Perspectivas de la plata para 2019: no tan buenas como las del oro

  • 22-01-2019

  • 2 minutos

Junto con el oro, la plata ha repuntado sobre fines de 2018, apreciándose un poco más de un 10% durante diciembre último. La fuerte correlación que mantiene con el oro (cerca del 80%), explica este fuerte movimiento. Tal como hemos analizado en nuestras Perspectivas del oro 2019, la volatilidad en los mercados de activos cíclicos ha beneficiado a los activos defensivos como el oro a medida que los inversores buscan resguardar el valor de sus carteras en los activos refugio. Para fines del tercer trimestre de 2019, esperamos que la onza de plata se aprecie a los $16.6 antes de retroceder a los $16.3 a fin de año. Al momento de escribir este artículo (07/01/2019), la plata cotiza a los $15.7/oz.

Es probable que su apreciación sea menos significativa que la del oro debido a la desaceleración del sector manufacturero y a las posibilidades de que las empresas mineras incrementen la oferta.

Figura 1: la estimación del precio de la plata

Fuente: WisdomTree, con los datos históricos de Bloomberg y los datos disponibles al cierre del 31 de diciembre de 2018. Las proyecciones no son un indicador de rentabilidad futura y cualquier inversión está sujeta a riesgos e incertidumbres

En el caso de la plata la oferta y la demanda física es más relevante

En el trazado de nuestras proyecciones, utilizamos los parámetros aplicados en el informe de Perspectivas de la plata: en busca de un destello. A diferencia del oro, la plata tiene muchas características de un metal industrial, en donde más del 50% de su eso está destinado a aplicaciones industriales. Si bien en el caso de la plata la oferta y la demanda física es más relevante, en el oro los precios tienden a estar más influenciados por factores monetarios como el rendimiento de los bonos, los tipos de cambio y la inflación.

La demanda de la plata podría verse afectada por la desaceleración de la actividad manufacturera.

A principios de 2018, los Índices de Gestores de Compra (PMIs) del sector manufacturero alrededor del mundo, registraron un pico. Si bien para 2019 esperamos que retrocedan, no llegarían a perder la línea de los 50 puntos que representa el límite entre la zona de contracción y expansión del sector. Igualmente, es probable que una desaceleración de la actividad manufacturera disminuya la demanda de plata.

Figura 2: la evolución los PMIs manufactureros alrededor del mundo

Fuente: Bloomberg, WisdomTree con los datos disponibles al cierre del 31 de diciembre de 2018. Las proyecciones no son un indicador de rentabilidad futura y cualquier inversión está sujeta a riesgos e incertidumbres.

La actividad minera podría aumentar gracias al repunte de la inversión en capital operativo

Dado que el gasto de capital (capex) minero ha estado recuperándose en 2018 tras un período prolongado de contracción, la oferta de plata podría comenzar a incrementarse a medida que se extraen mayores volúmenes del suelo. La mayoría de la plata proviene del procesamiento de otros metales. Asimismo el hecho de que haya estado barata en comparación al oro durante los últimos años, no significa que las empresas mineras se hayan abstenido de extraerla.