El modelo SustainEx de Schroders identifica los mercados más sostenibles del mundo

  • 22-05-2019

  • 2 minutos

El modelo SustainEx de Schroders ha identificado los mercados de inversión más sostenibles del mundo. Las empresas de Suiza, Singapur y Estados Unidos generan los mayores beneficios sociales, según el marco de inversión pionero creado por Schroders: SustainEx.

El modelo SustainEx ha identificado algunos de los sectores y mercados de inversión más sostenibles del mundo al analizar los costes o beneficios netos que las empresas generan por cada 100 dólares de ingresos que generan. Según el análisis de Schroders, siete de los diez mercados más sostenibles son europeos, mientras que los menos sostenibles son aquellos emergentes que dependen de recursos naturales.

Presión por el cambio climático

«Las empresas y los países se están viendo sometidos a una presión creciente por parte de las autoridades reguladoras y de la sociedad para que tomen conciencia del efecto que ejercen en retos como el cambio climático, la contaminación y la obesidad. A medida que esas tensiones sociales se acentúan, resulta cada vez más probable que estas externalidades sociales y medioambientales generen costes financieros tangibles. Por tanto, es más importante que nunca que los inversores evalúen las repercusiones sociales de las empresas y las carteras de inversión, en lugar de centrarse exclusivamente en los parámetros financieros. En la actualidad, es importante comprender no sólo cuánto beneficio genera una compañía, sino cómo lo genera. Hemos desarrollado SustainEx para proporcionar una perspectiva objetiva de los riesgos y oportunidades que afrontan las compañías y los mercados para ayudar a nuestros analistas, gestores de fondos y clientes a desenvolverse en un mundo cada vez más complejo».

Andrew Howard, responsable de Análisis sobre sostenibilidad en Schroders

Suiza ocupa la primera posición en la clasificación debido a la elevada concentración de firmas cotizadas del sector farmacéutico y tecnológico. El análisis de Schroders también reveló que las empresas que se veían sometidas a las presiones sociales y reguladoras más importantes por parte de los Gobiernos y las autoridades reguladoras también solían generar los beneficios sociales más considerables.

En el plano sectorial, las compañías de los sectores biotecnológico, farmacéutico y relacionados con el agua ofrecen los beneficios sociales más notables, mientras que las compañías de juego generan los costes sociales más cuantiosos, todo ello en relación con su peso en los mercados bursátiles.