Sostenibilidad del aceite de palma, por NN Investment Partners

  • 01-04-2019

  • 4 minutos

La gestora NN Investment Partners ha publicado recientemente su informe de inversión responsable. Hoy, desde RankiaPro vamos a exponer una de las engagement activities que tienen un impacto material en la sociedad y donde consideran que es posible lograr un cambio positivo. Estos temas se seleccionan con ayuda de las partes interesadas: clientes, empleados y otras partes interesadas externas. También examinan los riesgos materiales definidos por el Foro Económico Mundial y los ODS.

El aceite de palma es un aceite vegetal que se cultiva a partir de la palma de aceite, que crece principalmente en climas tropicales húmedos. Es muy barato de producir y se usa en una amplia gama de productos en todo el mundo, como alimentos empaquetados, cosméticos, productos de limpieza y productos para el cuidado personal. El aceite también se puede usar como biocombustible y se ha convertido en una opción de combustible verde para el transporte.

A través de sus inversiones, NNIP está expuesta al aceite de palma. Debido a la complejidad de la cadena de suministro, no consideran que la exclusión sea la respuesta y prefieren utilizar su influencia como inversor para mejorar los estándares en el sector.

El desafío

La lista de controversias asociadas con el aceite de palma es larga: la deforestación; contaminación del aire, suelo y agua; cambio climático; y efectos negativos para la salud. Estos problemas han sensibilizado sobre algunos de los problemas que enfrenta el sector, y muchas ONG se dirigen a las partes interesadas para mejorar los estándares ambientales y sociales.

  • Impacto medioambiental – El mayor impacto ambiental de la producción de aceite de palma es la deforestación a gran escala. Indonesia y Malasia producen alrededor del 90% del aceite de palma del mundo, y es crucial para sus economías. En estos países, existe una relación directa entre el aumento de las propiedades de palma aceitera y la deforestación. La tala para construír plantaciones destruye bosques, causando que elefantes, orangutanes, rinocerontes y tigres, por ejemplo, puedan perder su hábitat natural. Este proceso también reduce la calidad de los bosques y la tala y quema de árboles intensifica el cambio climático, mientras que la infraestructura adicional que requieren las plantaciones (molinos, caminos, viviendas de los trabajadores) conduce a una deforestación aún más intensa.

  • Impacto social – También hay grandes desafíos de derechos humanos asociados con la industria. Los derechos sobre la tierra no siempre son claros y las comunidades locales pueden reclamar derechos de propiedad. Sin embargo, algunos grupos se han visto obligados a abandonar sus tierras para permitir el desarrollo de plantaciones, creando conflictos entre empresas, comunidades y gobiernos. El trabajo de plantación también expone al sector a cuestiones laborales. Baja remuneración, precariedad laboral, definen muy bien el trabajo en el cultivo del aceite de palma. Las horas, los objetivos irrazonables, el trabajo forzado, sumadas a condiciones de servidumbre y trabajo infantil son comunes en el sector.

Aceite de palma sostenible

El aceite de palma es un producto popular. La cadena de suministro es larga y compleja, y los productores, laminadores, comerciantes, procesadores y minoristas a menudo son compañías diferentes. El aceite de palma crudo pasa por varias etapas de procesamiento y, debido a la falta general de transparencia en la etapa de la refinería, los productores y los molinos son en gran parte desconocidos e indetectables para los consumidores finales.

La Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible (RSPO) es un foro de múltiples partes interesadas que se ha convertido en el estándar mundialmente reconocido para el aceite de palma sostenible. Representa a toda la cadena de suministro y ha establecido un sistema de certificación para las diferentes partes interesadas para garantizar que el aceite de palma se produzca de manera sostenible y se negocie de forma transparente.

Engagement a lo largo de la cadena de valor

Nuestro enfoque preferido es el compromiso con todas las partes a lo largo de la cadena de suministro, desde los productores de aceite de palma hasta los minoristas.

NN IP es miembro del grupo de trabajo de PRI sobre aceite de palma sostenible. El grupo de trabajo se enfoca en los productores, comerciantes y procesadores de aceite de palma. Desde 2013, se ha comprometido con una lista de objetivos de 14 empresas, con el objetivo de mejorar la divulgación, las políticas y el rendimiento. Además, el grupo de trabajo también se involucra con otras partes de la cadena de suministro.

También se han comprometido recientemente con varios bancos regionales. Durante un viaje en noviembre de 2018, se reunieron con varios de ellos para aprender más sobre sus políticas de financiamiento actuales para el sector del aceite de palma y qué papel pueden desempeñar para mejorar los estándares.

NN IP ha establecido una serie de objetivos de participación alineados con la RSPO para productores, comerciantes y procesadores:

  • Mejorar la trazabilidad del aceite de palma, incluida la certificación para productores, comerciantes y procesadores.
  • Apoyar y respetar los derechos humanos y mejorar las normas laborales en las plantaciones de palma aceitera y su enfoque a la participación de la comunidad
  • Implementar prácticas agrícolas sostenibles: reducción de plaguicidas peligrosos, compromisos de cero deforestación, cero turba y conservación de los recursos naturales / biodiversidad.
  • Ayudar a los pequeños agricultores a desarrollarse para mejorar sus estándares y conocimientos.

Los resultados hasta ahora

Varias empresas con las que se han comprometido, han demostrado compromiso con la sostenibilidad y la mayoría ha establecido una política detallada sobre el aceite de palma. Colaboran con las principales empresas de plantaciones, como IOI, IJM y Genting Plantations. IOI ha implementado una política de sostenibilidad que incluye NDPE (no deforestación, no explotación) y se ha comprometido a no desarrollar áreas de alto valor de conservación.