En Mirabaud ven valor en las tecnológicas y en el envejecimiento de la población

  • 17-07-2019

  • 3 minutos

En Mirabaud ven valor en valores tecnológicos y en el envejecimiento de la población

El crecimiento global, si bien no ha entrado en recesión como algunos vaticinaban, si ha sufrido un importante frenazo y hemos de asumir que las tasas de crecimiento empiecen a mostrar signos de agotamiento. Aún hemos de esperar a lo que ocurra en la segunda mitad de julio, cuando empezaremos a ver la publicación de resultados de compañías americanas, pero todo parece indicar que nos enfrentaremos a una evolución menos positiva que en trimestres anteriores, con ritmos de crecimiento muy ligeros y claros signos de cierto agotamiento e incapacidad por mantener unas tasas de crecimiento que soporten un aumento en las valoraciones.

Atendiendo a las últimas declaraciones de Jerome Powell, parece que la Reserva Federal llevará acabo un recorte de tipos previsiblemente este mismo mes. Algo positivo, si cabe, ya que, en nuestra opinión, la decisión contraria podría generar más incertidumbre y temor entre los inversores al entender estos la decisión como una clara amenaza para la reactivación de la economía de cara a los próximos de tres a seis meses.

«Nos enfrentamos a una evolución menos positiva que en trimestres anteriores»

En este contexto, en Mirabaud optamos por la cautela. En una cartera global, creemos que en estos momentos se debería seguir una estrategia conservadora, con un posicionamiento un 50% más defensivo que en una situación normalizada del mercado. Es decir, debería hacerse una reducción del riesgo del 50% sobre una posición neutral.

Por áreas geográficas, seguiríamos dando un protagonismo a Estados Unidos, donde nos hemos vuelto más positivos con el sector financiero y mantenemos también la apuesta por el sector tecnológico. También somos proclives a los mercados emergentes donde, por lo que respecta a renta variable, seguiríamos favoreciendo a la zona de Asía y, en especial, a todas aquellas compañías ligadas al crecimiento del consumo interno y al desarrollo de infraestructuras. Por otra parte, y a pesar de la fuerte corrección sufrida por parte de algunos de los grandes jugadores del sector tecnológico (especialmente Huawei), seguimos creyendo en el potencial de las compañías TIC para esta área geográfica. Con respecto a Europa, consideramos que ha de mantener un peso más residual en las carteras ya que el actual contexto favorece solo las compañías de sesgo dividendo.

De otro lado, pensamos que el posicionamiento por divisas en una cartera equilibrada debería de rondar ente el 10% y el 12% del peso en dólar. Sobre el resto de las divisas mantenemos la cautela, especialmente por lo que respecta a la libra esterlina.

«En este contexto, en Mirabaud optamos por la cautela»

Pero, qué duda cabe, en cualquier ciclo y momento de mercado hay oportunidades. En este sentido, si no centramos en renta fija, creemos que estas oportunidades están principalmente en emisores emergentes y en gobiernos en duraciones largas. A pesar de las bajas o incluso negativas rentabilidades de algunos de estos emisores, creemos que puede haber una contracción aún mayor en los tipos de interés y, por lo tanto, podemos aún obtener ganancias en precio.

A la vuelta de verano atenderemos a un escenario donde el BCE empezará a plantear nuevas medidas de estímulo mediante posibles recortes en los tipos de interés, lo que puede llevar a los emisores de gobiernos a mayores recortes en los tipos a largo plazo. Entendemos que estas medidas de estímulo monetario podrán venir acompañadas de medidas fiscales. Sin embargo, creemos que esto se reducirá a economías saneadas, como la alemana, con un menor margen de aplicación para economías fuertemente endeudadas.

Los valores tecnológicos, los más atractivos

Por lo que respecta a la renta variable, vemos valor en el sector tecnológico (muy en especial en el entorno 5G), en las temáticas ligadas a envejecimiento de la población y en todas aquellas compañías cuya cuenta de resultados este apalancada al crecimiento de la población de mayor edad. En los parqués de Europa seguimos viendo valor en sectores donde las compañías operan en duopolios, con preferencia por los sectores Lujo y Lifestyle, Alimentación, Asegurador y Farmacéutico. Y cobran especial interés compañías globales que han llegado a ser líderes en su sector, imponiendo fuertes barreras de entrada.

A grandes rasgos, en estos momentos, una cartera equilibrada, en nuestra opinión, debería repartirse con un 29% en monetarios o liquidez a corto plazo; un 46% en renta fija corporativa (en emergentes y en desarrollados con duraciones más acotadas), añadiendo gobiernos con duraciones más largas; un 25% en renta variable, del que emergentes sería un 4%, Europa un 7%, estrategias temáticas como las comentadas anteriormente un 4% y, el 10% restante, resto, Estados Unidos. Finalmente, en una situación de riesgo medio, la liquidez se debería de aproximar al 30% en espera de correcciones de mercado y nuevas oportunidades.