Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Día de la Biodiversidad: principales razones para que los inversores se preocupen por la biodiversidad

  • 22-05-2020

  • 4 minutos

La biodiversidad está en el punto de mira hoy en día, ya que los acuerdos internacionales anteriores expiran, lo que hace que 2020 sea un año de evaluación y establecimiento de objetivos para los políticos, los legisladores y las empresas.

¿Qué es exactamente la biodiversidad y por qué es importante?

El término se refiere a la variedad de vida vegetal y animal o a un hábitat específico, y es vital para el funcionamiento de nuestros ecosistemas y la sociedad. Proporciona una gran cantidad de beneficios, desde la protección de los recursos hídricos y la mejora de la fertilidad del suelo hasta la absorción de las emisiones de carbono y la garantía de la estabilidad del clima. Muchas empresas dependen directa o indirectamente de estos servicios de los ecosistemas, por ejemplo, para la producción de materias primas y las cadenas de suministro.

Respuesta ineficaz de los gobiernos

Se prevé que en octubre de 2020 se adopte un nuevo plan mundial para la diversidad biológica en la decimoquinta Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (COP 15) en Kunming (China). Sin embargo, dada la crisis mundial del virus COVID_19, la COP 15 se ha pospuesto hasta 2021. Las metas establecidas para detener la pérdida de la biodiversidad para 2020 no se cumplirán, según una reciente investigación del IPBES (Plataforma intergubernamental científico-normativa sobre diversidad biológica y servicios de los ecosistemas).

El informe concluye que los países no han podido identificar los principales factores que impulsan la pérdida de la diversidad biológica, aplicar una legislación adecuada o reunir los recursos financieros necesarios para detener la explotación de las especies. El informe del IPBES presenta un panorama preocupante, con más especies que nunca amenazadas de extinción y muchos ecosistemas cambiando rápidamente. Los cálculos muestran que aproximadamente 1 millón de los 8 millones de especies del mundo están en riesgo de extinción en unas pocas décadas, a menos que se establezcan medidas contundentes para detener el deterioro.

Respuesta eficaz de los inversores

En un mundo de presupuestos y recursos económicos limitados y de lento crecimiento económico, la financiación pública de la biodiversidad, ya de por sí limitada, podría ser difícil de sostener, y mucho menos de ampliar. Aprovechar las asociaciones entre el sector público y el privado para invertir en la riqueza natural puede ayudar a transformar la conservación de la biodiversidad en un motor de crecimiento, un crecimiento más inclusivo y más ecológico.

Los actores del sector privado están llegando a apreciar el valor de los ecosistemas y el papel que desempeñan en la aceleración del crecimiento económico. El sector privado invierte en la conservación de la biodiversidad para crear valor, garantizar las cadenas de suministro y mejorar sus modelos empresariales. Los gobiernos y los organismos de seguridad social invierten en la conservación de la diversidad biológica porque forma parte de la riqueza y las actividades económicas nacionales. Las instituciones financieras y los bancos también se están multiplicando para proporcionar financiación, conocimientos y financiación a largo plazo para la conservación de la biodiversidad.

Nordea AM y la biodiversidad

Si bien las estrategias STARS de Nordea AM no invierten directamente en la explotación forestal o en las zonas de cultivo, sí invierte en empresas que podrían tener un impacto material en la biodiversidad, dependiendo del sector en el que operen. Desde la gestora creen que la biodiversidad es un componente fundamental de la sostenibilidad empresarial a largo plazo, ya que las empresas dependen de los recursos naturales como fuente de ingresos y de la existencia de ecosistemas sanos. Integran la biodiversidad en el análisis del ESG de la empresa y consideran si la biodiversidad es una cuestión material que debe abordarse en sus operaciones, incluida la cadena de suministro o a través de sus productos.

Un ejemplo: plantaciones de aceite de palma

En el sector de los productos básicos de consumo, consideramos los riesgos relacionados con la producción de aceite de palma y tenemos una posición específica sobre el abastecimiento de aceite de palma. Nos preocupa que los problemas ambientales y sociales asociados con la producción insostenible de aceite de palma puedan tener un impacto material en las empresas de toda la cadena de valor del aceite de palma.

La producción insostenible de aceite de palma está asociada a la deforestación y a cuestiones de derechos de la tierra y laborales, que creemos que representan riesgos significativos para las empresas en las que invertimos. Las empresas pueden estar expuestas a riesgos relacionados con el clima debido a la relación entre la producción insostenible de aceite de palma y la deforestación, que contribuye en gran medida a las emisiones de gases de efecto invernadero. La deforestación, así como los derechos sobre la tierra y los derechos laborales, pueden presentar importantes riesgos para la reputación de las empresas en las que se invierte, lo que puede dar lugar a la pérdida de su licencia para operar si no se gestiona adecuadamente. Apoyamos la función de la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO) en la promoción de una industria del aceite de palma más sostenible, y alentamos a las empresas participadas con exposición material a la industria a que se hagan miembros de la RSPO y apliquen los Principios y Criterios de la RSPO. Sin embargo, como primer paso básico, esperamos que las empresas de toda la cadena de valor del aceite de palma, incluidos los productores, las refinerías, los comerciantes, los fabricantes de bienes de consumo, los minoristas y los bancos, adopten y apliquen una política de «no deforestación, eliminación de la turba y no explotación» (NDPE) de acceso público.