Qué esperar de los mercados emergentes

  • 27-08-2018

  • 2 minutos

Las acciones del presidente estadounidense, Donald Trump, están influyendo en los mercados globales con las barreras comerciales y las amenazas de aranceles punitivos. China sigue siendo su gran oponente. Aunque la reunión entre Donald Trump y Jean-Claude Juncker parece conducir a un consenso y tuvo un efecto positivo en los mercados de renta variable, la retórica contra China se ha endurecido. ¿Podría ser un intento para forzar las negociaciones? La renta variable asiática y los mercados de bonos siguen siendo volátiles y propensos a nuevas caídas. Los mercados asiáticos están saturados pero los inversores están aguantando debido a un mayor riesgo.

Las elecciones en México dieron como vencedor a Andrés Manuel López Obrador y la reacción en los mercados de renta variable y renta fija fue positiva. En Brasil, los candidatos Henrique Merielles y Geraldo Alckmin han formado una alianza centrista, un movimiento que ha sido bien recibido por los mercados. Con los reembolsos en los fondos dominando desde abril, a comienzos de julio se dio un cambio de tendencia y las compras han dominado las inversiones en divisa fuerte en mercados emergentes. Por su parte, los bonos en divisa local siguen sufriendo salidas. Los resultados de muchas compañías de mercados emergentes mostraron un panorama alentador, que no coincide con la actividad en los mercados financieros en los últimos meses. La recuperación de los mercados de bonos continuó en julio, con la excepción de los bonos argentinos y turcos.

La retórica estadounidense en torno a las sanciones comerciales sigue influyendo en el mercado

Los libros de muchos traders están vacíos tras la cobertura de posiciones cortas en julio y la elevada demanda por parte de los inversores. Por otra parte, el calendario de emisiones de deuda emergente es muy escueto. Esto significa que virtualmente toda la demanda debe ser cubierta en el mercado secundario. Por ello, esperamos que la tendencia de precios positiva continúe, sujeta a interrupciones sin importancia. Los libros de trading están vacíos también en el maltratado mercado asiático. Sin embargo, es improbable que los retrocesos previstos regresen hasta los mínimos registrados en junio. También esperamos que los inversores vuelvan poco a poco a tener en cuenta los fundamentales, que favorecen a los mercados emergentes.

La recuperación de julio todavía no ha tomado la fuerza necesaria para impulsar a todos los mercados

Muchos títulos se han quedado por detrás o sólo han vivido una recuperación marginal. Cualquier cosa que requiera un análisis de mayor profundidad está tardando más en recuperarse. Por ello, vemos oportunidades para vender bonos que han tenido un buen rendimiento y comprar otros más rezagados. Si EEUU se sienta a negociar con China, el movimiento de precios en Asia puede ser impresionante. En general, el mercado sigue siendo atractivo en esta región pero es necesario invertir de una manera selectiva.