Sales Manager del mes – Mathias Blandin de La Financière de l’Echiquier

  • 17-10-2018

  • 4 minutos

Os presentamos a Mathias Blandin, responsable de desarrollo de negocio de La Financière de l’Echiquier en Iberia.

Diplomado en Magisterio de Banca y Finanzas y con un Master en Técnicas Financieras y Bancarias por la Universidad de París 2 Assas, Blandin se incoroporó en 2012 a La Financière de l’Echiquier después de estar un año en América Latina. Trabajó durante tres años planificando la estrategia de desarrollo de la gestora y en 2015 pasó a ser el responsable de desarrollo en Iberia.

Entrevista a Mathias Blandin , La Financière de l’Echiquier

¿Qué motivos te llevaron a dedicarte al sector financiero? ¿Cuál habrías elegido de no ser este?

Mi formación profesional en economía y finanzas me dieron las bases para vincularme a esta industria. Desde mi etapa universitaria tuve la oportunidad de trabajar en varios sectores incluido el financiero, que me interesaba por su función en la dinámica económica y la energía que produce. Al final, conocer a Didier Le Menestrel, presidente fundador de La Financière de l’Echiquier, me impulsó a trabajar en la gestora porque me identifiqué con la visión y valores de la entidad, además del plus que me ha dado el que confiaran en mí.

Otro sector que me atraía mucho es el turismo, con grandes posibilidades de desarrollo profesional pero finalmente me decidí por el sector financiero.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Y lo que menos?

Me gusta la relación que construimos con el conjunto de stakeholders. Podría utilizar la palabra “clientes” pero no me gusta mucho, porque es más que eso. Desarrollamos una relación de asesoramiento y de confianza hasta llegar en algunos casos a una relación de amistad. Además, la industria es amplia, e incluye muchos actores y no son todos inversores.

La ventaja de nuestra actividad es que está siempre en movimiento (nuevas tendencias de mercados, nuevos productos, nuevas regulaciones) y aprendemos siempre nuevas cosas (como por ejemplo sobre empresas), es una ventaja el no caer en la rutina y estar siempre aprendiendo. Lo que menos me gusta, las incertidumbres del mercado, pues muchas veces nos roban el sueño.

¿Cuáles son tu hobbies?

Hay una actividad que me gusta mucho e intento hacer lo más a menudo posible, bucear. Cuando estás a varios metros de profundidad en el mar, exploras sensaciones nuevas. Tienes que adaptarte a un universo totalmente diferente. Es una manera de viajar y descubrir lugares exóticos que no son los paradisíacos típicos como las playas con cocoteros, descubres otro tipo de sitios como lugares de gran frío (por ejemplo, en Noruega o Islandia) o en lagos de montañas.

Visión de mercados para La Financière de l’Echiquier y activos con mayor potencial para lo que resta de ejercicio (y con vistas a 2019) – Fondos que destacarías.

Hasta ahora, el año ha sido muy complicado. Los mercados han sido impactados por varios elementos como la guerra comercial entre Estados Unidos y China principalmente, la inestabilidad política y económica de los países emergentes, la confrontación entre el gobierno italiano y la Comisión Europea relativo al presupuesto italiano, la falta de acuerdo por el Brexit… muchas incertidumbres, algo que causa inestabilidad en los mercados.

Pero aun así hay que destacar al mismo tiempo, la situación macroeconómica global no está deteriorada, aunque el FMI acabó de revisar a la baja las previsiones del crecimiento mundial con un 3,7% frente a un 3,9% previo para 2018 y 2019. Este nivel sigue por encima de la media de los 30 últimos años (3%).

Inevitablemente el ciclo se aproxima a su fin -este es el segundo ciclo de crecimiento más largo de la economía estadounidense-, el riesgo de recesión a corto plazo parece bajo o inexistente.

A pesar de ello, los mercados bursátiles han tendido en general a anticiparse aproximadamente un año antes del fin de la expansión económica. Por tanto, la continuación del crecimiento no impide que se produzca una corrección bursátil.

Entonces podemos preguntarnos sobre los niveles de valoraciones de las empresas. Tras el “Sell-Off” del inicio de octubre, los valores europeos (Stoxx 600) cotizan a aproximadamente 14 veces el resultado previsto en 2018 y 12,5 veces el de 2019, es decir, algo por debajo de la media histórica de estos últimos años. La dinámica de crecimiento de los resultados sigue siendo buena: un 10% en la zona euro a un año y un 25% en Estados Unidos. No obstante, la subida de los tipos a largo plazo indica una reducción del precio-beneficio en los próximos trimestres. Además, en esta fase de fuerte corrección de la renta variable, por ahora el mercado de deuda privada resiste, sobre todo el europeo. Por tanto, es más una actualización de las valoraciones en un nuevo entorno de tipos que el temor a un parón repentino del crecimiento.

¿Por lo tanto, cómo posicionarse con el entorno actual?

En primer lugar, en La Financière de l’Echiquier nos gusta recordar que invertir en Renta Variable es invertir a largo plazo. Luego, no es probable que la volatilidad de los mercados se reduzca de forma inmediata. Sin embargo, las rachas de ventas indiscriminadas pueden generar oportunidades para la gestión activa.

Aunque seguimos convencidos de que la subida de los tipos a largo plazo, sobre todo en Europa, es inevitable, no tenemos duda de que la mejor táctica para las próximas semanas será fijarse en la cotización de entrada de los valores injustamente penalizados.

Los valores de crecimiento de pequeña y mediana capitalización cuyos beneficios no han sido puestos en entredicho por las subidas de los tipos nos parecen ser una buena opción de inversión. Para tener una exposición a esta clase de activos, tenemos dentro de nuestra gama de productos, los fondos Echiquier Entrepreneurs y Echiquier Agenor Mid Cap Europe.

¿Podrías destacar alguna temática en la que los inversores se deberían centrar de cara al largo plazo?

Interesa mucho la Inteligencia Artificial. Destacamos un entusiasmo fuerte para esta tecnología que pasó de un estadio de promesa al ser una realidad tecnológica. De hecho, hace dos años, todo el mundo hablaba del Big Data, ahora este tema es la materia prima de la Inteligencia Artificial. Hoy en día, esta tecnología puede encontrar su lugar en todos los sectores gracias a los avances realizados tanto al nivel de las infraestructuras, que al nivel de los cálculos o de las potencias algorítmicas.

De hecho, acabamos de lanzar antes del verano de este año un fondo especializado en esta temática, el Echiquier Artificial Intelligence. Todas las industrias pueden enfrentar una disrupción con la Inteligencia Artificial, hasta las industrias más “cerradas” como por ejemplo, el sector de automoción con el coche autónomo. El potencial de esta tecnología (en crecimiento fuerte) es mundial, y será cada vez más accesible.