«Moringa», el fondo de EdR, sigue apostando por África

  • 02-10-2019

  • 2 minutos

"Moringa", el fondo de EdR sigue apostando por África

El fondo de impacto de Edmond de Rothschild Moringa SCA SICAR («Moringa») sigue apostando por África. Dedicado a proyectos agroforestales en el África Subsahariana y América Latina, el vehículo de inversión ha anunciado su décima inversión, siendo la sexta de su compartimento africano. Moringa ha adquirido una participación del 46% en SOBEMA (Société des Boissons et Eaux minérales du Mali).

Creada en 2013 por Dino Ballestra, un experimentado empresario con una sólida trayectoria en la industria alimentaria, SOBEMA es una empresa de Mali pionera que tiene como objetivo ofrecer a los mercados locales una gama de diferentes bebidas, basadas en ingredientes de origen local. Con esta inversión, SOBEMA lanzará la producción de una amplia gama de bebidas, desde agua mineral hasta zumos de frutas y bebidas aromatizadas.

Okan ha sido el asesor financiero del Fondo Moringa en el contexto de este acuerdo

SOBEMA está aprovechando las sinergias con Comafruits, su compañía hermana, otra empresa del portafolio del Fondo Moringa que produce puré de mango orgánico y convencional en Mali. Al compartir su planta de procesamiento de Sélingué con ComaFruits, SOBEMA fomenta la estrategia de diversificación de las empresas que podrán procesar una amplia gama de frutas y verduras (por ejemplo, guayaba, naranjas, anacardos, tomates, piñas, granadas, jengibre, etc.) con pocas modificaciones en la maquinaria.

El Fondo Moringa considera que esta inversión contribuirá a aumentar los ingresos de los agricultores de Mali, en consonancia con su misión principal. La diversificación de la gama de productos de SOBEMA ofrecerá a los agricultores la oportunidad de diversificar aún más su producción y sus ingresos. Apoyará la difusión de la agrosilvicultura y de las prácticas sostenibles en el uso de la tierra, ya que los agricultores tendrán una salida segura para toda su producción. Los agricultores se beneficiarán de un mayor apoyo técnico y financiero para adoptar plenamente prácticas de diversificación que puedan mejorar tanto sus medios de subsistencia como el medio ambiente.