Selector del mes – José Manuel Figueroa de BNP Paribas WM

  • 02-04-2019

  • 3 minutos

Os presentamos a José Manuel Figueroa, director de carteras globales y soluciones alternativas de inversión de BNP Paribas Wealth Management. Figueroa cuenta con 13 años de experiencia en el sector, se incorporó al equipo de gestión de BNP Paribas a comienzos de 2006 y es responsable de la gestión de varios fondos y sicavs, así como miembro de los comités de decisión de renta variable, renta fija, fondos y estrategia. También ha realizado funciones de banquero privado, adjunto al director de Banca Privada de BNP Paribas en Madrid. Anteriormente, estuvo trabajando para el Grupo Gillette como especialista de producto.

Es doble licenciado en Administración y Dirección de Empresas e Investigación y Técnicas de Mercado por la Universidad Pontificia de Comillas – ICADE. Además es asesor financiero por el Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF).

Entrevista a José Manuel Figueroa, BNP Paribas AM

¿Qué te hizo decidirte por el sector financiero?

Que es inabarcable: todos los días aprendes algo nuevo, y el reto de entender y ser capaz de predecir cómo va a evolucionar el mundo y cómo posicionarte ante ese cambio es apasionante.

¿Cómo es tu día a día desde que llegas a la oficina? ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Mi día a día es estudiar, ¡quién me lo iba a decir! Estamos continuamente revisando ideas nuevas y profundizando en las que ya tenemos.

Y lo que más me gusta, aprender y las lecciones de humildad: no puedes dar nunca nada por supuesto ni creerte que tienes la verdad absoluta en tus manos. Tienes que estar preparado siempre para adaptarte, para evolucionar.

¿Qué aspectos consideras más importantes a la hora de seleccionar un fondo para una cartera?

Hay un requisito básico: la consistencia del gestor. Eso te da una mejor perspectiva de los activos en los que inviertes y te ayuda a asumir que cada fondo tiene su función dentro de una cartera, más allá del ranking que pueda ocupar o su tracking error.

¿Qué aspectos son los que más valoras del equipo de gestión de un fondo?

Su coherencia a la hora de invertir, el realismo a la hora de valorar sus capacidades en cuanto a análisis de su universo de inversión y su transparencia a la hora de comunicarse con nosotros.

¿En qué pueden mejorar las gestoras en su relación con un selector?

Siempre en la transparencia. Desde nuestro equipo no nos limitamos a hacer un análisis cuantitativo o del gestor cuando analizamos un fondo: nos gusta conocer las tripas, que se demuestre con hechos (con las inversiones concretas) la visión que muestra el discurso de inversión y las elecciones para plasmar esta visión.

En pocas palabras: ser transparentes a la hora de demostrar su consistencia.

¿Qué visión tenéis actualmente en BNP Paribas de los mercados?

En BNP Paribas Wealth Management consideramos que pese a la ralentización económica global (sí, hablamos “sólo” de ralentización ya que sigue habiendo crecimiento), vamos a seguir en un entorno favorable desde el punto de vista de la renta variable.

No obstante, con la recuperación tan fuerte que hemos tenido durante el primer trimestre, consideramos que el mercado debería hacer una pausa en el camino, por lo que somos partidarios de reducir algo el riesgo.

Aunque no gestionamos con ellas, todas las incertidumbres principalmente políticas que están ahora mismo sobre la mesa podrían servir como catalizadores de este “descanso”.

En la gestión discrecional de carteras, ¿qué papel juega la gestión pasiva?

Esta es una buena pregunta, que no tiene una respuesta única. Lo ideal sería estar invertido siempre en la gestión “activa” que mejor lo vaya a hacer cada año, pero como esto es muy complicado, la gestión “pasiva” siempre surge como una solución razonable a medio-largo plazo.

Creemos que ambas gestiones pueden convivir ahora mismo, y que la parte más estructural de la cartera podría destinarse a gestión pasiva, mientras que las apuestas podrían realizarse a través de fondos de gestión activa.

¿Qué fondos crees que lo van a hacer mejor en el escenario que se ha configurado?

Por la evolución en 2018 (donde el mercado anticipó una severa ralentización económica) podríamos tener margen de mejora en fondos con posiciones importantes en sectores muy ligados al crecimiento económico.

No obstante, de cara a los próximos años consideramos que habría que ir tomando posiciones en fondos con apuestas en compañías consistentes en cuanto a su crecimiento de beneficios en el largo plazo, que mitigarán mejor un potencial cambio de ciclo en los próximos años; y en fondos de renta fija a corto plazo y flotante para protegernos de los movimientos que pudieran producirse en los tipos de interés.

¿Dónde te ves dentro de 10 años?

Difícil respuesta. Lo que hacemos en gestión es adictivo: el continuo aluvión de nuevo conocimiento, la adrenalina que te producen los mercados, descubrir historias apasionantes casi todos los días…

Seguramente en 10 años habré leído muchísimo más, sabré de inversiones lo mismo o menos, y lo que sí que tengo claro es que me encantaría seguir invirtiendo, y haciéndolo de manera consistente siendo fiel al escenario construido: puedes acertar más o menos, pero la clave es tener claro el por qué haces las cosas.