¿Qué esperar de la última reunión del año de la Fed?

  • 18-12-2018

  • 5 minutos

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, se enfrenta este martes 18 y miércoles 19 de diciembre a la última reunión de 2019 del banco central de Estados Unidos. El consenso de mercado espera que la Fed suba los tipos de interés, la cuarta subida este año y también la cuarta desde que en febrero Powell tomara las riendas del organismo. Todo ello pese a las declaraciones del presidente de los EE. UU., Donald Trump, en su cuenta de Twitter donde cuestiona una nueva alza de los tipos de interés.

Fuente: Twitter

Pese a los comentarios de Trump, nadie duda que, con los datos de robusto crecimiento y con la inflación subyacente cerca del objetivo del 2%, el organismo elevará los tipos un 0,25%, según sostiene Juan Ramón Casanovas, Head of Private Portfolio Management de Bank Degroof Petercam Spain. La economía americana sigue mostrando un alto nivel de crecimiento. La combinación del estímulo fiscal y el incremento del gasto gubernamental han propiciado importantes vientos de cola para el crecimiento este año. En el segundo y tercer trimestre el PIB anualizado fue del 4% y el 3,5%, respectivamente. La rebaja impositiva aprobada por la administración Trump puede haber añadido cerca de un 0,8% decrecimiento este año.

“Mirando hacia delante, este efecto impositivo no afectará a las cifras del 2019, ya que no volverá a aplicarse. Estados Unidos goza en este momento de la segunda expansión económica más larga de la historia. Es difícil que este ritmo de crecimiento pueda mantenerse por mucho más tiempo. El crecimiento del PIB del tercer trimestre vino impulsado por los inventarios, mientras que la inversión se estancó y el comercio neto contribuyó negativamente. Un dólar fuerte está pesando en las exportaciones. Además, existen algunos sectores más vulnerables a las subidas de tipos de interés que empiezan a dar síntomas de desaceleración, como son la vivienda y el sector automóvil”.

Juan Ramón Casanovas, Head of Private Portfolio Management de Bank Degroof Petercam Spain

El conflicto entre EE.UU. y China sigue sin resolverse, a pesar deque estamos viendo una actitud más tolerante por parte de ambas administraciones. Los datos de inflación muestran señales mixtas,por un lado, el incremento de los salarios por el pleno empleo empuja la inflación subyacente, pero, por otro, la caída del precio del petróleo augura que la inflación bajará a lo largo del primer semestre de 2019.

Teniendo en cuenta lo anterior, nuestras previsiones decrecimiento para EE.UU. para este año siguen siendo fuertes, con un dato del 2,9%. Para el 2019 nuestra estimación es de una desaceleración progresiva hasta cerrar con un dato del 2,2%. El consenso estima un 2,9% para este año y un 2,6% para el 2019.

“Prevemos que la Reserva Federal subirá los tipos un 0,25% en su reunión de esta semana y probablemente una vez más en marzo del 2019, para adoptar una postura más cauta cuando posean más evidencias del posible enfriamiento de la actividad económica”.

Juan Ramón Casanovas, Head of Private Portfolio Management de Bank Degroof Petercam Spain


Fuente: Thomson Reuters Datastream, Bank Degroof Petercam

La Reserva Federal puede tener que detener las subidas de tipos el primer trimestre

La Reserva Federal de EEUU puede lamentarse de haber sugerido que retirar el estímulo monetario de la era de la crisis sería como «observar como la pintura se seca«, afirma Steve Donzé, estratega de macroeconomía de Pictet AM.

“Hay que tener en cuenta que desde octubre de 2017, cuando comenzó a reducir activos en su balance, ha elevado el coste de financiación un 1%, a lo que se añade el equivalente a 0,35% por haber reducido activos en su balance por valor de 350.000 millones de dólares. Esto ya ha comenzado a pesar en industrias tradicionalmente más sensibles a los tipos de interés, incluyendo automóvil y vivienda, que juntos conforman una décima parte de la economía estadounidense. Lo siguiente puede ser la inversión empresarial,responsable del 15% del PIB”.

Steve Donzé, estratega de macroeconomía de Pictet AM

De momento el mercado de bonos ha descontado la posibilidad de que aumenten los tipos de interés aumenten adicionalmente 0,5% hasta finales de 2019, incluyendo este mes, y que reduzca el tamaño de su balance en más de 500.000 millones de dólares, equivalente a otra subida de 0,5%.

