Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Las perspectivas de crecimiento global dependen de la evolución del COVID-19

  • 21-08-2020

  • 2 minutos

Nos adentramos en una breve pausa estival del flujo de datos, ahora que los beneficios del segundo trimestre han quedado atrás y el calendario económico tiene un aspecto lánguido. Como resultado, puede que la evolución del COVID-19 y los asuntos geopolíticos dominen los titulares. En EE. UU., creemos que el descenso del número de muertes diarias (véase nuestro Gráfico de la semana) podría coincidir con el nombramiento del presidente Trump como candidato en la Convención Nacio­nal Republicana de 2020, programada para los días 24-27 de agosto.

Las perspectivas de crecimiento global dependen de la evolución del COVID-19

El lunes, la única noticia importante serán los datos del Índice de actividad Nacional de la Fed de Chicago, que se espera que se estabilicen en julio, tras dos meses de avance.

Datos de la semana

El martes tendremos más datos de EE. UU., incluyendo los pre­cios de la vivienda publicados por la FHFA, Agencia Federal de Financiamiento para la Vivienda, y la confianza del consumidor en el mes de agosto. Se esperan avances en ambos casos. Asi­mismo, tendremos las primeras indicaciones de los datos eco­nómicos de Alemania en el mes de agosto, con la publicación por parte del IFO de las expectativas de las empresas (se prevé un deterioro) y de la valoración actual (se prevé una mejora).

El miércoles y el jueves, Europe watchers obtendrá los datos de confianza de las empresas y los consumidores de Francia, jun­to con los de pedidos y ventas industriales de Italia. En EE. UU., entre los potenciales impulsores del mercado se incluyen las so­licitudes so­licitudes semanales de prestaciones por desempleo, los pedidos de bienes no perecederos y las ventas de vivien­das pendientes.

La semana cierra el viernes con más cifras sobre la con­fianza de los consumidores del mes de agosto (Alema­nia, Italia y la UE). También obtendremos los datos de inflación preliminares de Francia y Tokyo, así como los inventarios y los ingresos/gastos de personal de EE. UU.

Las perspectivas de crecimiento global dependen de la evolución del COVID-19