Microsoft, una de las apuestas del fondo Janus Henderson Global Equity Income

  • 18-12-2018

  • 2 minutos

Nos centramos en empresas con sólidas posiciones competitivas en su sector, lo que les permite generar importantes flujos de caja para invertir y distribuir dividendos. Microsoft constituye nuestra posición de mayor envergadura y cumple con estas características. Iniciamos posiciones hace muchos años y, desde entonces, la compañía ha aumentado su distribución de dividendos de forma significativa, al tiempo que ha invertido para pasar a ser uno de los líderes más destacados del sector del software. 

La empresa se ha forjado una sólida posición en el sector del software para empresas gracias a su gama de productos, y ha sido un destacado beneficiario de la transición a la nube. Además de su negocio de infraestructura en la nube Azure, que está registrando un gran crecimiento, el equipo directivo ha sabido migrar de forma satisfactoria a sus clientes de MS Office a su plataforma homóloga en la nube. Creemos que esto da pie a una mayor perdurabilidad de sus ingresos a largo plazo, además de apuntalar sus márgenes. 

La posición que ha logrado en el segmento cloud también presenta una oportunidad a largo plazo para para efectuar ventas incrementales de servicios a clientes cautivos. Esto debería mejorar significativamente los beneficios en la base de clientes existentes y facilitar la venta de servicios complementarios, como aquellos orientados a la gestión de la atención al cliente. 

Otra característica positiva del negocio ha sido la política de asignación de capital del equipo directivo. Además de invertir internamente en aras del crecimiento, Microsoft adquirió LinkedIn para incorporar una herramienta social de gran valor a su cartera, lo que también mejora los márgenes. El actual consejero delegado ha mostrado un firme compromiso con la distribución de dividendos, que ha aumentado un 10% anual en los últimos tres años. Esto se suma al programa de recompra de acciones, que también ha conllevado un uso constante del flujo de caja libre. 

En nuestra opinión, sus acciones muestran unas valoraciones interesantes teniendo en cuenta el crecimiento de doble dígito de sus beneficios, con un nivel de visibilidad más elevado que muchas otras firmas del sector. El balance refleja una sólida posición de efectivo neto, y las iniciativas de racionalización de costes de Microsoft han permitido a la compañía generar un nivel sustancial de flujo de caja libre.