Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Selector del mes – Juan Hernando de Morabanc

  • 22-12-2019

  • 5 minutos

Os presentamos a Juan Hernando, Head of Fund Selection en Morabanc. Juan Hernando es responsable de selección de fondos y gestor en Morabanc desde 2015. Previamente trabajó en Inversis donde fue responsable de análisis de fondos, así como en Banco Gallego y Thomson Reuters. Es Licenciado en Economía por la Universidad Autónoma de Madrid, Master en Dirección de Empresas (MBA) y tiene la certificación en inversiones alternativas CAIA.

Entrevista a Juan Hernando, Morabanc

¿Cuándo y cómo llegaste al sector financiero? ¿Tenías alguna otra vocación?

Tenía bastante ilusión por entrar en este sector desde muy pequeño, siempre me llamó mucho la atención. A los más jóvenes les sonará al Pleistoceno, y posiblemente lo es, pero empecé siguiendo la evolución de los mercados en el Teletexto.

Después con el paso de los años mi primer trabajo fue en Lipper, la filial de fondos de Reuters. Como suele ser habitual, no era un puesto vinculado con la gestión pero me incentivó mucho a seguir formándome y buscar una oportunidad que finalmente llegó en el departamento de Análisis y Gestión de Banco Gallego.

Si no estuviera en este mundillo, siempre he tenido en mente tener hoteles. Cada vez que viajo voy cogiendo ideas que implementaría en mi hotel ideal. Creo que si pudiera hacerlo y tuviera el presupuesto necesario, me quedaría fenomenal. Como es solo algo imaginario, me encantaría que fuera en alguna isla paradisíaca, por pedir que no quede. A veces, estas ilusiones se cumplen.

¿Qué es lo que menos te gusta de tu trabajo?

La parte más complicada es cuando los resultados no acompañan, ya sea por errores de asset allocation o de selección. Ahí pueden entrar las dudas y hacer sobre reaccionar en el peor momento. En cualquier caso, vaya bien o no, siempre es momento para reevaluar las posiciones y ver si tienen sentido o se pueden hacer cambios.

Tampoco es muy agradecida la parte operativa aun siendo consciente de lo importante que es. Sobre todo porque en ocasiones conlleva un consumo de tiempo excesivo y los posibles errores en esto pueden tener consecuencias nefastas.

¿Cuáles son tus aficiones? ¿Consigues desconectar?

Me encantan los deportes. Últimamente, y más aun viviendo en Andorra, estoy avanzando con el ski. Aquí lo tenemos perfecto para practicarlo.

Aparte soy muy aficionado a la lectura, tanto libros de mercados como de otro tipo. Y me engancho mucho a las series, ahora estoy acabando Peaky Blinders.

Otra de mis grandes aficiones es viajar, descubrir sitios nuevos, especialmente si es por vacaciones.

Intento desconectar aunque no siempre se consigue. No es raro estar en casa y consultar los cierres de EEUU o qué está pasando con las divisas a cualquier hora.

¿Qué ventajas tiene ser selector de fondos en Andorra?

La principal ventaja es que hay menos “ruido” de mercado. Estamos totalmente conectados con lo que pasa en el mercado pero tenemos bastantes menos reuniones con gestores o estrategas con lo que hay más tiempo para el análisis.

También podemos ser más selectivos en las reuniones que queremos tener, en la mayoría de las ocasiones a través de conference. Las gestoras nos dan muy buen acceso a través de esta vía.

¿Cuáles son tus secretos a la hora de seleccionar fondos?

Secretos hay pocos, no suele haber “atajos” en la selección de fondos. En mi opinión, hay que intentar ser metódico y reducir el uso de las emociones a la hora de elegir un fondo o de mantenerlo.

Ayuda mucho conocer bien la forma de gestión de los fondos y qué se puede esperar de ellos según el entorno de mercado que haya. Esto se puede intentar inferir con los números y con el seguimiento que se hace de los gestores a través de entrevistas o leyendo sus comunicaciones.

Asimismo, creo que ayuda el tener una visión general de mercado para tratar de detectar ideas que pueden tener sentido. Sin menospreciarlo en absoluto, pero es bueno no simplemente fijarse en los que mejores resultados han tenido.

¿Cuál es el principal criterio de un selector para sacar un fondo de la lista de compra?

Hay muchos. Los más intuitivos se dan cuando hay un cambio de gestor, especialmente si es más dependiente del gestor principal que del equipo o del modelo. También cuando hay un cambio significativo en la forma de gestionarlo.

Pero hay otros motivos, por ejemplo:

  • Cambios muy significativos de patrimonio, tanto al alza como a la baja porque dificultan la gestión. Las grandes entradas en determinados activos, si no se ponen limitaciones de entrada, pueden ser perjudiciales para la forma de gestionar.
  • Encontrar una alternativa que puede adaptarse mejor al mercado que se avecine aunque sea a costa de un gestor que nos haya dado buenos resultados. En ese caso no habría ningún motivo en contra de la gestión realizada pero se puede producir un cambio. Puede ser de asset allocation o de diferente sesgo dentro de una misma categoría.

¿Qué te puede hacer dudar de un gestor?

Un comportamiento del fondo que no sea el esperable. Habitualmente estas dudas ocurren en períodos de underperformance, aunque no siempre debería ser así, también deberían llamar la atención resultados muy por encima de los esperables en función de la forma de gestionar de un gestor.

Por ello, es tan importante saber cómo suele comportarse un fondo para gestionar las expectativas.

¿Qué opinión le merece el legado que nos ha dejado 2019?

Un año de mercado excelente en la mayoría de activos, sobre todo tras un final de 2018 pésimo. Posiblemente no todos los inversores han sido capaces de disfrutarlo por los posicionamientos defensivos que se hicieron a finales de 2018 y eso se observa en los flujos. Ha habido mucha incertidumbre entre intentar entrar en el mercado tras un inicio fulgurante en enero y febrero y los temores a posibles caídas por los riesgos geopolíticos.

Todo esto reafirma la importancia de tener a los clientes bien perfilados y actuar en consecuencia.

¿Qué activos crees que tendrán un mejor comportamiento en 2020?

Según nuestro escenario principal, pensamos que podría seguir teniendo sentido la inversión en renta variable apoyados en las políticas acomodaticias de los bancos centrales. En la parte de renta fija, la deuda corporativa parece que tiene más recorrido que la gubernamental, iríamos a segmentos como high yield o deuda emergente.

En todo caso, predecir el futuro es imposible y por eso nos parece más importante gestionar los posibles riesgos. Más que en activos concretos, creemos en carteras diversificadas y adecuadas al perfil inversor del cliente en cuanto a nivel de conocimientos, necesidades de liquidez y perfil de riesgo, lo que nos permite afrontar los posibles riesgos que podamos encontrarnos por el camino.

¿En qué pueden mejorar las gestoras en su relación con un selector?

En general, muy pocas quejas respecto al servicio de las gestoras que cada vez está más profesionalizado y donde con frecuencia se encuentra un nivel técnico elevadísimo en las contrapartidas.

Cuando mejor funciona es cuando la gestora sabe lo que necesita el selector, qué es lo que está buscando y el servicio es lo más personalizado posible. Cuanto mejor conoce la gestora a su cliente, mejor suele ser el servicio.

También hay que admitir que son muchas gestoras y es difícil gestionar el tiempo de forma eficiente.