Esto puede dejar la economía estadounidense en estado más frágil. Según nuestros cálculos, un 1% de endurecimiento de las condiciones financieras típicamente conduce a reducción de 1% del crecimiento del PIB el año siguiente.

De hecho es poco probable que la economía de los EEUU pueda crecer suficientemente rápido para justificar tal endurecimiento. A ello se añade la persistencia de tensiones comerciales entre EEUU y China, el desvanecimiento de los efectos de recortes de impuestos,así como el gasto gubernamental. Así que el riesgo de una caída del PIB real dos o más trimestres ya no parece una distante posibilidad.

De manera que la Reserva Federal puede tener que detener las subidas de tipos de interés incluso el primer trimestre de 2019.Frenar las ventas de activos en su balance es más problemático,pues puede enfrentar la institución monetaria con el Congreso. Aun así, puede ser una opción si, como señala James Bullard, presidente de la Reserva Federal de St. Louis, se observan «grietas» en la economía.

Ahora bien, si la Reserva Federal pausa la subida de tipos de interés los de corto plazo caerán más rápido, provocando inclinación de la curva de rentabilidades a vencimiento de la deuda del Tesoro de EEUU. Además y tal vez más importante, el dólar, más sensible a los movimientos de los plazos cortos, se debilitaría,proporcionando cierto alivio a las economías de mercados emergentes,donde gran número de empresas ha acumulado considerable deuda en dólares. Pero, en función de si y cuándo la Reserva Federal frenara la reducción de su balance los tipos de interés a largo plazo bajarían a mayor ritmo que los de a corto plazo. Como ha demostrado la última década desde la crisis financiera de 2008, las complejidades de formulación de política monetaria de la Reserva Federal nada tiene que ver con “observar como la pintura se seca”.

Desde Julius Baer, su economista jefe Janwillem Acket cree que, de cara al futuro, es probable que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) revise sus ‘objetivos’ a la baja para 2019, mientras que la Reserva Federal hará hincapié en la dependencia de los datos para tomar una determinada postura política monetaria, en lugar de guiarse por los objetivos del FOMC.

El fin del consenso del FOMC

Esta puede ser la última reunión del FOMC en la que no haya desacuerdos, según apuntan los expertos de Loomis Sayles, afiliada de Natixis IM. Hasta ahora, tanto los «halcones» como las «palomas» podían estar de acuerdo en que los tipos de interés estaban demasiado por debajo de la media para una economía con una tasa de inflación creciente (cercana al objetivo) y una tasa de desempleo decreciente.

«Con esta subida de tipos de interés, creo que los halcones y las palomas empezarán a ir por caminos separados en nuevas subidas de tipos; difieren en lo que piensan que es ‘neutral'». 

Brian Horrigan, economista jefe de Loomis Sayles

La última reunión de 2019 de la Fed podría ser de las más interesantes de los últimos años

El mercado actualmente está valorando con un 66% de probabilidad que la Reserva Federal anuncie hoy un aumento de tipos. No obstante, este porcentaje ha bajado frente a más del 80% de principios de mes y, es que, la Reserva Federal podría apoyarse en los eventos recientes para no subir tipos, bajo la opinión de François Rimeu, responsable de multiactivo y estratega senior de La Française AM:

  • El endurecimiento de las condiciones financieras
  • El índice S&P 500 acumula una caída del 13% desde principios de octubre y se ha producido una ampliación del spread de crédito
  • El precio del petróleo cayó un 30%, lo que llevó a esperar una ralentización del pronóstico de inflación general para el próximo año
  • El presidente Trump dice que una subida de tipos ahora sería un gran error

Sin embargo, Rimeu sigue pensando que la Reserva Federal sí elevará los tipos hoy y, de hecho, tienen buenas razones para hacerlo:

  • Las cifras macro de Estados Unidos siguen siendo muy sólidas
  • La inflación salarial continúa aumentando
  • La tasa de desempleo se mantiene muy baja

Además, si tenemos en cuentael tipo de comunicación que el organismo ha llevado a cabo durante las últimas 3 o 4 semanas, en las que no ha hecho ninguna mención a que hubiera posibilidad de no subir tipos, no hacerlo afectaría mucho su credibilidad, con consecuencias difíciles de estimar.

El discurso de la Fed hoy debe ser moderado, con revisiones a la baja de las previsiones para 2019, 2020 y para el gráfico de puntos. Las proyecciones económicas también deberían enviar un mensaje moderado con reducción de las expectativas, tanto del crecimiento del PIB, como de la inflación.

El mercado espera una subida moderada hoy y creemos que esto es lo que la Fed va a ofrecer.