¿Qué perspectivas de mercado sostiene para 2019? Inés del Molino, Schroders

  • 11-02-2019

  • 3 minutos

La pasada semana, tuvo lugar la feria de finanzas Forinvest en Valencia, y durante la reunión privada que organizó RankiaPro contamos con Inés Del Molino de Schroders como ponente y pudimos entrevistarla.

Inés es la directora de cuentas de Schroders en España y cuenta con más de diez años de experiencia en el sector. Anteriormente se formó en la Univesidad Complutense de Madrid en el grado de derecho, además de estudiar un MBA en IE Business School.

Entrevista a Inés Del Molino

¿Cómo han evolucionado las principales estrategias de Schroders este pasado 2018?

El 2018 pasará a la historia como uno de los años más difíciles para los inversores ya que solo se tiene registro de otras dos ocasiones en las que tanto el S&P500 y el 10 años americano acabaran a la vez en terreno negativo: 1932 y 1968. Y diciembre de 2018 pasará como el peor diciembre desde 1963.

En este panorama, muchas estrategias se vieron afectadas aunque como nuestra experiencia de 215 años nos recuerda, incluso en el peor de los escenarios, siempre hay activos en los que refugiarse (bonos catástrofe, titulizaciones americanas, etc)

¿Qué perspectivas de mercado sostiene para 2019? ¿En qué fase del ciclo nos encontramos?

Nuestras previsiones de crecimiento para 2019 y 2020 son moderadas pero positivas. Si bien es cierto que hemos reducido ligeramente la tasa de crecimiento mundial para 2019 del 2.9% al 2.8%, la revisión para 2020 ha sido al alza del 2.5% al 2.7% por lo que no estamos pronosticando una recesión global. 

De lo que no cabe duda es que nos encontramos en una fase muy avanzada del ciclo. Por ello los crecimientos previstos serán menores que los de años anteriores.

¿Qué importancia tiene para Schroders la inversión sostenible y la responsabilidad social corporativa?, ¿Cómo lo refleja la gestora?

En Schroders la sostenibilidad lleva siendo una pieza fundamental en nuestras inversiones desde hace más de 20 años, que empezamos a dedicar recursos especializados a esta área. A día de hoy, contamos con un equipo de 20 personas exclusivamente dedicado a promover la sostenibilidad en nuestras inversiones. Además de un equipo propio, contamos con herramientas de análisis propias y con nuestro propio sistema de rating. A día de hoy, aproximadamente un tercio de nuestras estrategias integran en su proceso de inversión criterios ASG y esperamos que este número siga creciendo exponencialmente.

2018 fue un año especialmente agitado para el sector, ¿qué aspectos del mercado deben los profesionales cuidar con especial atención en su opinión?

Nuestra industria está viviendo una gran transformación tanto regulatoria, como tecnológica y económica. La regulación está marcando el ritmo para que la información que reciba el inversor sea lo más transparente posible.

La tecnología ha tomado las riendas de esta revolución que estamos viviendo en la que la información es accesible desde cualquier dispositivo y en tiempo real. Por último, el entorno en el que nos moveremos durante al menos los próximos 10 años es de crecimientos más débiles, tipos de interés en la parte más baja y por lo tanto, retornos más difíciles de encontrar.

Los resultados arrojados por nuestro Estudio Global,en el que preguntamos a más de 22.000 inversores,  establece en cerca del 10% las rentabilidades que esperan alcanzar los inversores durante los próximos 5 años de forma anualizada, invirtiendo la mayor parte de su patrimonio en activos de bajo riesgo. En nuestra opinión, estas previsiones no son realistas.

Con respecto a los Mercados Emergentes, ¿qué previsión de evolución tiene para este 2019? ¿En qué países tenéis una mayor exposición?

Los mercados emergentes en nuestra opinión se vieron excesivamente castigados en 2018 por la liquidez global y la fortaleza del dólar. Esta situación llevó a aquellas economías con una balanza de pagos más débil a sufrir auténticos apuros. Tanto en renta variable como en renta fija emergente creemos que existe una oportunidad de inversión. En renta fja en concreto en nuestro fondo: Schroder ISF Emerging Markets Debt Absolute Return, al construirse sin índice de referencia, actualmente destacan sus posiciones en Brasil, Méjico, Argentina, India e Indonesia.

No obstante, nuestra convicción es que el duro castigo sufrido por las divisas emergentes en 2018 este 2019 se convierta en una fuente de rentabilidades positivas.

¿Cómo se eligen las empresas que forman parte del fondo? ¿Qué enfoque tiene? 

El Schroder ISF European Dividend Maximiser es una cartera de acciones value que tiene como objetivo generar una renta recurrente anual del 7%, distribuida trimestralmente.

Se trata de un fondo que equilibra el potencial de revalorización de estas acciones, con el enfoque defensivo que creemos que tienen las compañías con una alta rentabilidad por dividendo.

Adicionalmente hay que destacar que el fondo cuenta con una estrategia subyacente de derivados en cartera, clave, para generar el 7% de distribución anual (mediante la venta de opciones call de acciones en cartera).

Es precisamente en este entorno de mercado y de vuelta a un régimen de volatilidad más elevado, donde este tipo de estrategias más “defensivas” tienen más sentido.