Sales Manager del mes – Amparo Ruiz Campo de Degroof Petercam AM

  • 12-03-2019

  • 5 minutos

Os presentamos a Amparo Ruiz Campo, Country Head para España, Portugal y Latinoamérica de Degroof Petercam Asset Management (DPAM), una firma de gestión de activos indepen­diente de Bélgica, parte del grupo familiar Degroof Petercam, fundado en 1871. DPAM se caracteriza por su gestión activa y sostenible, pione­ra e innovadora en inversión responsable y sosteni­ble.

Amparo es licenciada por la University West London y Master en International Economics, Banking & Finance por la University Wales (C. Cardiff). Está certificada por la European Financial Planning Asociation, Relación con Inversores Avanzado de BME, SIBE Trading, Business Middle Management (Nomura), Inversión Socialmente Responsable Spainsif, Lidershift DPAM, entre otros.

Entrevista a Amparo Ruiz Campo, Degroof Petercam Asset Management

¿Qué motivos te llevaron a dedicarte al sector financiero? ¿Cuál habrías elegido de no ser este?

Tras más de veintiocho años de experiencia en el sector financiero español e internacional, he de reconocer que las finanzas siempre han sido una pasión para mí. Los primeros catorce años como bróker de renta variable europea en multinacionales como Nomura, Credit-Lyonnais/Amundi y ABN AMRO. También he participado en el desarrollo de negocio de los fondos de inversión internacionales para cliente institucional español para grupos como Novaster-Russel Investments, ING Investment Management y DPAM, entre otros. En cada momento de mi vida he disfrutado aprendiendo e innovando en un sector tan complejo como el financiero.

Si no probablemente, hubiera sido azafata, siempre me han encantado los viajes.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Y lo que menos?

Me gusta mucho el Mercado, hablar con los clientes y ofrecerles soluciones de inversión. No hay nada que me guste más que adelantarme a los acontecimientos, tanto buenos como malos. Y la experiencia, entorno, personalidad y a veces el género ayuda bastante. También hablar con nuestros gestores es un verdadero placer. Esto me gusta de mi trabajo. Lo que menos me entusiasma es la parte administrativa.

¿Cuáles son tus aficiones? ¿Consigues desconectar?

Me apasiona viajar y esto lo combino entre el trabajo y mi tiempo de ocio. He viajado mucho, sobretodo antes de tener familia numerosa. Cualquier destino de Oriente va a ser mi preferido probablemente influyendo bastante en mi decisión de empezar mi carrera profesional en Nomura. También me encantan los sudokus, pintar acuarela, por la dificultad y el riesgo. Así como los retos de diseñar y reformar espacios. Todo lo que tenga que ver con hacer las cosas una vez… por eso no cocino pero valoro mucho quien lo hace.

¿Qué es lo que más te gusta de vivir en Madrid?

En Madrid tengo toda la familia, es un sitio cosmopolita y vibrante, aunque disfruto mucho también yendo con mi familia al campo en Ávila. Soy muy de chimenea y jersey viejo. La playa que le falta a Madrid, la encuentro en un par de horas de Ave en Málaga.

¿Hay algo en lo que los inversores deberían centrarse durante los próximos meses?

Los inversores deberán valorar cada vez más en sus inversiones los criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza) tanto en renta variable como en renta fija. Así como introducir múltiples temáticas de inversión en la renta variable global.

En nuestro caso, DPAM cuenta con áreas de especialización muy interesantes y realmente diferentes en renta variable, renta fija, y ac­tivos inmobiliarios cotizados europeos (REITs), así como fondos multiactivos y de in­versión sostenible, con dife­rentes temáticas y una visión disruptiva. Estoy en una firma que siempre quiere ir por delante y eso me encanta porque veo que funciona, creo realmente en ello.

La sociedad en la que vivimos busca cada vez más un propósito de gobernanza y compromiso, las generaciones actuales y futuras también quieren saber el impacto de sus inversiones. Me gusta que haya una vuelta a los valores y que se puedan medir.

