¿Por qué los inversores han decidido reducir el riesgo?

  • 14-02-2019

  • 2 minutos

Cuando las preocupaciones en los mercados tienen más peso que el apetito al riesgo los inversores generalmente suelen reducir la exposición al mercado. En su lugar, los participantes trasladan su capital a activos menos arriesgados – entre ellos, están los fondos de efectivo o “money market funds” en inglés.

Históricamente, este fenómeno ha ocurrido y posiblemente continuará en el futuro. El último trimestre, por ejemplo, mostró flujos de capital a estos activos por un total de $180bn. Esta cifra es la más alta que se registra desde finales del 2008. En enero de este año, los inversores han continuado esta tendencia incluso con los rendimientos positivos de la mayoría de las bolsas; movieron un $7.5bn adicional.

Mientras tanto, los inversores sustrajeron un total neto de $48.73bn de las acciones americanas en el trimestre pasado. De ese flujo negativo, $48.24bn corresponde solo a diciembre 2018. El mes pasado, los fondos analizados de acciones americanas sufrieron un $7.75bn adicional en salidas de capital.

Éxodo de las inversiones en acciones, a pesar de los rendimientos positivos.

Al salir capital de las acciones y trasladarse a “efectivo”, se esperaría ver caídas o rendimientos bajos en los índices de acciones. Pero lo opuesto ocurrió, puesto que, en enero, el índice S&P 500 rápidamente recuperó parte de la caída del Q4 del año pasado. Ahora, el índice está cerca de 400 puntos arriba del nivel bajo que alcanzó el 24 de diciembre. La subasta del mercado ha apuntado claro:

“Si no hay vendedores en los niveles actuales, el mercado tiene que buscarlos a precios más altos”.

Mario Randholm.

Hasta el momento, las preocupaciones parecen ser las mismas que los inversores experimentaron el trimestre pasado. Entre ellas, se pueden mencionar la desaceleración económica en Europa y Asia; un crecimiento más débil en las utilidades corporativas de Estados Unidos; y la guerra comercial entre las dos grandes potencias económicas.

¿Dónde están los grandes inversores?

Un aspecto que los inversores parecen haber acogido bien fue el cambio de posición de la Fed para ajustar su política monetaria. Sin embargo, hay participantes del mercado que han añadido posiciones bajistas: los fondos de cobertura. Según la información de los clientes de la unidad de corretaje principal de Goldman Sachs para enero, los fondos de cobertura están tomando más posiciones “cortas” que posiciones “largas” con un ratio de 5 a 1.

Basado en la data de Goldman Sachs Global Investment Research, un número significativo de gestores están disminuyendo su exposición a las acciones por completo. El 41% de las carteras ahora incluyen acciones, frente a la ya baja cifra de 45% registrada en octubre. La misma fuente estima que el 13% de los portafolios de inversiones ahora mantienen posiciones en efectivo, frente al 12% en 2018, lo cual representa el primer incremento desde el 2011.

Cuando los inversores recurren a los mercados de dinero…

Las acciones tienden a tener rendimientos negativos cuando los inversores llevan capital a los fondos de efectivo. Sin embargo, esta vez parece no cumplirse la tendencia histórica, al menos en el corto plazo.

Con las tasas negativas o cercanas a cero en Europa y con la abrupta parada por la parte de la Fed, el rendimiento de las acciones en este año es relevante.

Conclusión

Los inversores están navegando los mercados con cautela ya que las principales preocupaciones todavía están por clarificarse. Mientras tanto, los mercados en EE.UU. se acercan a los máximos del año pasado sin la participación de todos los inversores.