Selector del mes – José María Martínez-Sanjuán de Santander AM

  • 12-02-2019

  • 4 minutos

Os presentamos a José María Martínez-Sanjuán, Head of Manager Research and Selection en Santander Asset Management. Basado en Londres, Martínez-Sanjuán cuenta con 22 años de experiencia en los mercados financieros.

En 2011 se incorporó a Santander AM tras haber trabajado durante cinco años en Banif como Director de Selección de Fondos e Inversiones Alternativas. Antes de Banif, estuvo en varias instituciones financieras como Barclays o Citibank. José María es licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid, posee un Master en Mercados Financieros por ICADE y el Chartered Alternative Investment Analyst Certificate (CAIA).

Entrevista a José María Martínez-Sanjuán, Santander Asset Management

¿Cuándo y cómo llegaste al sector financiero?

Empecé a trabajar en el sector en 1997 al poco de finalizar los dos objetivos que me marqué al acabar la carrera, hacer el servicio militar y cursar un Master en Finanzas, pues tenía claro que era el área donde quería enfocar mi carrera profesional. Mi primer empleo fue en Barclays Bank.

Haciendo un breve recorrido por tu vida laboral, ¿qué destacarías de tu carrera profesional?

Mi currículum podría tacharse de un tanto monótono ya que la mayor parte de mi carrera la he desarrollado en el área de wealth management, tanto en gestoras de fondos de inversión como en banca privada. Tan solo mis comienzos en una sucursal bancaria (Barclays) han sido algo distintos ya que no solo trabajaba con productos de pasivo sino que también tuve la oportunidad de aprender sobre aquellos vinculados al activo de una entidad financiera.

Mi salto al mundo del análisis y selección de managers terceros se produjo casi por accidente allá por 2005, pues inicialmente mi rol iba a estar más enfocado a la gestión de la renta fija dentro de una gestora (Urquijo Gestión) y acabé haciéndome cargo de la gestión del servicio de gestión discrecional de carteras basadas en fondos de terceros. Cosas del destino.

¿Cuáles son tus aficiones?

Me gusta leer y me gusta el cine, pero quizá lo que más intento hacer en mi tiempo libre es deporte. Creo que debe ser una de las prioridades, especialmente a partir de cierta edad. Tampoco es que me sobre el tiempo pues debo dedicarlo también a la familia y, tratándose de una familia numerosa, hace que encontrar tiempo para ti sea complicado.

Como selector de fondos, ¿qué ventajas tiene trabajar en Londres?

Desde el punto de vista profesional creo que muchas. Indudablemente el hecho de trabajar en una de las capitales financieras a nivel global te da acceso a los mejores eventos, esos que marcan tendencias, y también te brinda la oportunidad de conocer a colegas muy interesantes del sector.

Ciudades como Londres, NY o Hong Kong atraen mucho talento, profesionales que trabajan, bien para grandes gestoras, a los que igualmente puedes conocer viajando, o bien para especialistas, lo que solemos denominar boutiques, a los que es más difícil acceder si no estás basado aquí.

¿A qué problemas te enfrentas a diario?

Imagino que, como en toda empresa global y de cierto tamaño, aquellos roles que tienen carácter global (como el nuestro) tienen una dificultad adicional, que es la de dar servicio a distintos tipos de clientes. Las necesidades entre distintos países y, a su vez, entre distintas unidades, o incluso las propias de un cliente individual frente a las de un institucional, es algo que conlleva una dificultad adicional y debes adaptarte a todas. La forma de conseguirlo es teniendo un proceso bien estructurado y llevarlo a cabo con mucha diligencia.

Dentro del proceso de selección, ¿qué tarea es la que consume la mayor parte de tu tiempo?

Es difícil generalizar porque depende mucho de cada caso. No es lo mismo analizar una estrategia semi-pasiva que una activa al igual que nada tiene que ver analizar gestores con estrategias alternativas frente a las tradicionales.

En cualquier caso, lo que sí que lleva tiempo es asegurarse de que, a la hora de comparar, estamos analizando estrategias similares porque, de lo contrario, la selección final estará sesgada y no será la correcta.

Otro tema que lleva mucho tiempo es el de entender de dónde vienen los resultados. Mucha gente asume o da por hecho que un gestor y su fondo es mejor que otros viendo la rentabilidad de un periodo concreto y a partir de ahí presuponen que seguirá siéndolo a futuro. Podría argumentarse que es comprensible, e incluso intuitivo, actuar así, pero el hecho es que las rentabilidades pasadas no sirven para predecir las futuras y una y otra vez los inversores cometen el error de extrapolar. La generación de alfa no sigue un patrón predecible y solo hay que observar los datos de persistencia de la industria para convencerse de que es así.

¿Cuáles son las premisas para elegir un buen fondo de inversión?

En primer lugar creo que es importante aclarar que elegimos gestores y no fondos. Son pocos los casos en los que el fondo es gestionado sin intervención humana de ningún tipo. Incluso las estrategias más cuantitativas que se rigen por modelos puramente sistemáticos tienen detrás un equipo humano que las ha diseñado. Aunque es la conjunción de muchos factores, voy a intentar ser breve y a sintetizarlo al máximo: el equipo gestor debe tener el conocimiento, la experiencia, los medios y un proceso de inversión bien estructurado para el fin que se le ha encomendado. Debe mostrar disciplina y hacer un uso razonable del riesgo. Preferiblemente debería existir una alineación de intereses entre el gestor y el inversor, bien en la forma de remunerarle o bien porque sea un co-inversor en el fondo.