¿Qué es mejor, la inversión ‘growth’ o el estilo value?

  • 28-12-2018

  • 2 minutos

Esta es una de las preguntas más recurrentes en la industria de la gestión de activos. En Natixis IM pensamos que no hay un estilo mejor que el otro: cada uno ofrece una serie de ventajas que ayudan a dar consistencia a la belleza de nuestro modelo, en el que más de una veintena de firmas afiliadas unen sus capacidades para ofrecer a los inversores las soluciones que mejor responden a sus necesidades. De esta forma, contamos con la experiencia de DNCA y con la de Loomis Sayles para invertir en las denominadas compañías ‘growth’, que presentan unos sólidos fundamentales que nos invitan a pensar en su potencial de crecimiento en el largo plazo. Pero, además, contamos también con la experiencia de Harris Associates y -de nuevo- DNCA, entre otras afiliadas, para encontrar fuentes de alfa en las firmas ‘value’, que son aquéllas que el mercado no ha sabido valorar correctamente y que ofrecen grandes oportunidades gracias a estas ineficiencias en la valoración. La suma de estas capacidades nos permite cubrir un universo de renta variable muchísimo más amplio e identificar las mejores oportunidades del mercado, independientemente de si el perfil de una empresa es más ‘growth’ o más ‘value’.

Junto a los estilos anteriores, también nos gusta destacar la inversión mediante estrategias de mínima volatilidad, más de momentum o factor investing. Este estilo busca generar alfa mientras se mantienen controlados los niveles de volatilidad de la estrategia, una tarea bastante compleja en un momento en el que la volatilidad está de vuelta en los mercados (de hecho, 2018 ha sido un año bastante agitado tras varios ejercicios de relativa calma). Este tipo de estrategias, que se fundamentan en las capacidades de la gestión activa, son el mejor refugio que pueden encontrar los inversores para proteger su patrimonio de los vaivenes del mercado, ya que estos movimientos repentinos pueden afectar muy negativamente a sus ahorros si no se controlan adecuadamente.

En Natixis IM estamos convencidos de que lo que es fundamental tener en mente, más allá de si el estilo es ‘growth’ o ‘value’, es la importancia de la gestión activa. La capacidad de ser flexible es clave para encontrar valor en cualquier fase del ciclo, con independencia de si se atraviesa una fase que favorece a empresas de perfil ‘value’ o a firmas más inclinadas hacia ‘growth’. Gracias a este enfoque, aprovechamos cualquier perfil de compañía capaz de generar alfa dentro de las carteras de nuestras afiliadas. Como siempre hemos dicho, la diversificación es una herramienta clave para reducir el riesgo y, por ello, no hay mejor manera de demostrarlo que convertir la diversificación en la base de nuestro modelo.