Selección temática y bottom-up: ingredientes clave para un fondo inmune al ciclo económico

  • 11-09-2019

  • 2 minutos

Este verano, especialmente durante el mes de agosto, hemos sido testigo de caídas medias en las bolsas del 1,5%. Efectivamente, y aunque no tanto como se preveía, son importantes. En paralelo, a nivel global, el crecimiento se está desacelerando (por debajo del 3%) por el impacto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. En Europa, aunque la situación del consumidor es buena y creemos que los datos macro (menos buenos) se estabilizarán, la actividad industrial no pasa por su mejor momento, con ciertas previsiones de estancamiento en Alemania, verdadero motor del bloque europeo. Qué duda cabe de que la renta variable global ha sufrido estos meses uno de los golpes más duros de los últimos años.

Pero, incluso en momentos tan complicados, hay modos de lograr rentabilidad. Desde Mirabaud, en este sentido, nos sentimos especialmente satisfechos de la estrategia llevada a cabo por Anu Narula, gestor principal del fondo de renta variable global Mirabaud Equities Global Focus, que, sin ser un Hedge Fund, ha conseguido capturar el 110% de las subidas del MSCI World y el 63% de las caídas de este índice de referencia. Alcanza, además, una rentabilidad del 56% a tres años; del 21% en este 2019 en dólares, muy por encima del 30% y 14% que acumula su índice de referencia en estos períodos respectivamente. Esto ha llevado a que crezca la confianza de los inversores en esta herramienta, que se acerca a los 300 millones de dólares en patrimonio bajo gestión, lo que supone un incremento en esta área por encima del 350% en 12 meses.

Este es un claro ejemplo de que la clave para lograr la inmunidad al ciclo económico, incluso en los momentos más complicados, está en la combinación de, fundamentalmente, dos factores en la selección de valores: de un lado, una selección bottom-up de compañías líderes en cada uno de estos sectores que, a su vez, son empresas grandes generadoras de cashflow. De otro, un modelo absolutamente diferencial de selección temática, centrada exclusivamente en los sectores que se encuentran en pleno crecimiento.

Esta selección temática es especialmente relevante. Mirabaud lleva apostando por ella desde hace años. Tras un exhaustivo análisis, los gestores filtran y aplican las temáticas que provocarán los cambios más sustanciales dentro de los distintos sectores de la industria a escala global. Áreas donde la demanda supera de forma contundente la oferta y donde existe una proyección extraordinaria de crecimiento de beneficios para los proveedores de los productos o servicios demandados.

Las temáticas se revisan y actualizan anualmente para garantizar alineamiento con las tendencias más significativas en cada ejercicio. De cara a este 2019, nuestros gestores de renta variable han configurado sus carteras en base a ocho temas: Economía de servicios (incorporada este año); Consumidor millennial; Automatización; Explosión de los datos; Envejecimiento de la población; Plataformas; Salud y bienestar; Inmobiliaria e Infraestructuras.

Éxitos como el de Mirabaud Equities Global Focus son una muestra contundente de que el modelo de gestión activa, de convicción, flexible, sobre criterios ESG y que aprovecha las mejores oportunidades del mercado en cada momento, es la mejor vía, si no la única, para lograr el éxito en momentos de tan alta volatilidad como vivimos. Siempre hay oportunidades, por mal que pueda plantearse el contexto, pero, evidentemente, hay que emplear un modelo estratégico para poder localizarlas y extraer rendimientos. En nuestra opinión, la gestión pasiva no es una opción razonable, menos aún en la actual situación del mercado.