La regulación financiera en el centro del modelo de negocio

  • 24-10-2019

  • 4 minutos

Hoy da comienzo la V Edición de Rankia Funds Experience Valencia donde hemos contado con Mayte Álvarez, Asociada Sénior en finReg360, quien ofreció a los asistentes la conferencia «La regulación financiera en el centro del modelo de negocio» centrada en las principales conclusiones del estudio realizado por el IEB «Nuevos Modelos de Negocio en el Asesoramiento Financiero tras las modificaciones regulatorias de MiFID II«.

Mayte Álvarez, Asociada Sénior en finReg360

Durante la conferencia se han analizado las consecuencias de la nueva regulación, MiFID II, en los modelos de negocio de las entidades, centrándose en el servicio de asesoramiento y debatiendo también nuevas cuestiones que han surgido con posterioridad a la fecha del informe. El inicial objetivo de MiFID II era ofrecer una mayor protección a los inversores, por ello, se estableció una separación entre la comercialización de productos de inversión y el asesoramiento para así evitar los conflictos de interés.

¿Por qué MiFID II?

Según el informe elaborado por el IEB, MiFID II ha llevado consigo una serie de consecuencias que no se esperaban, no era el objetivo de la norma. MiFID II ha afectado de lleno al sector financiero en los últimos años, afectando tanto al modelo de negocio, la relación con el cliente y a la cuenta de resultados de las entidades.

Sin duda, la implementación de la normativa europea ha sido muy exigente, lo que ha implicado muchos recursos y tiempo para todos. Además, hay que tener en cuenta que la transposición ha sido más tardía en España, por lo que ha resultado todo muy complejo.

«Creemos que no hay duda que ha supuesto un cambio radical en la industria y para todos. Es un momento idóneo para valorar lo que ocurre en el mercado y si las consecuencias que se anticiparon hace unos años han sido o no las acertadas».

Mayte Álvarez, Asociada Sénior en finReg360

Álvarez también ha recalcado la situación que vive actualmente el sector financiero, comentando que «está en uno de los momentos más críticos de los últimos años». Este sector está sufriendo bastante en lo que respecta a su modelo de negocio tradicional y uno de los aspectos que ha provocado esta situación han sido unos tipos de interés tan bajos. Además, el futuro es poco alentador ya que se prevé que sigan así en los próximos años, lo que provoca unos costes de estructura muy altos y hace que las entidades sobrevivan de las comisiones.

Otro de los factores que está afectando de lleno a los bancos es el cambio demográfico: «el cliente de mañana no es el que tenemos actualmente; los millennials son un perfil de cliente acostumbrado al acceso a todo a través de un click y esto, unido a la tecnología, va a tener consecuencias importantes», resalta la experta de finReg360..

Principales cambios

Mayte Álvarez ha señalado como, para un perfil con un nivel de patrimonio medio-bajo, el servicio está cambiando: se está pasando de servicio de comercialización a servicio de asesoramiento, todo ello motivado porque las grandes entidades no quieren compartir productos de terceros, y también por la presión regulatoria de la CNMV. También cabe destacar cómo está aumentando el servicio discrecional de carteras, no solo en el área de Banca Privada, sino también en otros segmentos.

Otro cambio importante al que hemos asistido ha sido la modificación en la estructura de comisiones como, por ejemplo, el servicio de custodia. También estamos viendo como las entidades empiezan a asumir costes que no hacían hasta ahora, como es el caso del coste de análisis.

«Vemos un aumento de las clases limpias, unido a que están apareciendo nuevos players en el mercado. Todo ello hace que surjan nuevos servicios que llevan a reducir costes tanto para el cliente como para la entidad».

Mayte Álvarez, Asociada Sénior en finReg360

La experta ha recalcado que debemos diferenciar entre la independencia que dice la normativa frente a la independencia como filosofía o como marca de la entidad; esto ha llevado a que se haga asesoramiento independiente pero con pago explícito, o bien, cobro mixto al cliente (una parte retrocesiones y otra pago explícito).

¿Cómo se va afrontar el pago de los nuevos servicios? El estudio del IEB revela que mayoría de los encuestados aceptaría el pago mientras vean el valor añadido, es decir, están dispuestos a pagar por el servicio. «Esta forma de pago explícita creemos que es la tendencia como consecuencia de lo que está pasando en los mercados anglosajones, todo empuja a esa forma de cobro. MiFID II no va a ser el MiFID de dentro de 4 años y esta forma de cobro se va a ir generalizando», apunta Álvarez. Ahora bien, la pregunta que todos nos hacemos es cómo va impactar todo esto en el sector financiero. Bajo la opinión de la experta, va a haber una consolidación por el incremento de costes y, al final, habrá fusiones y alianzas entre firmas. «Lo estamos viendo en las EAFIs y las recientes compras de aseguradoras; de aquí a un futuro se producirá esta consolidación», sostiene.

Conclusiones

En un futuro cercano el cliente podrá diferenciar el valor añadido en los diferentes servicios, es decir, sabrá reconocer el valor en los diferentes niveles de la cadena, tal y como apunta Mayte. Además, las entidades financieras se van a centrar cada vez más en el cliente con el apoyo de la tecnología.

También veremos cómo desaparecerán los intermediarios pero se va a fomentar mucho la venta directa; cada vez más las gestoras internacionales, a través de plataformas, van a hacer la venta directamente al cliente, eliminando intermediarios y reduciendo costes.

Recuerda que puede seguir en directo el evento Rankia Funds Experience Valencia a través de nuestras redes sociales: Twitter y LinkedIn.