¿Qué esperar de las small-caps?

  • 22-02-2019

  • 2 minutos

Las empresas europeas de pequeña capitalización –small-caps- han tenido un comienzo increíble en 2019. Aunque parecía lógico considerar una reacción defensiva siguiendo el Índice de Volatilidad de Cboe (VIX) a 36 a finales de diciembre, el desempeño del mercado en enero experimentó un cambio total y, según nuestros datos, las small caps europeas son imposibles de ignorar.

Desde 2013, el índice de dividendos SmallCap de WisdomTree Europe ha abierto una brecha dramática en el rendimiento del índice MSCI Europe. Las explicaciones clave son:

  • Cuando surgen riesgos en Europa, con frecuencia se expresan a través de un desempeño volátil en algunos de los grandes bancos. Estos bancos tienen grandes capitalizaciones de mercado, por lo que tienen grandes ponderaciones en índices como el índice MSCI Europe.
  • Ha habido dos períodos distintos en los que los precios del petróleo han caído significativamente en períodos de tiempo más cortos. Centrarse en las small-caps tendería a alejarse de estas empresas más grandes que han tenido algunos períodos más difíciles desde 2013.
  • A medida que los inversores consideran las acciones europeas, es relevante no olvidar el espectro completo del tamaño de capitalización de mercado disponible.

Nostalgia del pasado

Reconocemos que debemos enfrentar los hechos. El crecimiento mundial tiende a ser más lento de lo que lo ha hecho en los últimos años, impulsado en parte por el impacto del recorte de impuestos de EE. UU. a partir de 2017. Y el sentimiento hacia el crecimiento de Europa no es particularmente fuerte en la actualidad. 2017 fue un año mucho mejor.

Afortunadamente, la relación entre el crecimiento económico y el rendimiento no es una simple correlación.

En 2016, las acciones de Europa buscaban el equilibrio y se encontraban con sorpresas como el resultado del referéndum Brexit y la victoria electoral del presidente Trump.

Si todos los años fueran como 2017, las acciones europeas dominarían las exposiciones de la cartera de personas. Los datos de crecimiento económico se estaban acelerando, el rendimiento de las acciones era sólido y las monedas de Europa se estaban apreciando frente al dólar estadounidense.

Es extraño comparar 2017 y el 2018, dada la disparidad en el sentimiento, provocado por la desaceleración masiva en las perspectivas de crecimiento económico para Europa en 2018.

Si bien el crecimiento no se está «acelerando» cuando comenzamos en 2019, parece que hay un rally de alivio en marcha. Es intrigante que el Índice de Dividendos SmallCap de WisdomTree Europe haya tenido el peor desempeño en 2018, pero en 2019 ha comenzado con la mayor fuerza (además del hecho de que todos los índices de factores son positivos hasta el momento).