Reino Unido: la perspectiva de una caída en los precios inmobiliarios es un riesgo para el crecimiento, independientemente de los términos del Brexit

  • 18-03-2019

  • 2 minutos

La encuesta RICS de los profesionales inmobiliarios ingleses se está deteriorando de forma lenta pero consistente desde mediados de 2018. En la actualidad, el indicador avanzado sintético sugiere una tendencia internanual negativa en el precio de inmuebles residenciales (gráfico 1), lo que se traduciría en una caída de los precios para los próximos meses (gráfico 2).

Fuente: Bloomberg – Calculs : Groupama AM

Un cambio en los precios de los inmuebles se transmite al crecimiento económico a través de dos mecanismos principales:

  • El canal de crédito, es decir, que una caída de los precios de las propiedades disminuye el valor de los colaterales y, de esta manera también el número de proyectos rentables y el volumen de créditos.
  • El efecto riqueza, que refleja el hecho de que la demanda (consumo) se ajusta a la baja si el patrimonio actual o anticipado de los hogares se devalúa.

Históricamente, el crecimiento de los precios inmobiliarios ha sido un factor importante para el crecimiento (y la estabilidad del mismo) del Reino Unido, pero esta contribución «directa e indirecta» se ha acentuado desde 2013, ya que estimamos que ¡será alrededor de 1/3 del crecimiento del PIB (gráfico 3)! Por el contrario, una caída en los precios de los inmuebles pesará significativamente en el crecimiento económico.

Reino Unido: la perspectiva de una caída en los precios inmobiliarios es un riesgo para el crecimiento, independientemente de los términos del Brexit.
Fuente: Bloomberg – Calculs : Groupama AM

La señal enviada por el RICS justifica en gran medida nuestras previsiones por debajo de consenso para el crecimiento en el Reino Unido: + 1.3% en 2019 y + 1.1% en 2020. Sin embargo, el crecimiento de 2019 se «salvará» en su media anual por un primer trimestre que será excepcionalmente alto debido a una reconstitución de inventarios preventivos ante los plazos del Brexit (observamos un comportamiento inesperado con el componente de inventario del PMI Markit alcanzando un nivel históricamente alto en febrero). Por otro lado, la reducción de inventarios del segundo trimestre daría lugar a un crecimiento «negativo» con el riesgo de una recesión técnica en el tercer trimestre. De confirmarse esto, la caída en los precios de inmuebles se reflejaría en mayor medida en el crecimiento en 2020. En conjunto, el riesgo es a la baja en el crecimiento de Reino Unido, independientemente de los términos del Brexit.