¿Qué sucederá si el BCE suaviza los tipos?

  • 28-03-2019

  • 2 minutos

Si el BCE reduce la penalización a los bancos por tener depósitos en el organismo, las entidades de Europa central, especialmente de Alemania y Francia, serán las más beneficiadas, ya que cuentan con un gran exceso de liquidez. Sin embargo, el apoyo a la rentabilidad de los bancos sería marginal.

Por otro lado, los tipos de interés bajos o negativos sí afectan a la rentabilidad de los bancos a través de diferentes canales. En Europa ya llevamos muchos años con tipos bajos o negativos y no creemos que esto vaya a cambiar pronto, por lo que los bancos deberían construir sus estrategias en torno a un modelo de negocio que no requiera que los tipos de interés suban para ganar dinero. Esto significa trabajar en la eficiencia de costes y en la adecuada fijación de precios del riesgo de crédito.

No obstante, los bancos suelen quejarse del impacto negativo en sus ingresos, lo que es cierto

Pero, lo que a veces no mencionan es que los bajos tipos de interés les ayudan por el lado de la calidad de los activos: cuando hay que financiar un gran volumen de préstamos en mora, por ejemplo, los bajos tipos de interés hacen más fácil mantenerlos durante más tiempo.

Incluso cuando se venden NPLs (NPL Non-Perfoming Loans o préstamos inmobiliarios fallidos), el nivel de mercado de los tipos de interés determina las condiciones de financiación para los compradores y, por tanto, el precio que están dispuestos a pagar. Si los tipos de interés hubieran sido más elevados, los bancos españoles e italianos habrían tenido más dificultades para vender activos improductivos.

¿Y la deuda pública?

Otro aspecto que creo que no se discute lo suficiente es la sostenibilidad de la deuda pública. Italia y España tienen grandes saldos de deuda pública, y los bancos italianos y españoles siguen estando muy expuestos a su deuda soberana interna. Si los tipos fueran más elevados, los gobiernos tendrían más dificultades para mantenerse al día con respecto a sus deudas, lo que a su vez aumentaría el riesgo en las carteras de bonos de los bancos.