MiFID II deja menos analistas y menores presupuestos para investigación

  • 06-03-2019

  • 3 minutos

MiFID II deja menos analistas y menores presupuestos para investigación. Así lo explica CFA Institute, la Asociación Global de Profesionales de la Inversión, que ha publicado los resultados de una nueva Encuesta entre 500 gestores de cartera, analistas y otros profesionales europeos que revela el impacto de MiFID II en el coste, la calidad y la cobertura de los estudios de inversiones.

Primera perspectiva europea sobre MiFID II

Un año después de la introducción de MiFID II, los proveedores de estudios y análisis de inversiones experimentan la sacudida que, en la industria de la inversión, ha supuesto el replanteamiento que los gestores de inversiones han llevado a cabo de sus necesidades de investigación bajo el nuevo régimen. La nueva Encuesta; MIFID II: Un año después, ofrece la primera perspectiva a escala europea sobre MiFID II de los profesionales de la inversión. Estos proceden tanto de la parte de compra como de la venta de la industria de la inversión, principalmente en gestión de carteras, investigación y roles directivos.

“MiFID II ha traido la transparencia y la competencia al negocio de la investigación sobre inversiones. Pero, a medida que los gestores de activos han absorbido los costes de aquellas, hemos observado una notable reducción en los presupuestos, los que está causando una sacudida entre los proveedores de investigación y estudios de inversiones».

Rhodri Preece, CFA, Director de Investigación de CFA Institute.

«Los proveedores independientes y del lado de la venta están bajo presión, lo que se traduce en una menor cobertura, particularmente de los activos de pequeña y mediana capitalización, y en una menor presencia de analistas por el lado de la venta.”

Rhodri Preece, CFA, Director de Investigación de CFA Institute.

Conclusiones más importantes de la Encuesta“MIFID II, un año después”

Los proveedores de investigación independientes no se han beneficiado de MiFID II, ya que un mercado más competitivo lleva a una reducción en los proveedores y un menor número de analistas de ventas; el 57 por ciento de los encuestados del lado de la compra afirmaron haber recibido una cantidad menor de investigación procedente de los bancos de inversión que antes de MiFID II.

Los presupuestos de investigación han disminuido notablemente, siendo las empresas de mayor tamaño las que han realizado mayores reducciones; en promedio, la reducción del presupuesto de investigación, según los encuestados, es del 6,3 por ciento. Sin embargo, esta reducción aumenta proporcionalmente al tamaño de la empresa: para las firmas con activos bajo gestión por encima de 250 mil millones de euros, la reducción promedio es del 11%, mientras que para las empresas con activos gestionados por debajo de 1.000 millones de euros, el cambio presupuestario es insignificante.

Los encuestados expresaron su preocupación por la cobertura de la investigación

En la mayoría de los casos, los profesionales del lado de la compra creen que la calidad de la investigación no ha cambiado, pero por el lado de la venta son generalmente más pesimistas, con un 44 por ciento afirmando que la calidad de la investigación ha disminuido. Significativamente, una mayoría relativa de los encuestados por el lado de la venta (44 por ciento) cree que la calidad de la investigación de los activos de pequeña y mediana capitalización ha disminuido. Menos del 10 por ciento de los encuestados, tanto en el lado de compra como en el de venta, creen que la calidad de la investigación ha aumentado.

Los encuestados expresaron su preocupación por la cobertura de la investigación, ya que el 47 por ciento por el lado de la compra, y el 53 por ciento del lado de las ventas, afirmaron ver una disminución en la cobertura de los activos de pequeña y mediana capitalización.

El 54 por ciento de los encuestados en el lado de la venta afirman percibir que se ha producido una reducción en el número de analistas.

Sin embargo, y en general, los encuestados creen que el mercado de investigación es más competitivo, una visión expresada por el 39 por ciento, en comparación con el 25 por ciento que afirma es menos competitivo.