Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Pablo Monjardín de Abanca – Selector del mes

  • 30-01-2020

  • 5 minutos

Os presentamos a Pablo Monjardín, Head of Asset Management de Abanca. Se unió al equipo de inversiones en septiembre de 2018 y, en la actualidad, está al frente de las carteras de gestión discrecional y la selección de fondos de inversión para las listas de recomendados.

Pablo Monjardín es graduado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Oviedo, posee también un Master en Bolsa y Mercados Financieros por el IEB.

Entrevista a Pablo Monjardín, Abanca

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Y lo que menos?

La parte que más me gusta de mi trabajo es sin duda el desafío intelectual que supone. Los mercados y la economía evolucionan y te obligan a aprender constantemente, actualizarte e innovar. Cada día es distinto y el entorno en el que debes tomar decisiones de inversión va cambiando, y esto es sin duda lo más atractivo y retador.

La parte negativa es el cortoplacismo que existe en gran parte de la industria. En muchos casos tanto los clientes como los profesionales nos dejamos llevar por nuestros sesgos conductuales, especialmente cuando los resultados no acompañan, y acabamos cometiendo errores de inversión a pesar de llevar a cabo un análisis minucioso, echando a perder todo el trabajo previo. En este sentido, el contar con un proceso de inversión sólido ayuda a evitar este tipo de errores.

¿A qué problemas te enfrentas a diario?

Hoy en día el gran desafío de un gestor es el exceso de información y la falta de tiempo. Ambos problemas están ligados y pueden dificultar enormemente la toma de decisiones si no somos capaces de seleccionar la información relevante y aislarnos del ruido.

En este sentido, la tecnología puede sernos de gran ayuda y desde el equipo de inversiones de Abanca hemos desarrollado diversos algoritmos que a través de la inteligencia artificial y el machine learning nos permiten filtrar toda la información disponible en los mercados y quedarnos únicamente con aquella que sea material y útil para nuestro trabajo.

Desde tu punto de vista, ¿es importante tener opinión de mercado a la hora de elegir un producto?

Sin duda me parece fundamental tener una visión de mercado a la hora de seleccionar un fondo. El análisis del ciclo económico es uno de los pilares de nuestro modelo de inversión y junto con el análisis de las valoraciones de las diferentes clases de activos y el momento de mercado, nos permite construir el asset allocation que reflejamos en nuestro House View corporativo.

En base a este House View global seleccionamos los mejores fondos que nos permitan implementar de la manera más eficiente posible nuestra visión, tanto en las carteras de gestión discrecional como en los listados de fondos recomendados.

Podemos resumir por tanto que es la visión de mercado y nuestro asset allocation el que elige al producto y no viceversa.

Dentro del proceso de selección de fondos, ¿qué tarea es la que consume la mayor parte de tu tiempo?

Nuestro proceso de selección combina el uso de algoritmos cuantitativos con el análisis cualitativo. La primera fase nos permite acelerar la generación de ideas y ser eficientes en el análisis cualitativo de los fondos, sobre todo teniendo en cuanta la amplia oferta de productos disponibles en el mercado.

Es en la parte cualitativa donde dedicamos más tiempo, analizando todo el modelo de inversión desde la generación de ideas y el equipo hasta el proceso de construcción de la cartera. Con este análisis buscamos entender las fuentes de rentabilidad del fondo, su posicionamiento y como le afectarían diferentes escenarios. Además, si estamos seleccionando un fondo para incorporar en las carteras de gestión delegada, es clave comprender como correlaciona con el resto de la cartera y que podemos esperar en términos de contribución a la rentabilidad/ riesgo.

Dentro del proceso de selección, los criterios ESG son parte fundamental y los hemos reforzado aún más tras el lanzamiento en 2019 de nuestras carteras de gestión delegada Alpha Responsable, que incorporan exclusivamente fondos de Inversión Socialmente Responsable. Hemos desarrollado una metodología propia apoyada por proveedores externos que nos permite analizar cada una de las posiciones de un fondo en términos de sostenibilidad, tanto a nivel compañía como a nivel geográfico.

¿Cuál es el principal criterio de un selector para sacar un fondo de la lista de compra?

Existen dos motivos principales para sacar un fondo de nuestro listado de recomendados. En primer lugar, la inconsistencia en la gestión del mismo. Si tras analizar un fondo en detalle observamos que el gestor no está aplicando su proceso de inversión y existen incoherencias entre su estilo y su posicionamiento, el fondo deber salir de los listados. Este hecho no es habitual pero en momentos en los que los resultados no acompañan, algunos gestores cambian su estilo de gestión y echan por tierra su track-record.

Un segundo criterio para eliminar un producto de las listas es un cambio en la alineación de su posicionamiento frente a nuestro House View. Como mencionaba anteriormente, los fondos nos permiten vehiculizar nuestro asset allocation y por tanto deben estar alineados con la visión de Abanca. Si un fondo deja de estar alineado con nuestro House View, no es coherente que se lo recomendemos a nuestros clientes o lo incluyamos en las carteras.

¿Qué aspectos son los que más valoras del equipo de gestión de un fondo?

El aspecto más diferencial de un equipo gestor pienso que está en el proceso de generación de ideas. Existen pocos equipos con la suficiente independencia y autonomía como para alejarse del consenso del mercado y ser realmente contrarian en su posicionamiento.

Somos firmes creyentes en la gestión activa y nuestro proceso de selección busca identificar a aquellos gestores capaces de batir al mercado y esto solo se puede hacer generando ideas diferenciales y con un planteamiento que se aleje del consenso.

Para analizar estos aspectos es clave el análisis cualitativo de los fondos, ir más allá de los números para analizar el track-record y las decisiones tomadas por los gestores en diferentes entornos de mercado.

¿En qué pueden mejorar las gestoras en su relación con un selector?

Destacar en primer lugar que las gestoras presentes en España cuentan con grandes profesionales en sus equipos comerciales y de soporte, lo cual nos facilita enormemente nuestra labor de selección de fondos.

Si tuviese que señalar un punto de mejora por parte de las gestoras, diría la comunicación de eventos relevantes que afectan a sus productos como puede ser la salida de un gestor o un cambio relevante en la política de inversión de un fondo. Como gestores y selectores, es fundamental conocer de primera mano toda la información que afecte a los fondos que mantenemos en las carteras o recomendamos a nuestros clientes, y en ocasiones esta información no se comunica correctamente.

¿Puedes darnos un ejemplo de fondo de inversión incorporado recientemente a la cartera?

A finales del 2019 hemos lanzado las carteras de gestión discrecional AlphaFuture, centradas en la inversión en megatendencias exponenciales a largo plazo. Todo el universo de fondos temáticos está demostrando ser una gran oportunidad en términos de inversión y es algo que los clientes están recibiendo de manera muy positiva, especialmente por la facilidad a la hora de explicarles la tesis de inversión subyacente.

Desde Abanca pensamos que con el actual entorno de mercado en el que nos encontramos, es necesario que los inversores miren más allá del ciclo para generar rentabilidad. Una cartera como AlphaFuture compuesta por los mejores fondos temáticos en los bloques de innovación, demografía y sostenibilidad; y gestionada con una filosofía de risk parity, es la mejor opción a largo plazo.