Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

¿Por qué las tecnológicas chinas de Wall Street también apuestan por Hong Kong?

  • 22-07-2020

  • 3 minutos

Cuando Alibaba debutó en la Bolsa de Nueva York el 19 de septiembre de 2014, esa era la única forma posible de abrirse a un amplio rango de inversores para la compañía. En ese momento, la tecnológica no podía cumplir con los altos estándares de gobierno corporativo que se exigían en Hong Kong. Por eso, Alibaba adoptó la llamada estructura de ponderación de derechos de voto (WVR), común en la industria tecnológica, que permite que las acciones del fundador tengan mayores derechos de voto. Según el método de conteo, existen entre 200 y 250 empresas que han seguido el ejemplo de Alibaba. En conjunto, estas compañías tienen una capitalización de mercado de 1,1 billones de dólares, y sólo las 10 primeras empresas representan un 80% de esta cifra.

wall-street-alibaba-rankiapro

Cinco años más tarde, el 26 de noviembre de 2019, el 2,7% del capital social de Alibaba utilizaba la bolsa de Hong Kong como mercado secundario de cotización. Este movimiento se debió a la necesidad de acceder a los inversores chinos y asiáticos, así como a ciertos esfuerzos del gobierno chino por «traer a casa» a las principales empresas del país. Sin embargo, este paso sólo fue posible gracias a las reformas de las normas de cotización que se llevaron a cabo en Hong Kong.

Cotización secundaria en Hong Kong

Las medidas que ha anunciado recientemente el gobierno de Estados Unidos con respecto a la «Ley de responsabilidad de las empresas extranjeras», que tienen por objeto aislar a las empresas chinas de los inversores estadounidenses, probablemente provocarán que más cotizadas sigan el ejemplo de Alibaba. En junio de 2020, NetEase y JD.com ya han completado  su doble cotización en Hong Kong.

Todas las empresas que no estén dispuestas a abrir sus cuentas a los reguladores estadounidenses tendrán que ser excluidas de los mercados estadounidenses en una fecha no superior a tres años a partir de la entrada en vigor de la ley. Sin embargo, sólo el 11% de las que cotizan en NYSE y NASDAQ son elegibles para llevar a cabo una cotización secundaria en Hong Kong.

Catalizadores

Tienen que superar: 1) el límite de capitalización de mercado de 40.000 millones de HKD (5.100 millones de dólares de EE.UU.) o 2) la combinación de capitalización de mercado de 10.000 millones de HKD y volumen de negocios de 1.000 millones de HKD. Sin embargo, el mercado espera que estos criterios, así como los de las cotizaciones en China continental, se ajusten aún más.

Una mirada a la evolución de los niveles de trading en Alibaba, muestra que el volumen en Hong Kong no coincide todavía con los volúmenes en EE.UU., ya que en estos momentos sólo alcanza un 17% de las cifras negociadas en Wall Street. Sin embargo, esperamos que aumente en los próximos meses. Para que esto suceda, se tendrían que activar los siguientes catalizadores:

  • En primer lugar, la inclusión de esas compañías en el índice Hang Seng, lo que daría lugar a la entrada de instrumentos de inversión pasivos.
  • En segundo lugar, habría que aprobar la cotización secundaria para el Southbound Stock Connect. Esto permitiría a los inversores de China continental comprar las acciones en Hong Kong. Este potencial volumen es un múltiplo de la admisión del índice.
  • En tercer lugar, la Bolsa de Valores de Hong Kong tendría que reducir las comisiones y el gobierno de Hong Kong tendría que reducir los impuestos sobre las transacciones para aumentar el volumen de trading de los operadores de alta frecuencia de la Bolsa de Valores de Nueva York. Estos representan más del 60% del volumen en EE.UU. y así asegurar la liquidez.

En vista de la rápida evolución de la situación geopolítica, consideramos que la cotización en Hong Kong es una salvaguarda para la participación a largo plazo en el éxito de estas empresas. Sin embargo, la liquidez de los valores debe estar en relación con el tamaño de la posición del inversor para garantizar la liquidez necesaria.

En general, creemos que la tendencia que ha ido ganando ritmo de que las empresas chinas sólo cotizan en EE.UU. y sólo de forma secundaria en Hong Kong continuará durante los próximos años. Alibaba ha generado un volumen de trading de 591 millones de dólares en Hong Kong, en comparación con los 946 millones de Tencent y los 3.700 millones de dólares en EE.UU. El potencial para que aumenten los volúmenes de negociación en Hong Kong es grande.