o el entorno en el que operamos, tratando a la vez de generar una rentabilidad de la inversión excelente».

Ignacio Rodríguez Añino, responsable de M&G para España, Portugal y América Latina