Primer aniversario del Plan de Acción europeo para financiar el desarrollo sostenible

  • 08-03-2019

  • 3 minutos

El pasado viernes 8 de Marzo se cumplía el primer aniversario del Plan de Acción europeo para financiar el desarrollo sostenible, que fue aprobado el mismo día de 2018 por la Comisión Europea. Su objetivo es impulsar la contribución al sector financiero logrando una economía global más sostenible.

En palabras del Vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans:

«Impulsar una economía más verde y sostenible es bueno para la creación de empleo, bueno para las personas y para el planeta. Con este Plan de Acción nos aseguramos que el sistema financiero trabaje para este gran objetivo».

Este es el contexto en el que se enmarca el Plan, y que aúna con los esfuerzos de la Unión de Mercados de Capital (CMU) para implicar al sector financiero en el objetivo de favorecer un desarrollo sostenible en beneficio del planeta y de la sociedad que lo habita.

Entre los principales puntos del Plan de Acción, destacan, entre otros, la creación de un etiquetado europeo para la certificación de los activos financieros verdes, la incorporación de criterios ambientales y sociales en el deber fiduciario de los gestores de activos e inversores institucionales o requerir a las empresas de asesoramiento financiero que se tengan en cuenta el perfil sobre preferencias de sostenibilidad de los clientes.

Con motivo del Aniversario del Plan, hemos querido preguntar a la gestora NAO Sustainable Asset Management su punto de vista sobre la inversión socialmente responsable así como cuáles son sus estrategias en la materia que llevan a cabo en su día a día.

Comentario de Emilio García, Gestor de Inversiones y responsable de ESG en Nao Sustainable AM

Como inversores a largo plazo estamos convencidos que la aplicación de criterios ESG en la toma de decisiones de inversión aporta valor en cuanto a un mayor y mejor conocimiento de los riesgos y oportunidades que ofrece cada inversión y que no es posible detectar a través de un análisis financiero tradicional.

La aplicación de criterios ESG no solo no resta rentabilidad, sino que aporta

Desde NAO queremos demostrar, en primer lugar, que la aplicación de criterios ESG no solo no resta rentabilidad, sino que la aporta. Para nosotros rentabilidad y sostenibilidad van de la mano. Además, los factores ESG son un elemento extracontable en la medición del riesgo: buscar, identificar y analizar los riesgos en que incurre cada posible inversión y sus planes para valorarlos y mitigarlos tiene como resultado una selección de compañías que demuestran una mayor calidad lo que se refleja en una menor volatilidad en nuestras carteras respecto a sus índices de referencia.

En nuestro proceso de inversión, además de los factores financieros como generación de caja, fortaleza del balance o ventajas competitivas incluimos un análisis de las métricas ESG, tanto cuantitativas como cualitativas (políticas, controversias y exposiciones) que nos proporciona nuestro proveedor Clarity. A la hora de escoger la ponderación de estas métricas lo hacemos en función del sector, no es lo mismo una empresa industrial, con un componente medioambiental más grande, que una consultora con un peso mayor en las métricas sociales, por ejemplo, lo que nos facilita una calificación o score de cada compañía.

«Nos gustan las empresas con objetivos claros, transparentes y medibles»

Pero nuestro trabajo no acaba ahí, profundizamos en los puntos más relevantes de cada compañía analizando qué está haciendo la compañía y cuáles son sus planes para el futuro, nos gustan las empresas con objetivos claros, transparentes y medibles en el medio plazo.

Nos alegra comprobar que, cada vez más, hay un crecimiento en la demanda de productos financieros que incluyan parámetros ESG. También desde las administraciones públicas vemos un mayor compromiso y promoción de políticas en este sentido, como el ‘Plan de Acción: Financiar el desarrollo sostenible’ publicado hace ya un año por la Comisión Europea.

Por nuestra parte queremos convertimos en una opción de referencia de la inversión sostenible en España. Creemos que todavía queda mucho camino por recorrer en nuestro país hasta alcanzar el nivel de otros países de la UE, tanto en alternativas de inversión sostenible como en conocimiento por parte de los inversores sobre el tema, pero estamos en el camino. En nuestra opinión serán los propios clientes de las entidades financieras los que ejercerán la presión para que sus proveedores de servicios financieros les ofrezcan alternativas de inversión sostenible y esta tendencia será imparable. En el medio plazo la aplicación de criterios ESG en el análisis de inversiones será una tarea más que se añadirá al análisis financiero tradicional.

En NAO Sustainable Asset Management invertimos como pensamos y estamos convencidos que el patrimonio que debemos dejar a las generaciones futuras incluye mucho más que dinero.