Selector de fondos del mes – Marta Pérez Cogollos de Santander AM

  • 01-08-2018

  • 4 minutos

He llegado el momento de presentar al nuevo Selector de fondos del mes. Para esta ocasión, contamos con la presencia de Marta Pérez Cogollos, Lead Research Analyst Equities de Santander AM. Marta es licenciada en ciencias económicas y empresariales y en derecho. Además tiene el Executive MBA del IESE. Entró a formar parte del equipo de Santander AM en 1997 y se encuentra entre los diez mejores selectores del mercado español.

¿Qué te hizo decidirte por el sector financiero?

Tuve mis primeros fondos de inversión siendo relativamente joven y eso me hizo interesarme por el sector. Para mí es importante recordar que el sistema financiero cumple una función positiva para la economía y la sociedad, al poner el ahorro al servicio de inversiones que contribuyen al crecimiento.

Si tuvieses que elegir un lugar de trabajo ¿cuál sería?

Francamente, creo que donde mejor se trabaja es en la oficina, pero es muy importante tener flexibilidad para poder trabajar en cualquier sitio. En nuestro equipo tenemos la suerte de poder hacerlo y el tipo de trabajo que realizamos sale reforzado con ello. Las herramientas digitales aumentan la eficiencia y la productividad, a la vez que permiten armonizar trabajo y obligaciones personales.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

En mi tiempo libre me gusta leer. También me gusta salir a pasear, a ser posible por el campo. Practico yoga y hago otros deportes cuando puedo, sobre todo natación.

¿Qué activos crees que tendrán un mejor comportamiento en el segundo semestre?

El entorno económico sigue siendo propicio para la renta variable, y tenemos una visión particularmente positiva en Europa. La agenda política ha puesto unas cuantas preguntas sobre la mesa que todavía no tienen respuesta, como el Brexit o el posible impacto de las tarifas arancelarias promovidas desde Estados Unidos. También tenemos la incertidumbre de un posible aplanamiento de la curva de tipos. Pero con un crecimiento americano que apunta al 4% anualizado en el segundo trimestre, animado por el consumo privado y la creación de empleo, y con buenos resultados empresariales (a la espera de los de este trimestre), el entorno global debería ser positivo para los mercados de acciones

¿Qué aspectos son los que más valoras del equipo de gestión de un fondo?

Nuestro equipo de selección de fondos pone énfasis en la valoración cualitativa de los fondos. La clave está en diferenciar si un fondo se ha visto favorecido por una tendencia del mercado o si hay una auténtica habilidad de gestión. Nadie puede garantizar que el resultado será bueno mañana, pero tenemos más oportunidades de hacerlo bien si vemos buenos recursos dedicados al producto, estabilidad en los procesos y en el equipo de gestión. Un aspecto diferencial es la convicción en la filosofía de inversión y la capacidad de transmitirla y compartirla en todo el equipo. Las gestoras con más éxito son las que consiguen que todos sus miembros remen en la misma dirección. Esto hay que hacerlo extensivo a toda la organización, que también tiene que estar alineada con la forma de invertir.

¿Qué fondos crees que lo van a hacer mejor en el escenario que se ha configurado?

Dentro de los fondos de renta variable ha habido bastante dispersión de resultados según el sesgo de la inversión. Los factores de crecimiento han continuado una ya larga tendencia de retornos superiores a los del índice, mientras que los factores “value” sólo han despuntado de forma ocasional y probablemente necesitan un entorno más claro de subidas de rentabilidades en el mercado de bonos para terminar de destacar. Quizá el mejor consejo sea buscar fondos flexibles que puedan capturar estas tendencias, y asegurarse de que cubren un amplio espectro de capitalización, sin excluir a las pequeñas y medianas compañías.

¿Podrías destacar alguna temática en la que veas elevado potencial a largo plazo?

Destacaría sin duda la temática de sostenibilidad, entendida como la inversión que favorece a empresas con buenas prácticas medioambientales, sociales y de gobierno corporativo. Es algo en lo que los selectores de fondos venimos trabajando desde hace tiempo, en particular los que nos centramos en renta variable, pero desde la Cumbre de París sobre el Clima en 2016 hemos visto un interés renovado que se está extendiendo a los activos de renta fija. Este segmento es especialmente interesante, porque en él los inversores perciben incluso con mayor claridad que ponen sus ahorros al servicio de un proyecto o infraestructura sostenible.

Por ejemplo, a través de uno de los llamados bonos verdes, un ahorrador puede promover proyectos de edificación sostenible o energías renovables, ampliando el capital disponible para estas iniciativas y beneficiándose de la creciente demanda por estos activos. Los bonos verdes todavía representan un porcentaje muy pequeño del total de las emisiones en renta fija, pero en el último trimestre representaron un 7% del mercado primario y cada vez son más los fondos que compiten por llevarse una porción de este tipo de títulos.