¿Se está acabando la racha ganadora de las small caps europeas?

  • 11-01-2019

  • 2 minutos

El período de los últimos 18 años ha sido de recompensas inéditas para los inversores en empresas europeas de pequeña capitalización, con un rendimiento constantemente superior y un crecimiento de ganancias persistentemente más alto que el de sus homólogos de gran capitalización. Después de haberse reducido de forma gradual desde principios del milenio, el coste de la deuda ya no está bajando; de hecho, la tendencia se está revirtiendo. Al mismo tiempo, y por primera vez en mucho tiempo, ciertas áreas del mercado de pequeña capitalización parecen caras: ¿se está acabando la racha ganadora de las empresas europeas de pequeña capitalización? Desde Merian Global Investors nos comentan su opinión al respecto.

El tiempo está cambiando

Varios factores han contribuido a las casi dos décadas de alegría relativa para las empresas de pequeña capitalización: la subida de los mercados de valores, las valoraciones atractivas, los aumentos en las ganancias y, sobre todo, una reducción en el coste global del riesgo. De hecho, es el coste del riesgo lo que ha hecho bajar la prima de riesgo de la renta variable y ha tenido un impacto desproporcionadamente grande sobre las empresas de pequeña capitalización.

Pero, ¿cuáles de estos factores permanecen intactos en 2019? Bien, el ascenso vertiginoso de los mercados de valores se ha terminado y el coste del riesgo finalmente ha empezado a subir. En cambio, las valoraciones ya son más atractivas en vista de las ventas que vimos durante el 2018, y las ganancias han seguido creciendo, lo que esperamos que continúe en el 2019. Un crecimiento económico global y europeo lento pero constante, unos presupuestos gubernamentales de expansión moderada, una política acomodaticia del Banco Central Europeo y un euro débil son elementos que apoyan el avance de la clase de activos.

En el mundo de empresas de pequeña capitalización, el crecimiento de las empresas de primer nivel ocurre tradicionalmente a un ritmo mayor que el crecimiento nominal del PIB; con las previsiones de que la economía europea crezca un 3% en el próximo año, esto sigue ofreciendo unas expectativas perfectamente realistas para las empresas de pequeña capitalización de la región.

Necesidad de un nuevo liderazgo

Una subida en el risk Premium tiende a afectar, especialmente, a las empresas con una valoración cara cuyo crecimiento se espera sea más a largo plazo; muchas de ellas ahora tienen premiums de valoraciones extremas en relación con el mercado y, sobre todo, también cuentan con su propia historia reciente. Al mismo tiempo, en algunos casos, cuando se moderan las tasas de crecimiento debido a la madurez de un negocio o al aumento del coste de la deuda, los modelos de expansión no orgánica se ven cada vez más afectados. Puede que se aproxime un cambio de liderazgo en las empresas de pequeña capitalización.

Así que, ¿dónde pueden ir los inversores de empresas de pequeña capitalización en este entorno? El universo de la inversión no contiene un gran número de empresas con características “defensivas” tradicionales, por lo que esperamos ver un mayor enfoque en aquellas empresas en las que las valoraciones están jugando con unas expectativas menos prometedoras. Estas áreas del mercado incluyen los sectores de consumo, industria nacional y tecnología.

En muchos casos, parece que el mercado se mueve rápidamente hacia la valoración de los peores escenarios de recesión posibles para estas empresas. Consideramos que en el mejor de los casos esto es prematuro y en el peor es erróneo. Por ello, creemos que existe una buena oportunidad para invertir en empresas de alta calidad con un fuerte crecimiento de ganancias y unas valoraciones relativamente atractivas.