¿Por qué crees que en otros países de la Unión Europea como Noruega o Suecia se ha consolidado la inversión ISR y en España es reducida?

Esta tendencia está aquí para quedarse. El interés por la inversión socialmente responsable está mucho más avanzado en el resto de Europa, sobre todo Europa Central, Escandinavia y Europa del Norte. Empezó con una directiva de la Comisión Europea, que lanzó a todos los países, y se ha traspasado a la normativa española en el 2017, exigiendo a las comisiones de control de los fondos de pensiones de empleo, no los particulares, información sobre su incorporación de criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza), en su política de inversión.

El inversor español se está haciendo sostenible porque es una tendencia que está impulsando el inversor institucional, siendo los pioneros los fondos de pensiones. Por su parte, el inversor particular está empezando a conocer más y mejor la oferta que hay y las oportunidades y todas las ventajas que tiene este tipo de aproximación.

También los fondos de inversión de las grandes entidades españolas que se han adherido a los principios que se llaman Global Compact de Naciones Unidas, están empezando a introducir gamas de productos ISR, y ya se ven forzados a empezar a movilizar toda su maquinaria para producir por lo menos una gama. Lo siguiente es que al particular le sea explicada la conveniencia de estas posibilidades de inversión, sobre todo en banca privada.

¿Podrías destacar alguna temática en la que los inversores se deberían centrar de cara al largo plazo?

Sin lugar a dudas me decanto por la inversión multitemática sostenible. El planeta enfrenta múltiples desafíos en lo que respecta al cambio climático, la escasez de recursos y el suministro de agua. Podemos añadir valor a la sociedad cuando invertimos en compañías y países que se toman en serio estos temas. Ya hay estadísticas que demuestran el superior perfil Riesgo/Retorno de estas inversiones.

Conviene invertir en acciones y/o valores que den acceso al capital de empresas “del futuro”, a nivel mundial. Particularmente aquellas que siguen actividades relacionadas con la nanotecnología, ecología, bienestar, generación Z, E-sociedad, Industria 4.0 y seguridad, y se seleccionan por buenos fundamentales pero además con altos estándares medio ambientales, impacto en la sociedad y buena gobernanza (ASG).

¿Dónde te ves dentro de 10 años?

Será mi respuesta más corta en esta entrevista, pero mi gran deseo en 10 años será estar jubilada entre la playa, entretenida entre mis acuarelas, y el campo. Tengo una lista muy larga de “To Dos” que comunico a mi marido regularmente. Además, espero ser también una abuela muy entusiasta y viajera para entonces.

¿Qué fondos de inversión destacarías para adaptarse a unas condiciones de mercado tan imprevisibles?

En renta fija, un “must have” es DPAM BONDS UNIVERSALID UNCONSTRAINED. Este es nuestro fondo de convicción Total Return Global cuyo objetivo de inversión es aportar una rentabilidad media de Euribor 3m+200bps con un VaR mensual controlado de entre 1,5-3%. Lo destaco por su desempeño durante estos últimos años 3,20% y con una rentabilidad media del 5% y 3,6% a 5 y 3 años respectivamente.

Y en segundo lugar, en renta variable, destaco el fondo DPAM EQ WORLD SUSTAINABLE. Este fondo global tiene como objetivo batir el MSCI World All Countries Index Se trata de elegir 50 compañías equiparadas con elevados filtros de calidad (5 años de beneficios y dividendo ininterrumpidos) que facturen al menos 40% en países emergentes tal cual está diseñado el mundo para 2015, según el FMI Esto es independientemente de donde coticen las compañías si pasan esos filtros además de los ASG.

Todo indica que los próximos trimestres van a estar llenos de curvas. Nuevos acuerdos comerciales entre Estados Unidos, China y Europa y sus derivadas tendrán el protagonismo durante este 2019. Los diferentes frentes políticos: Brexit, Elecciones diversas, Bancos Centrales, etc. Este fondo es una buena fórmula para abordar la renta variable global de cara a los próximos desafíos.