Siguen incrementándose las tensiones comerciales

  • 09-08-2018

  • 1 minutos

Donald Trump vuelve a la carga. Washington ataca a China con aranceles adicionales de 16.000 millones de dólares, adicionalmente a los 34.000 millones del mes de julio. Se suponía que la implementación de estos últimos 16.000 millones debía revisarse antes de finales de mes, y justo una semana después ya los ha implementado.

La respuesta por parte de China, no se ha hecho de esperar. El Ministerio de Comercio chino anunció ayer que su respuesta será igual en medida y a partir del mismo día que los que imponga de EE.UU.

La Casa Blanca centrará esta nueva tanda de aranceles a la importación de aparatos electrónicos y semiconductores procedentes de China, mientras que el gigante asiático penalizará la importación de equipos químicos y médicos, como máquinas de rayos X, así como productos petrolíferos. Con estas medidas, ambas economías han elevado los aranceles en 50.000 millones de dólares, y reafirmando así que las tensiones no se reducen y no hay intenciones de ceder por ninguna de las partes.