Pulso de mercado pero no recesión

  • 12-07-2019

  • 5 minutos

pero

Perspectivas macroeconómicas

  • La debilidad continua en las manufacturas y el comercio no debería ser una sorpresa, pero los sectores de servicios continúan aguantando, incluso mostrando un pequeño repunte en junio. En general, desde Natixis IM esperamos un crecimiento más lento pero estable en torno a los niveles de tendencia de las principales economías. A pesar de la reciente tregua, es probable que la incertidumbre sobre la disputa comercial entre Estados Unidos y China continúe pesando sobre el sentimiento, lo que aumenta los riesgos de desaceleración. No obstante, no vemos datos que apunten a una recesión, por ahora. Los datos del segundo trimestre de EE. UU. apuntan a un crecimiento de alrededor de 2-2.5%, y los datos europeos probablemente también serán más débiles que el primer trimestre, pero aún así alrededor de un 1% (anualizado). Los datos chinos muestran una tendencia similar, y los responsables de las políticas tienen muy clara su intención de apoyar a la economía a la luz de las tensiones comerciales.
  • El G20 en Osaka dio una nueva tregua en la disputa comercial entre Estados Unidos y China, pero vemos pocas razones para una resolución rápida dado el bajo coste político. Cuanto más nos acerquemos al tiempo de las elecciones en los EE. UU., más probablemente se preocupará el presidente Trump por el crecimiento y, por lo tanto, la presión por un acuerdo. Por ahora, EE. UU. no impondrá aranceles del 25% sobre las importaciones chinas restantes, China comprará más productos agrícolas de EE. UU. Por ahora, a pesar de la amenaza de aranceles adicionales en Europa debido al conflicto de Airbus, Europa ha escapado de la ira de Trump, aunque el Viejo Continente sigue estancado con las consecuencias de la disputa entre Estados Unidos y China, con poco poder para cambiar la situación. Una cosa a tener en cuenta es que si bien la tregua es positiva, todavía estamos en un mundo de aranceles más altos y mayor incertidumbre, como lo demuestra la escalada de mayo en la disputa comercial.
  • Pronto sabremos quién reemplazará a Theresa May como Primer Ministro, con Boris Johnson como el claro favorito. Con él, los riesgos de un Brexit no negociado han aumentado, y es probable que persista la incertidumbre, con la libra esterlina bajo una presión renovada, que actualmente cotiza por debajo de 1.25 frente al USD.
  • En general, se espera que la Reserva Federal reduzca las tasas de interés a finales de este mes, pero aún creemos que es improbable que haya 4 recortes en el próximo año. Es probable que la Fed reduzca una o dos veces el «seguro» y termine su escorrentía en el balance, pero es poco probable que se embarque en un ciclo de flexibilización dada la sólida economía de los Estados Unidos. La falta de una inflación más alta y un crecimiento salarial aún moderado son municiones para que la Fed se alivie, pero la actual tregua comercial debería eliminar cierta incertidumbre, lo que implica que tal vez no sea necesaria una mayor flexibilización. De hecho, los rendimientos del Tesoro han retrocedido un poco. Mientras esperan la reunión oficial, es probable que los mercados se centren en el testimonio semestral de esta semana del Sr. Powell.
  • Para no quedarse atrás, el Banco Central Europeo reiteró su postura moderada y dijo que estaban preparados para recortar las tasas nuevamente y reiniciar su programa de compra de bonos si la inflación sigue subestimando su objetivo. Es probable que la Sra. Lagarde, la sucesora elegida del Sr. Draghi, mantenga el tono moderado actual, y también busque presionar a los responsables políticos europeos para que reciban apoyo fiscal para impulsar el crecimiento y la inflación en toda Europa.
  • Por ahora, Italia redujo su déficit fiscal, evitando el castigo de las instituciones europeas, pero los riesgos continúan alrededor del presupuesto de 2020, y el Sr. Salvini se siente fortalecido por los resultados de las elecciones europeas para respaldar el crecimiento con ajustes fiscales. En otras noticias europeas, Grecia eligió a un nuevo Primer Ministro, Kyriakos Mitsotakis, del partido de centro derecha Nueva Democracia.
  • El petróleo está atascado entre soportar tensiones geopolíticas y la presión desde una perspectiva económica incierta. La OPEP + acordó extender los recortes de producción en 9 meses hasta marzo de 2020, una tendencia que esperamos que continúe en el corto plazo. El oro ha retrocedido un poco desde los máximos recientes en cuanto a mejores noticias de comercio y crecimiento, así como a los rendimientos en alza. La incertidumbre a corto plazo es probable que mantenga el soporte metálico brillante por ahora.
  • Las guerras de divisas están de vuelta en los titulares, con el BCE igualando la moderación de la Reserva Federal y manteniendo al EUR bajo presión. El presidente Trump sigue hablando por debajo del dólar. Si bien el USD podría ver algunas desventajas en el corto plazo, creemos que un mayor crecimiento y las tasas de interés limitarán las bajas, especialmente si los mercados necesitan reprocesar menos recortes en los próximos meses. Por ahora, el yen es el principal perdedor ya que la demanda de refugio seguro ha apoyado al JPY. En EM, TRY se vendió cuando el presidente Erdogan reemplazó abruptamente al gobernador del banco central Murat Cetinkaya por el vicegobernador Murat Uysal, lo que perjudicó aún más la independencia del banco central.

