Estas son las propuestas fiscales de los partidos políticos de cara a las elecciones generales

  • 03-04-2019

  • 3 minutos

Los principales partidos políticos ya han dado a conocer sus propuestas fiscales, o bien han dejado entrever sus intenciones a través de sus intervenciones públicas, de cara a las próximas Elecciones Generales 2019 que se celebrarán el próximo domingo 28 de abril. En este sentido, A&G Banca Privada analizó ayer las propuestas tributarias de los partidos políticos.

Francisco González, director de Asesoramiento Patrimonial de A&G, y Lucas Espada, socio del despacho Rosau Costas Durán, han señalado que parte de las promesas electorales de los partidos políticos dependerán de la acogida por parte de las comunidades autónomas.

Partido Popular (PP)

Desde el Partido Popular proponen el blindaje al ahorro que consiste en extender a planes de pensiones y otros productos de ahorro las ventajas que tiene la inversión en vivienda. De igual modo, plantean garantizar las deducciones y el traspaso neutral.

Otras medidas que manifiesta este partido son: rebaja del Impuesto de Sociedades al 20%, tipo máximo del IRPF del 40% y supresión de los Impuestos de Patrimonio, Sucesiones, Donaciones y Actos Jurídicos.

Partido Socialista (PSOE)

El PSOE, por su parte, propone incluir una subida de la tributación del IRPF de dos puntos para las rentas superiores a 130.00 euros, y de otros dos puntos más si sobrepasan los 300.000 euros. Si las rentas provienen del ahorro y están por encima de los 140.000 requieren un tipo del 27% frente al 23% actual.

En los que respecta a los servicios digitales, el partido socialista opta por establecer un gravamen sobre publicidad, intermediación y transmisión de datos del usuario. También a transacciones financieras. En cuanto a las SICAV (sociedad de inversión de capital variable) su idea es modificar su régimen fiscal actual y que pasen a estar supervisadas por la Agencia Tributaria.

  • Acuerdo PSOE – Podemos

El acuerdo entre ambos partidos supone la creación del tipo mínimo el 15% sobre la base imponible positiva y la limitación en la aplicación de deducciones y bonificaciones, aplicable a grupos de consolidación fiscal o sociedades cuya cifra de negocio sea igual o superior a los 20 millones de euros. Limitación, también, a la exención de dividendos y plusvalías, y se reduce en un 5% la exención en concepto de ‘gastos no deducibles en el impuesto’.

Unidas Podemos

La intención de Podemos es elevar el gravamen sobre las rentas. En caso del IRPF se aumentaría el tramo a partir de los 60.000 euros, llegando hasta el 55% en caso de rentas que sobrepasen los 300.00 euros. Son partidarios de suprimir las deducciones que aplican contribuyentes de rentas elevadas (carácter regresivo) , incrementar la tributación de las rentas del ahorro mediante la aplicación de una tarifa única para todo tipo de rentas y eliminar el régimen de estimación objetiva.

Con respecto al impuesto sobre el patrimonio, su objetivo es disminuir el mínimo exento a 400.000 euros desde los 700.000 euros actuales.

Desde la formación morada también son partidarios de revisar la fiscalidad de las SICAV, las Socimi, las sociedades de capital riesgo y las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE) para velar por la inversión productiva y la equidad fiscal. Además, apuestan por seguir adelante con las tasas Tobin y Google.

Ciudadanos

Desde la formación naranja se centran en el entorno rural: plantean bajar el 60% del IRPF y suprimir también el impuesto de Sucesiones para las explotaciones agrarias.

Asimismo, incluyen una bonificación del 99% en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, lo que implica la cancelación del gravamen para los herederos directos: padres, madres, hijos, hijas y cónyuges.

Ciudadanos es el que menos propuestas ha puesto, hasta el momento, sobre la mesa y su idea es ir hacia una bajada general de impuestos.

Vox

Vox propone una rebaja radical del IRPF y algo menos en el Impuesto de Sociedades. En concreto plantea un Impuesto sobre la Renta exento hasta los 12.000 euros, un tipo único fijo del 20% hasta los 60.000 euros y un tributo del 30% en cualquier exceso sobre dicho límite. 

En lo que respecta al Impuesto de Sociedades, lo que Vox quiere es reducir el tipo general al 20% con una reducción del 5% en el caso que los beneficios no se distribuyan y se mantengan en la empresa como reservas. También reducir el impuesto de sociedades para las Pymes al 15%, y minimizar los trámites burocráticos para su aprobación administrativa. En definitiva, están concienciados en apoyar a las Pymes para que no se las penalice a la hora de recibir financiación bancaria.

Por último, plantean reducir el IVA hasta el 4% para la compra de productos y fármacos infantiles y geriátricos.