Sell in may and go away: ¿es momento de vender?

  • 07-05-2019

  • 4 minutos

Sell in May and go Away

Si no quieren leerse el artículo les diría que este año SI. Pero si se lo leen podrán complementar el Buy In May And Hold Till Grey del año pasado con otra dicha de los mercados que podrán soltar en una cena con sus cuñados favoritos.

Hace poco recibía que de nuevo varias personas leían el artículo del 2018, lo que siempre sorprende siendo un artículo que yo creía temporal, es decir, que solo tendría vigencia durante ese año.

Si lo recuerdan habíamos tenido un primer susto en febrero, un amago de incremento de inflación y estábamos a las puertas de la escalada verbal de la guerra comercial de Trump.

Pero la realidad es que, aunque sí han pasado muchas cosas, el artículo en su mayor parte estaría vigente. Simplemente repitamos el mismo dibujo y ahora le cambiáis “weak dollar” por “strong dollar”; y “inflation” por “deflation”.

Las diferencias reales versus la situación de hace un año – obviando el cambio de la primera cifra de mis años – es que ahora la inflación no está ni se le espera (cuidadín cuando nadie descuenta un escenario), las crisis de emergentes ( Argentina, Venezuela o Turquía ) ahora parecen factores únicamente idiosincráticos y del Brexit y la guerra comercial de Trump estamos tan hartos de leer noticias que parecen agua pasada ( aunque justamente ayer Trump repetía un estilo de tweet que hacía tiempo no veíamos ). Las valoraciones en general en un punto parecido al del año pasado: Seguimos pensado que son altas en algunos estilos como “growth” que ahora están dominando el mercado en Europa y en Estados Unidos; en cambio en otros estilos como el “value” podemos como mínimo considerarlas en línea con su histórico. Quizás lo más importante aquí es poder seleccionar gestores activos que sepan encontrar buenas oportunidades más allá de la composición de los índices.

Pero ojo que estos 365 días no han pasado en valde y tenemos algo más de información. Como siempre de los datos macro podemos hacer lecturas muy distintas pero la realidad es que en Estados Unidos siguen fuertes y en Europa y China el margen de mejora es evidente. Pero a diferencia de hace 12 meses, los Bancos Centrales nos dicen que cuidadín con el crecimiento y que ellos estarán siempre aquí para ayudarnos, al mismo tiempo que las empresas están presentando generalmente bien – aunque como siempre ha habido algunas sorpresas negativas cómo Alphabet o Intel – pero quizás lo más importante es que también generalmente han sido mucho más cautos en lo que a las perspectivas de crecimiento se refiere.

Así que cautela, como casi siempre, pero ahora más que nunca. Los acontecimientos del último trimestre del 2018 seguro nos han servido para conocer mejor a nuestros clientes y es siempre más importante anticipar el riesgo que reaccionar al mismo.

¿Y respecto del patrón de vender en Mayo (más cuando los mercados están en cifras de rentabilidad que pocos esperaban hace algunos pocos meses)?

Cuando empecé en esto recuerdo que un banco de inversión me regaló el “Stock Trader’s Almanac”. Creo que es el mejor regalo que le podían hacer a un virgen estudiante de estadística. Cada día, basado en datos históricos y estadísticamente fiables, daban ideas de inversión. Era droga de la buena para mi mente. Pero lo que no entendí hasta al cabo de otros años es que la idea última era que la gente hiciese más “trading” del estrictamente necesario, que los bancos de inversión no regalan nada porque sí.

Hoy en día conozco varios fondos de inversión que se basan en análisis estacionales. De hecho, les ha ido en general mejor a ellos que a otros basados en “momentum” como muchos CTAs o fondos Market Neutral que han visto como los cambios de tendencias entre sectores y sobre todo entre estilos les han detraído mucha rentabilidad. No seré yo quien les diga como tienen que hacer las cosas, pero leía hace poco un estudio en Bloomberg que hablaba de los sesgos temporales, como el rallye de fin de año, o de fin de mes o de fin de semana.

Lo que comenta es que, aunque estadísticamente está probado que antes existían estos patrones, en las últimas décadas esta evidencia ha dejado de existir. Puede haber muchas razones, pero seguramente la más importante es que la mayoría de estos patrones tienen que ver con los sesgos conductuales de los inversores; y si estos inversores son substituidos cada vez en mayor medida por algoritmos sin sentimientos pues es más que evidente que estos sesgos dejen de ser tan importantes. Pero dicho esto, este mismo estudio también decía que el patrón de “Sell in May” aún podía considerarse como presente en los mercados.

Así pues mi humilde consejo es que cada uno tenga una estrategia clara, que no varíe en función de los tweets de Trump y por encima de todo que las carteras tengan el riesgo que el cliente pueda aceptar (el de verdad, no el que dice que acepta). Lo peor es actuar a posteriori del mercado.

Aunque las reglas de la inversión puedes ser infinitas y cada maestrillo tiene su librillo; si el año pasado os aconsejaba utilizar el Buy In May And Hold Till Grey creo que lo podemos complementar con Those Who Do Not Study History Are Condemned to Repeat Its Mistakes.

Así que disciplina, metodología y por encima de todo más disciplina.