Perspectivas de mercado

  • Los mercados de renta variable continúan su rebote en junio, ya que las expectativas de flexibilización de la Fed y la tregua comercial apoyan a los mercados. Creemos que se necesitarán ganancias decentes para ver una recuperación continua en los próximos meses, ya que la incertidumbre en torno al comercio y el crecimiento global pueden comenzar a afectar la perspectiva de las empresas. Las expectativas de crecimiento de los beneficios ya han bajado considerablemente y la orientación ha sido negativa, pero los riesgos continúan. Esperamos que los mercados sigan avanzando, pero aún es probable que haya correcciones a corto plazo en torno a los titulares que rodean la guerra comercial.
  • El umbral para una sorpresa alcista en Europa que impulsaría los activos europeos sigue siendo más bajo que en otras regiones, y ya se ha descontado la negatividad, pero los inversores se muestran tímidos debido a las continuas tensiones políticas. En el mediano plazo, esperamos que los mercados de EE. UU. tengan un desempeño superior gracias a un mayor crecimiento y ganancias.
  • Por el lado de los ingresos fijos, mientras que los rendimientos se han retirado en los últimos días, la deuda soberana aún podría tener precios demasiado negativos y demasiados recortes de tasas. En Europa, los bonos se negociaron brevemente por debajo de la tasa de depósito del BCE, arrastrando a territorio de rendimiento negativo a más de 13 billones en bonos. Los rendimientos están nuevamente por encima del 2%, cerca del 2,10%, pero podrían aumentar un poco más si se desarrolla una estabilización o si la Fed, en los próximos meses, no es tan moderada como el precio actual. No obstante, mantenemos nuestras posiciones en estrategias más defensivas como protección, ya que parece poco probable que haya un respaldo sólido en los rendimientos.
  • Con la incertidumbre continua y la sensibilidad del mercado a los titulares, esperamos un camino difícil por delante, y continuamos añadiendo retornos absolutos, estrategias flexibles como alternativas líquidas para la diversificación. De hecho, como las expectativas de retorno para las clases de activos tradicionales son desafiadas, las alternativas pueden ayudar a llenar los vacíos. Esperamos que los activos de riesgo aumenten y mantenemos nuestra exposición por ahora, pero se debe esperar una mayor volatilidad y correcciones a corto plazo. Puede que no sea el momento de agregar demasiado riesgo, pero tampoco creemos que sea el momento de quitarlo todo.