Preparados para el “rally navideño” de la Bolsa – Opinión de las gestoras

  • 04-12-2018

  • 4 minutos

Recién arrancado el último mes del año, los expertos intentar saber si este 2018 asistiremos, una vez más, al tradicional “rally navideño” en la Bolsa. Hasta ahora, 2018 ha demostrado ser un año decepcionante en muchos aspectos para los inversores que invierte en renta variable.

“Todavía quedan algunas semanas, pero en este momento el S&P se ubica alrededor de un 3,7% por debajo de nuestras predicciones para finales de 2018 que publicamos hace un año. Otros mercados han tenido un comportamiento incluso peor”.

DWS

Sin duda, se espera que la tregua de 90 días en la guerra comercial entre EE. UU. y China, acordada entre los presidentes Xi Jinping y Donald Trump en la cumbre del G20 en Buenos Aires por la que se suspende temporalmente el plan de Trump de subir al 25% los aranceles estadounidenses a cientos de productos chinos, anime las compras en bolsa en diciembre.

“La tregua en la guerra comercial entre China y Estados Unidos es un avance positivo en la reducción de la tensión. El hecho de que ambas partes hayan reabierto el diálogo es un buen paso adelante y debería ayudar a mejorar el sentimiento y los precios de los activos en los mercados emergentes”.

Nick Payne, director de renta variable de mercados emergentes globales en Merian Global Investors

Payne sostiene que, por supuesto, hay mucho por hacer para llegar a un acuerdo global pero por ahora ambas partes pueden reivindicar una “victoria”. Los consumidores estadounidenses pueden alegrarse de que sus productos favoritos fabricados en China, como los iPhones, no aumenten de precio en Navidad.

Recientemente, los mercados de renta variable, crédito y petróleo han comenzado a descontar la perspectiva de una importante desaceleración de la economía. Por el contrario, los indicadores económicos apuntan hacia un escenario de normalización y las posibilidades de que se produzca una recesión en 2019 son bajas. En general, los niveles de crecimiento global son todavía sólidos, incluso aunque las dinámicas inherentes de una fase madura del ciclo comienzan a poner palos en las ruedas del motor del crecimiento global. Así, los mercados podrían todavía embarcarse en un rally de cara a final de año, tal y como apunta Frank Häusler, Head Macroeconomic and Cross-Asset Research en Vontobel AM, pero eso dependerá de varios factores.

Una de las razones que podría impulsar el rally de fin de año sería unos buenos resultados de los diferentes problemas políticos que están afectando a los mercados, como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las discusiones presupuestarias de Italia con la Unión Europea y el Brexit.

“Además, las posiblidades de un rally de fin de año se incrementarían si obtenemos la confirmación de que la economía se ha estabilizado aunque sea a un nivel más bajo, en lugar de que se produzca una recesión severa. Por ejemplo, un catalizador importante para las subidas sería que se produjera una mejora de los datos macro tras el ligero bache que ha atravesado Europa”.

Frank Häusler, Head Macroeconomic and Cross-Asset Research en Vontobel AM

Adicionalmente, será beneficioso que se produzca una estabilización de las rebajas de estimaciones de beneficios de las compañías (guidance), ya que en el último mes han sido sombrías y que en su lugar asistiéramos a previsiones más optimistas a nivel global, comenta Häusler. Por último, y no menos importante, una subida de los tipos de interés en Estados Unidos más dovish también ayudaría al sentimiento del mercado.

Los mercados bursátiles han aumentado en un 79% los meses de diciembre en las tres últimas décadas, lo que ha contribuido al mito del “rally navideño”, según se desprende de una investigación llevada a cabo por Schroders. Dicho rally es un efecto del factor de bienestar de Navidad, que ayuda a que los mercados bursátiles suban a finales de año, aunque muchos inversores experimentados siguen sin estar convencidos.

Fuente: Schroders. Datos de Thomson Reuters Datastream para FTSE 100, S&P 500, MSCI World y Eurostoxx 50 válidos entre el 31 de diciembre de 1986 y el 31 de octubre de 2018. Representa un promedio de los cuatro índices.

¿Por qué las bolsas se comportan mejor en diciembre?

Se especula mucho sobre las razones del “efecto diciembre” y en Schroders plantean dos teorías:

1. Una de ellas se basa en la psicología del inversor. Quizás haya más ánimo de buena voluntad en los mercados debido a que la temporada navideña y de vacaciones pone a los inversores en un estado de ánimo positivo, lo que impulsa más la compra que la venta.

2. Otra opinión es que los gestores de fondos, que representan una parte sustancial de la propiedad de las acciones, están reequilibrando las carteras antes de que finalice el año.

El peligro de las supersticiones

Echar la vista atrás y ver cómo se han comportando los mercados a lo largo de la historia es una tarea fascinante ya que los inversores a menudo buscan instintivamente patrones que puedan darles una pista de cara al futuro y les ayuden a tomar ciertas decisiones de inversión. Las estadísticas no mienten: los meses de octubre no suelen ser muy buenos que digamos en lo que se refiere a las bolsas, mientras que en mayo, el inversor debería vender sus activos ya que los meses de verano no suelen aportar altos rendimientos.

“Por supuesto, las supersticiones del mercado bursátil solo son ciertas hasta que dejan de serlo. Aquellos que buscan apostar a que la buena voluntad de Papá Noel apoyará al mercado, lo hacen bajo su propio riesgo. El hecho de que haya sido más probable que ocurra antes, no significa que vuelva a suceder”.

Claire Walsh, Directora de Finanzas Personales de Schroders

De hecho, tratar de cronometrar los mercados es una estrategia cuestionable, ya que es imposible predecir movimientos a corto plazo en el mercado, concluye Walsh.

Mercados emergentes

Los mercados emergentes se han enfrentado a tres vientos en contra en 2018:

  • La Reserva Federal de EE. UU. y un dólar estadounidense fuerte.
  • La guerra comercial.
  • La desaceleración de la economía china.

Ahora hemos visto dos de estos tres mejorar, nos referimos a la tregua comercial y a los recientes comentarios más polvorientos del Presidente de la Reserva Federal, Powell. En cuanto al tercero, las autoridades chinas comenzaron a relajar la política monetaria y fiscal en el verano y es probable que se produzcan nuevos estímulos antes de que finalice el año.

“Los beneficios empresariales de las empresas de los mercados emergentes siguen siendo aceptables, pero las valoraciones y el sentimiento se encuentran en su punto más bajo desde hace varios años. Después de un año tórrido, quizás los inversores de los mercados emergentes puedan esperar que Papá Noel haya llegado antes”.

Nick Payne, director de renta variable de mercados emergentes globales, Merian Global Investors