Selector del mes – César Ozaeta de Abante Asesores

  • 15-01-2019

  • 4 minutos

Os presentamos a César Ozaeta, gestor de Abante Asesores. Se incorporó a esta entidad en 2008 como consejero financiero, después pasó a ser analista de inversiones para, más tarde, ocupar el cargo de gestor de fondos de inversión desde diciembre de 2014.

Oazeta es licenciado en Economía por la Universidad de Navarra y posee un master en Banca y Finanzas por el Centro de Estudios Garrigues.

Entrevista a César Ozaeta, Abante Asesores

¿Cuándo y cómo llegaste al sector financiero? ¿Tenías alguna otra vocación?

Me incorporé al mercado financiero en julio de 2008. Comencé en el departamento comercial de Abante y, a pesar de haber sido unos momentos muy duros, con perspectiva, pienso que fue una manera fantástica de comenzar una carrera profesional en este sector. Estuve dos años como consejero financiero, tras los que luego pasé a la gestora, donde me he especializado en selección de fondos.

Mi vocación frustrada es la de haber sido ingeniero industrial. En mi familia hay unos cuantos ingenieros industriales, pero mi falta de visión espacial me llevó a renunciar a ello.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Y lo que menos?

En general, me gustan los mercados financieros y en mi trabajo me gusta la posibilidad de estar cerca de personas (principalmente, gestores de fondos de inversión) que tienen un conocimiento y una experiencia muy importante en ellos. Por otro lado, detrás de un cliente, hay una persona con unos objetivos vitales. Esa persona está delegando en nosotros su dinero con el objetivo de poder materializar esos objetivos en el futuro. Es gratificante pensar que puedas ayudar a la gente de relacionarse con su dinero.

Lo que menos me gusta es que estos mercados no son una ciencia exacta y es difícil explicar ciertos comportamientos.

Cuando las cosas no salen bien, se pasa mal y te replanteas muchas cosas por lo que pienso que es una profesión que exige ser fuerte mentalmente.

¿Qué aficiones tienes?

Nada muy especial. Me gusta hacer deporte y pasar tiempo con mis amigos y familia. Últimamente, me estoy aficionando al golf, pero veremos lo que me dura porque es un deporte que cuesta aprender cuando ya eres mayor. También me gusta la gastronomía, tanto cuando me dan de comer como cuando me toca cocinar a mí.

¿Qué aspectos consideras más importantes la hora de seleccionar un fondo para una cartera?

A la hora de seleccionar un fondo hacemos dos tipos de análisis. Un análisis cuantitativo y un análisis cualitativo. En función del tipo de activo y del fondo le damos más relevancia a un tipo de análisis u otro. En las categorías en las que el gestor tiene mucha flexibilidad, la parte cualitativa es de vital importancia (experiencia y forma de ser del gestor, alineamiento con el inversor, estructura del equipo de inversiones). En categorías más direccionales, el cuantitativo te puede dar más pistas. En todos los casos, buscamos fondos consistentes en los que se hayan logrado buenos retornos siempre con un medido control del riesgo.

¿Qué aspectos son los que más valoras del equipo de gestión de un fondo?

Me gustan los gestores que prefieren tener éxito a tener razón. Por ello, los aspectos que más valoro del equipo de gestión de un fondo son la coherencia y la transparencia. Hoy en día, más que nunca, para obtener una rentabilidad hay que asumir un riesgo y es importante ser coherente a la hora de hacerlo. Puede acertar o no, pero en todo momento se ha de ser coherente con lo que le ha llevado asumir ese riesgo. Bajo mi punto de vista, un buen proceso de inversión debería ser así. En segundo lugar, es importante que el gestor lo sepa transmitir y que la información entre la gestora y el selector funcione bien.

¿Crees que los gestores con mejores rendimientos en el corto plazo tienen una mayor probabilidad de obtener menores retornos a futuro?

Pienso que no tiene por qué darse esa situación. Un buen gestor activo con un buen proceso de inversión debería adaptarse a unos mercados cambiantes. Lógicamente, no va a acertar siempre por lo que la gestión activa (fondos con tracking error altos) lleva asociada periodos de underperformance. Estos periodos no tienen por qué darse tras buenos rendimientos en el corto plazo.

¿Qué activos crees que lo van a hacer mejor en 2019?

Para el 2019, estamos constructivos con la parte de renta variable. En un entorno como el actual de crecimientos moderados e inflación contenida pensamos que los activos de riesgo deberían tener un buen comportamiento. Para este año mantenemos una sobreponderación en renta variable europea y emergente, donde hemos aumentado la exposición.

En renta fija, mantenemos duraciones cortas y estamos aumentando progresivamente el riesgo de crédito a medida que se amplían los diferenciales de crédito en Europa, aunque seguimos manteniendo una posición cauta. Nos gusta la deuda financiera subordinada ya que ofrece un buen binomio rentabilidad/riesgo.

En la gestión discrecional de carteras, ¿qué papel juega la gestión pasiva?

Nosotros usamos la gestión pasiva dentro de nuestros fondos de fondos. Por el momento, la usamos en renta variable, ya que en renta fija pensamos que es más fácil aportar valor por parte de los gestores. En renta variable, tomamos exposición al mercado estadounidense y al mercado global a través de ETF o fondos indiciados. En Europa, Japón y emergentes mantenemos fondos activos, ya que consideramos que es más fácil extraer Alpha en esos mercados (a pesar de que 2018 fue año complicado para el Alpha también ese esos mercados).